blue eye albania fotos syri i kalter

Blue Eye, la misteriosa surgencia de la que mana el agua más pura de Albania

El sur de Albania es mucho más que las ruinas de Butrint y las masificadas playas de Ksamil. En la carretera de montaña que va desde Sarandë a Gjirokastër, entre frondosos bosques y montañas de media altura se esconde uno de los mayores tesoros naturales de Albania. La misteriosa surgencia de agua conocida como Blue Eye (Syri i kaltër en albanés) se ha convertido en los últimos años en una visita imprescindible en Albania, tanto por su belleza natural como por las leyendas y misterios varios que la alimentan. ¿Será para tanto? Viajemos a las entrañas de la tierra para comprobarlo y conocer todos los secretos del famoso ‘Ojo Azul’ de Albania.

blue eye albania fotos syri i kalter
The Blue Eye, una maravilla natural de Albania

Cómo llegar a Blue Eye: acceso en coche desde Sarandë, Ksamil o Gjirokastër

Poco más de 20 kilómetros separan este paraíso natural de la ciudad de Sarandë, urbe referencia del sur de Albania, punto y final de la Riviera Albanesa. Añade otros 15 kilómetros más si accedes desde la zona de Ksamil, meca del turismo de sol y playa que hace frontera con Grecia. Hay gente que incluso realiza la excursión desde la isla de Corfú.

blue eye albania fotos syri i kalter
Carretera entre Sarandë y Gjirokastër

En cualquier caso, es la divertida carretera SH99 que va desde Sarandë a Gjirokastër -pasando por la localidad de Muzinë y posteriormente por el puerto de montaña Muzina Pass- la que nos conduce entre tupidos bosques y paisajes de tonalidades verdes hasta el cruce de acceso al manantial Blue Eye en Albania.

blue eye albania fotos syri i kalter
La zona de Sarandë y Ksamil es el punto de acceso más habitual

Una notable señalización a pie de carretera nos indica que estamos ante uno de los principales lugares de interés de Albania. Eso sí, esto no quita que según tomemos el desvío, digamos adiós al asfalto y tengamos que saludar, muy a nuestro pesar, a una polvorienta pista de tierra y arena. Welcome to the real Albania!

blue eye albania fotos syri i kalter
Syri i kaltër es considerado ‘Monumento natural’ por las autoridades de Albania

Presa del río Bistricë y ticket de acceso a Blue Eye

Desde este cruce hasta el aparcamiento situado al lado de la surgencia hay algo más de 2 kilómetros. Entre una gran nube de polvo, sorteando baches con pericia y dando más botes que Pocholo en una noche de verano en Ibiza, se asciende por la pista en coche, topando enseguida con la presa artificial construida para aprovechar el enorme caudal del río Bistricë.

blue eye albania fotos syri i kalter
Presa sobre el río Bistricë

Allí, en un puesto de control con barrera con tintes comunistas, un buen hombre que apenas chapurrea inglés nos dará el alto y nos invitará a pagar el ticket de entrada a Blue Eye.

blue eye albania fotos syri i kalter
Puesto de control y venta de tickets de acceso

Da igual lo que le preguntes: está entrenado para decir y repetir, cual automata, ‘fifty leks‘ y ‘two kilometers‘. No hay más preguntas, señoría. Así pues, un simbólico pago de 50 lek por coche + 50 leks por persona adulta nos da licencia para cruzar el frente de la presa. En nuestro caso, como la peque no paga, el precio de la entrada a Blue Eye fue de 200 leks.

blue eye albania fotos syri i kalterblue eye albania fotos syri i kalter
Cartel que determina el precio de los tickets de acceso a Blue Eye

Teóricamente es una buena forma de controlar el acceso en coche a este enclave natural ubicado en las inmediaciones de la montaña Mali i Gjerë. Y queremos suponer que el poco dinero que recaudan con este canon de acceso está dirigido a sufragar o financiar diferentes trabajos de acondicionamiento que se realicen en la zona. Al menos eso es lo que esperamos, porque en nuestro caso, nadie nos dio un justificante o ticket de acceso, y esto nos hace malpensar que nuestra pequeña aportación fue directamente a uno de los bolsillos del guarda de la barrera. ¿Por qué decimos y denunciamos esto? Porque a la vuelta, con una nutrida fila de coches esperando acceder, nos fijamos que sí estaba dando tickets de entrada. Hablar inglés poco, pero pillín, un rato.

blue eye albania fotos syri i kalter
Cruzando la presa, ¡el único tramo de asfalto!

Pista de tierra en mal estado

La pista se vuelve cada vez más impracticable, directamente proporcional a nuestros nervios turísticos. Dudamos varias veces si aparcar el coche en una esquina y realizar el trayecto a pie.

blue eye albania fotos syri i kalter
Vista a ras de coche. En la foto no parece que está tan mal, pero lo está.

El calor y el polvo que levantan los coches con los que nos cruzamos nos quita rápidamente la idea de la cabeza. Nuestro coche de alquiler se retuerce como un jabato en cada curva y ‘primerazo’. El trayecto en coche por la pista no es complicado pero el piso está realmente mal. Con la paciencia de conducción racing al límite, decidimos aparcar el coche en un recodo a la sombra.

