Patatas a la riojana Casa Toni San Vicente Sonsierra

Casa Toni, evolución creativa de la cocina tradicional riojana

Casa Toni siempre ha sido la referencia number one entre los restaurantes en San Vicente de la Sonsierra. Desde que yo tengo uso de razón, camino al notable castillo de esta pintoresca localidad riojana, siempre había mirado con envidia y curiosidad ese local en el que entraba y salía ‘gente de bien’. Sin considerarnos entre tal ilustre ‘rebaño’, hace poco decidimos comer en el restaurante Casa Toni. El objetivo no era otro que celebrar una fecha especial, verificar si los reconocimientos gastronómicos que atesora son acertados, y por último, comprobar si la cocina tradicional riojana ha evolucionado. ¿Nos acompañas calle Zumalacárregui arriba en esta difícil pero sabrosa tarea?

Casa Toni Restaurante San Vicente Sonsierra
Casa Toni, un clásico referente en La Rioja Alta

Un ‘clásico’ restaurante en San Vicente de la Sonsierra

Justo donde la cuesta al castillo de San Vicente de la Sonsierra empieza a empinarse de verdad, damos con este clásico restaurante riojano.

Casa Toni Restaurante San Vicente Sonsierra
Calles de la bella localidad de San Vicente de la Sonsierra

Al final de la calle, a mano izquierda, el primer espacio con el que topa el comensal ejerce de elegante gastrobar.

Casa Toni Restaurante San Vicente Sonsierra
Entrada al gastrobar

Moderno y colorido, dispone de una larga barra, con una buena selección de pintxos y vinos. La zona de barra viene engalanada con una especie de innovadora vinoteca donde ya se entrevé el celo con el que tratan el vino en esta casa.

Casa Toni Restaurante San Vicente Sonsierra
Espacio moderno y agradable, con bodega-vinoteca al fondo

Pasamos al comedor, de decoración actual y minimalista, con colores agradables y cómodo mobiliario.

Casa Toni Restaurante San Vicente Sonsierra
Cuadros muy evocadores

Dividido en dos espacios ciertamente diferenciados, nos sentamos en la mesa dispuestos a disfrutar de una nueva gastroexperiencia en La Rioja, algo que siempre es un auténtico placer.

Casa Toni Restaurante San Vicente Sonsierra
Decoración moderna

La disposición de las mesas y la mantelería van a la altura de un sitio de cierto nivel. Llama nuestra atención una gran mesa redonda sobre un cristal que anima a contar los corchos que hay bajo él. Ideal para una comida de grupo, para una larga sobremesa.

Casa Toni Restaurante San Vicente Sonsierra
Comedor y puesta en escena que invita al disfrute

La selección de platos de la carta llama la atención desde el minuto uno. Salta a la vista que no se trata de una carta de platos clásicos. Todos llevan algún toque diferenciador. Gran parte del mérito de la carta se lo llevan los apetecibles entrantes.

Casa Toni Restaurante Carta San Vicente Sonsierra
Una carta de entrantes la mar de apetecible

Significar que quizás esperábamos algo más de variedad en los segundos platos, alguna opción más atractiva a nivel de carnes. Somos conscientes que los pescados, exceptuando el bacalao, nunca serán un punto fuerte en la cocina riojana.

Casa Toni Restaurante San Vicente Sonsierra
Segundo espacio del comedor

Pasión por el mundo del vino

Estamos en un pueblo donde la Semana Santa y el vino son religión. Seas creyente o no, la carta de vinos de Casa Toni invita a soñar. Ante las múltiples referencias en blancos, tintos y rosados, con proliferación -como no- de vinos de la Rioja, es más que probable que tu fino paladar empiece a salivar. Cualquier winelover dedicará unos cuantos minutos a curiosear dicha carta. Es difícil elegir. El problema está en los precios de los vinos, que en algunos casos, y sin irnos a grandes vinos de autor, nos parecieron ilógicamente dispara(ta)dos.

Casa Toni Restaurante San Vicente Sonsierra
Carta de vino espectacular. Y cara.

Viña Ane Centenaria, vino blanco fermentado en barrica

Evitando las referencias con precios totalmente fuera de mercado, nos decantamos por probar el vino blanco estandarte de la bodega del Monge-Garbati.

Viña Ane Centenaria blanco fermentado barrica
Un vino blanco singular que combina 9 variedades de uva

Viña Ane Centenaria es un vino blanco fermentado en barrica que lleva nada más y nada menos que ¡9 variedades de uva diferentes!

Viña Ane Centenaria blanco fermentado barrica uvas
Vendimia ultra-seleccionada

Tenemos una historia de amor con Viña Ane, con el vino tinto de autor, desde que lo probamos por primera vez en La bodega de Rivas. Para rematar el mal de amores, casualidad habíamos probado este vino blanco en el gastrobar Cúbedo, en la plaza mayor de la localidad, un sitio con terraza muy recomendable para tomar un buen vino acompañado de algo para picar.

Gastrobar Cúbedo en San Vicente de la Sonsierra
Disfrutando de un Viña Ane en la plaza de San Vicente de la Sonsierra

Evolución natural y creativa de la cocina tradicional riojana

Con el vino elegido y bien servido, los caparrones de Anguiano parecen ser la mejor opción para que coma Izaro, muy dada a los platos de cuchara. Preguntamos si podría ser media ración -más que suficiente para una niña de 6 años-, pero nos dicen que no es posible, que vienen envasados en formato ración unitaria. Es una niña. Una pena. Mal empezamos con ese detalle. Menos mal que las penas se olvidan parcialmente con un rico aperitivo…

Casa Toni Restaurante San Vicente Sonsierra
Aperitivo en Restaurante Casa Toni

Este imprevisto hace que optemos por unas clásicas croquetas de la casa. Son caseras, con una masa perfectamente resuelta y con un sutil toque de jamón. Personalmente nunca pediría este plato en un restaurante de este calibre, pero los niños y las restricciones mandan. Ojo, están muy ricas.

Casa Toni Restaurante San Vicente Sonsierra
8 riquísima croquetas caseras

Tras ayudar en la faena con las croquetas, nosotros nos animamos con unas sardinas marinadas, rellenas de huevas de arenque con ajoblanco y helado de anchoa. Entrante para compartir, viene emplatado de forma minimalista e impecable. Excelente producto y juego de sabores. El plato parece no tener mucho misterio pero tendrá su aquel haber llegado hasta aquí. Sobresale, por diferente, el conseguido helado de anchoa, un frío detalle gourmet con profundo sabor a mar que despertará todos sus tus sentidos. Incluso Izaro probó el helado y dijo que sabía a anchoa. ¡Esta niña viene buena! 😉

Casa Toni Restaurante San Vicente Sonsierra
Sardinas marinadas, rellenas de huevas de arenque con ajoblanco y helado de anchoa

Deconstrucción de las clásicas patatas a la riojana

Amamos las patatas a la riojana. Hay producto e identidad en ellas. Las de toda la vida. Ahora, podemos decir que también amamos la crema de patatas a la riojana del restaurante Casa Toni. Este sabroso plato demuestra que el chef Jesús Sáez sigue basando gran parte de su propuesta culinaria en una creativa evolución de la cocina tradicional riojana.

Patatas a la riojana Casa Toni San Vicente Sonsierra
Crema de patatas a la riojana con espumas de piquillos y láminas crujientes de chorizo.

Un plato de cuchara de campeonato, ejemplo de innovación y sencillez. Láminas de chorizo crujiente, pimiento caramelizado, espuma de piquillos y por supuesto, crema de patata con bien de pimentón, que para algo estamos en La Rioja. Lo que viene siendo una exquisita deconstrucción de las patatas a la riojana de toda la vida. Amén.

Patatas a la riojana Casa Toni San Vicente Sonsierra
Un clásico plato de cuchara evolucionado

Este último entrante simboliza la cocina que nos gusta a nosotros. Introducir pequeños cambios y detalles en los platos sin olvidar las potentes raíces gastronómicas de la tierra. Porque de eso se trata, ¿no?

Casa Toni Restaurante San Vicente Sonsierra
Un rico bollo de pan por persona. ¿Será suficiente? 😉

Búsqueda de contrastes gastronómicos

Relamiéndonos con los entrantes, pasamos a degustar un entrante a modo de primer segundo plato. En primer lugar combinamos huerta con caza, con una ensalada de codorniz escabechada. Plato muy generoso, con varias codornices -de buena y sabrosa carne- sobre una ensalada base que adquiere un sabor realmente potente. La caza también tenía que estar presente por estos lares. Va en el ADN de los riojanos.

Casa Toni Restaurante San Vicente Sonsierra
Ensalada de codorniz escabechada

¿En cuántos restaurantes mediocres habéis visto platos que completan su descripción con el socorrido ‘mar y montaña’ como etiqueta engatusadora? Muchos, ¿verdad? En muchos casos, tal contraste gastronómico no funciona ni a patadas; ni de forma conjunta ni por separado. En Casa Toni, este tópico gastronómico  en clara decadencia vuelve a cobrar sentido, ¡vaya que sí! Su propuesta más atrevida de carnes y contrastes es la papapa de cerdo con salsa de mango, cúrcuma y kokotxas.

Casa Toni Restaurante San Vicente Sonsierra
Papapa de cerdo con salsa de mango, cúrcuma y kokotxas. Brutal.

Mon Dieu! Oh la la! Qué punto tan perfecto tiene la papada. En  corte perfecto y ración comedida, combina sabiamente la sabrosa carne con la parte grasa. Por supuesto, se come todo. Esto no es colesterol; esto se llama disfrutar de la vida con alimentos excelentes. Encima, y en claro contraste, una jugosa y gelatinosa oleada de mar en forma de tres kokotxas. Haz el favor de probarlo todo de forma conjunta. Por favor. Y qué bien acompañan este tipo de salsas frutales con predominio de mango, brindando un toque dulce que añade una tercera dimensión de contraste. Esto no puede ser mar y montaña, esto es Oceáno Pacífico y Annapurna. Vaya escalada gastronómica.

Casa Toni Restaurante San Vicente Sonsierra
Foodporn riojano, mar y montaña combinados como nunca.

Con los últimos sorbos de un Viña Ane blanco que aguanta sin problemas estos platos contundentes, llega la hora del postre.

Viña Ane Centenaria blanco fermentado barrica
Viña Ane, un vinazo de Bodega del Monge-Garbati

Dulce sorpresa en forma de postres muy elaborados

Nos quedamos con pena de probar su famoso ‘postre de cine‘, una de las especialidades de la casa no disponible en ese momento. Para otra ocasión.

Casa Toni chef Restaurante San Vicente Sonsierra carta precios
Jesús Sáez, chef del Restaurante Casa Toni

En su defecto, completamos el festín con un pastel meloso de queso fresco con toffee, frambuesa y galleta de leche condensada que nos recomienda Mariola, maître de Casa Toni. Huyendo de la burbuja de las tartas de queso, este postre se concentra de nuevo en sabores sencillos de la tierra: queso fresco templado, coronado por una teja (ríete tú de las de Tolosa) crujiente de leche condensada y un toque dulce de frambuesa. Perfecto para compartir entre los tres y no terminar excesivamente llenos.

Casa Toni Restaurante San Vicente Sonsierra
Pastel meloso de queso fresco con toffee, frambuesa y galleta de leche condensada

El espacio invita a disfrutar de una larga sobremesa al son de un rico café acompañado del dulce detallito que sirven. ¿Seguro que no queda vino?

Casa Toni Restaurante San Vicente Sonsierra
Café con dulces de la casa

Pero la vida sigue. La nuestra, y la del restaurante, que no deja de ser un negocio. La cuenta asciende a la nada desdeñable cantidad de 106,90 €. Un restaurante para ocasiones especiales, como especial  es su cocina.

Casa Toni Restaurante San Vicente Sonsierra carta precios
Un restaurante para ocasiones especiales

Referente gastronómico para comer en La Rioja Alta

Visto lo visto, y comido lo comido, se confirma que el restaurante Casa Toni en San Vicente de la Sonsierra es ese mismo espacio gastronómico reseñable y apetecible del que me habían hablado tan bien. Por algo consigue premios y renueva cada año reconocimientos gastronómicos y ‘pegatinas’ varias. Por si sirve o aporta algo de frescura al saturado panorama de las reviews de restaurantes, aquí nuestro humilde y muy personal punto de vista.

Casa Toni Restaurante San Vicente Sonsierra
¿La vajilla juega con las raíces?

A la par que el dulce transcurrir del río Ebro por La Rioja, la cocina tradicional riojana ha evolucionado, y no cabe duda que Casa Toni, con el chef Jesus Sáez a la cabeza, es una de las plazas gastronómicas en las que experimentar dicha noble y leal evolución. Sin olvidar sus raíces y mirando al futuro con optimismo, ganas de experimentar y de agradar al comensal, parece que el restaurante Casa Toni seguirá siendo por mucho tiempo un claro referente entre los restaurantes en San Vicente de la Sonsierra y en La Rioja Alta. Que así sea. Y que nosotros lo veamos y disfrutemos.


Valoración @Lonifasiko: 4,6/5


¿Conocías Casa Toni? ¿Sabes o recomiendas alguna otra opción para comer bien en La Rioja y en Rioja Alavesa? Estamos deseando descubrir nuevas opciones gastronómicas en la zona. Anímate a compartir tu experiencia a través de los comentarios, ¡muchas gracias!


Información práctica:

On egin!

Ah! No olvides que también puedes seguir nuestras aventuras a través de nuestros perfiles en Twitter, Facebook, Google+, Instagram y Pinterest. ¿Mucho estrés? Sí, nosotros también confiamos en que no aparezcan más redes sociales ;-).

Valora el artículo:

4 pensamientos sobre “Casa Toni, evolución creativa de la cocina tradicional riojana”

  1. Gracias Lonifasiko!! se agradece, y mucho, una guía espiritual para los indecisos…confiamos mucho en tu criterio, que nunca defrauda. La Rioja, territorio no demasiado conocido y a explorar!!

    1. Aupa Zigor! Nosotros también somos indecisos, hay mucha oferta gastronómica alrededor. Y como todo el mundo, cometemos errores y aciertos. Casa Toni es un ‘clásico’ de La Rioja Alta que queríamos probar desde hace tiempo, y por fin, hemos podido disfrutarlo hace poco. Hay cosas mejorables, pero en general, salimos muy contentos, y eso que no es nada barato. Y por favor, ponle remedio a eso de que no conoces demasiado La Rioja. Si vienes, sabes que tienes guía, virtual, y si me pilla por allí, con presencia física. Abrazo fuerte!

  2. Excelente crónica gastronómica, amigo Miguel. Disfruté hace unos siete u ocho años de las virtudes de este restaurante, coincidimos en la crema de patatas y da la casualidad de que fue el primer lugar en el que probé el Viña Ane… eso sí, en mi caso el tinto, que desde entonces es uno de mis vinos de cabecera y eso que yo soy muy de Rioja Alavesa, pero ya sabes, la Sonsierra, que en su día fue parte del Reyno de Navarra, no es Rioja Alavesa pero geográfica y geológicamente lo es, “terroir” incluido (creo que nos entendemos)

    En cuanto al tema de Izaro… qué razón tienes !! Tal vez sea cierto que los caparrones, al ser un plato que tienen que preparar con tiempo y congelar, estén envasados en formato de una ración (es una excusa razonable) pero al final tu hija se tuvo que conformar con lo que finalmente suele ser la única opción para los críos: fritanga o los socorridos spaghettis y lomo o pechuga. Es una pena que acudamos a un restaurante a vivir una buena experiencia gastronómica dejándonos una buena cantidad y que l@s crí@s tengan que comer un plato desequilibrado, o que tengan que comer como cuando comen (mal) en casa. El tema de los menús infantiles es algo en lo que no se profundiza por parte de la crítica y el periodismo gastronómico y, en mi opinión, es necesario un debate al respecto. Queremos que l@s crí@s coman bien, nos esforzamos en casa para que coman verduras, legumbres y pescado, para que aprendan a comer variado… y cuando vamos a un restaurante, en el menú infantil pasta o fritanga y carne con patatas fritas (más fritanga). Eso, o pagar raciones a precio de adulto.

    Los restaurantes no son conscientes de que esta política retrae a las parejas con hij@s de acudir a buenos locales. Pienso que la política del menú infantil está completamente equivocada. Al igual que muchos restaurantes han conseguido (algo impensable hace unos años) que su economía dependa del menú del día ofreciendo un menú sano y variado a un precio atractivo, empezarán a colgarse medallas los que ofrezcan un menú infantil barato (no superior en precio a 10 euros) con dos platos y postre, variado y compuesto de platos que sean una versión “mini” de los platos más representativos de su carta. Todo es una cuestión de voluntad y escandallo. Y además, es una apuesta de futuro. Por una parte, las familias se animarán a salir más, los críos y las crías conocerán más restaurantes y más platos… y su paladar se irá habituando a nuevas sensaciones que les crearán curiosidad gastronómica. Además, l@s crí@s tienen memoria de elefante y no olvidan los lugares en los que han recibido nuevas y agradables sensaciones… ¿Hay una mejor inversión para un restaurante que ir educando el paladar de l@s futuros gourmets que conformarán su clientela del mañana ???

    Tal vez, Miguel, deberíamos juntarnos y pensar en promover un debate y alguna que otra acción al respecto. Podría merecer la pena…

    1. Aupa Josema, eskerrik asko por tu súper comentario! Casualidades de la vida, yo tuve el honor de probar el Viña Ane tinto en otro templo de la zona, en la Bodega de Rivas, en Rivas de Tereso. A medio camino de estos dos restaurantes se sitúa la bodega que lo produce, con cuyo vino blanco hemos alucinado. El carácter que tiene el ‘terroir’ en esta margen izquierda del río Ebro (si miramos hacia Tortosa) que remonta hasta la Sierra Cantabria, está fuera de toda discusión.

      Respecto a tu profundo comentario sobre los tristes menús infantiles y las nulas opciones que presentan muchos restaurantes para los ‘txikis’ de la casa, no puedo estar más de acuerdo. Me da mucho ‘coraje’ -como dirían por el Sur- que mi hija tenga que acabar comiendo casi siempre unas croquetas, unos macarrones o una pechuga con patatas fritas. En algunas ocasiones, con suerte, acaba picando de nuestros entrantes y segundos platos, pero de alguna forma, te está condicionando qué pedir, y muchas veces, al restaurante no le hace ninguna gracia (y se nota) que alguien utilice un servicio de mesa para picar con los otros, sin pedir plato propio. Esto último es otra de las cosas de algunos restaurantes que nunca entenderé. Tener que andar diciendo casi con miedo que “la peque picará algo de nuestros platos”.

      ¿Por qué no servirle una mini-ración de caparrones de Anguiano? ¿O una media ración de la crema de patatas? ¿Y lo bien que hubiesen quedado? Porque claro, tampoco quiero sacarle un señor plato que cuesta 15-20 € a la niña, porque sé que no se lo va a terminar.

      Muchos restaurantes tienen esa asignatura pendiente con los peques de la casa, que como bien dices, se acuerdan perfectamente de dónde comieron bien o de dónde tuvieron un bonito detalle con ellos. Y al igual que les (intentamos) enseñar a comer bien en casa, los restaurantes también tienen muchísimo que decir en la educación alimentaria de los niños. Solo hace falta voluntad y creer firmemente en que con el tiempo, esos niños, con paladares educados y ávidos de experiencias más allá de los macarrones con tomate, se acabarán sentando en esa misma mesa y dejándose 50 € por barba. Eskerrik asko por sacar un tema tan importante a la luz. Habemus debate sí, y del gordo… Besarkada bat!

¡Enhorabuena por llegar hasta el final! Seguro que tienes algo que compartir, aportar o preguntar, ¿a que sí? Déjanos un comentario, ¡es gratis y puede ser de gran ayuda para otros!