Nos bajamos del coche y caminamos cual forasteros por el Far South de Albania. A 200 metros topamos con el final de la pista, que desemboca en un concurrido aparcamiento dividido en dos espacios. Reímos por no llorar. Ley de Murphy Albania edition.

blue eye albania fotos syri i kalter
El último tramo de la infernal pista de tierra está mejor

Desde la cabecera de la presa no hay más de 2 kilómetros -infernales- hasta el aparcamiento de Blue Eye. Si amas tu propio coche, apárcalo y camina. El recorrido pica hacia arriba, siendo los mayores inconvenientes el calor, el terreno árido y el polvo que levanta el ir y venir continuo de los coches. Porque para ser una pista de tierra en estado lamentable, por el tráfico que tiene parece una autopista. Aquí se demuestra que uno no ama su coche tanto como lo predica :).

Visita imprescindible en el sur de Albania

Cruzamos el improvisado parking, repleto de coches, y topamos con un río que discurre entre altos árboles y cuya corriente y caudal llama mucho la atención. El curso inicial del río Bistrice baja muy pero que muy rápido.

Río Bistrice Albania
El curso paralelo del río Bistricë

Como no podía ser de otra manera, con una terraza estratégicamente situada sobre el río, a la fresca, hay un bar-restaurante para comer en Blue Eye, para calmar la sed y apetito de la gente que se anima a hacer turismo por el sur de Albania.

blue eye albania restaurant fotos syri i kalter
Restaurante Blue Eye, para comer junto al río.

Pensábamos que la ruta a Blue Eye exigía una mínima caminata, pero un letrero bien visible nos desmonta ipso facto nuestra fantasía senderista. ¿30 metros? ¿Really?

blue eye albania fotos syri i kalter
¿Estás de broma?

Cruzamos el torrente por un puente de madera y enfilamos un sendero por el bosque que se aproxima a otro curso de agua paralelo, más pausado que el anterior. Son los diferentes brazos y cursos de agua del río Bistricë, que se forma tras la unión de aguas subterráneas de diferentes surgencias de la zona. Entre la densa vegetación del enclave, resalta el color del agua de este afluente, suponemos que producto de los materiales y el terreno calcáreo de la zona.

blue eye albania fotos syri i kalter
Densa vegetación y aguas cristalinas

La surgencia de agua más bonita y pura de Albania

Se ve mucha gente al final del sendero. Un minuto basta para llegar a The Blue Eye, calificada como la surgencia de agua más bonita de todo Albania. Vamos, paseo más sencillo, imposible. No problem por tanto para visitar Blue Eye con niños, con gente mayor, etc.

blue eye albania fotos syri i kalter
Sendero apto para todo el mundo

Es el manantial de agua más famoso de Albania, y razones no le faltan. Lo mires por dónde lo mires, ese continuo surgir de agua ‘azulada’ hipnotiza a cualquiera.

blue eye albania fotos syri i kalter
The Blue Eye, the one and only

A día de hoy, y aunque parezca mentira, esta misteriosa surgencia kárstica continua sin ser explorada del todo. Profesionales y muy atrevidos espeleobuceadores han conseguido  luchar contra la corriente y adentrarse en este agujero del que se han explorado cerca de 40 metros de profundidad, pero nadie sabe con exactitud qué sorpresas adicionales podría deparar esta puerta natural hacia el más allá.

blue eye albania fotos syri i kalter
¿Una puerta al más allá?

No tiene que ser fácil bucear en la oscuridad, en un mundo desconocido, e ir contracorriente de un caudal de 7 metros cúbicos (7000 litros) por segundo aproximadamente. Palabras mayores el caudal del principal afluente del río Bistricë.

blue eye albania fotos syri i kalter
Un sitio natural con mucha magia

¿Por qué se le denomina ‘The Blue Eye’ (‘El Ojo Azul’)?

El nombre anglosajón de ‘The Blue Eye’ (¿por qué tenemos que poner nombres en inglés a todo?) le viene del tono azulado que toman las aguas desde la misma boca de la surgencia. Depende del ángulo de dónde lo mires, el fondo del agujero adquiere un tono de azul muy oscuro, cercano al negro, como si fuera la pupila de un ojo.

blue eye albania fotos syri i kalter
¿Ves el ojo?

En cambio, los materiales del subsuelo alrededor del agujero, hacen que diferentes tonalidades de azules se propaguen, como rayos, en diferentes direcciones, como si de un misterioso iris se tratara. Sí, ciertamente poético. Quizás se inventó aquí el famoso storytelling aplicado al turismo.

blue eye albania fotos syri i kalter
Colores azulados sacados de otro mundo

Significar que el agua fluye a 10º de temperatura constante, lo que no es óbice para que salgan inconscientes valientes -hasta debajo de las piedras- con ganas de bañarse e inmortalizar el momento en su cuenta de Instagram.

blue eye albania fotos syri i kalter
Hay mucho Michael Phelps en la zona

Creemos haber visto letreros que indicaban claramente que está prohibido bañarse en la boca de la surgencia, pero por lo que vimos en 15 minutos de visita, la gente no respeta nada. No queremos dar ideas, pero vimos a gente saltar a la boca de la surgencia desde el mirador de madera situado sobre el propio agujero, siendo devueltos por la corriente a la faz de la Tierra en cuestión de microsegundos. Lo dicho: inconscientes que se saltan las normas de un enclave natural a la torera.

blue eye albania fotos syri i kalter
¿’El mirador de los selfies’? Hay gente que salta desde aquí… :-S

Suponemos que es el morbo y la adrenalina de zambullirse en un mundo oscuro y desconocido. Hay gente más discreta que se baña aguas abajo, donde el flujo de agua toma rápidamente cuerpo y forma; o quien se atreve a meter los pies en la poza de gélidas aguas que se forma en las inmediaciones de la surgencia. El caso es hacerse la foto de rigor, ¿verdad?

blue eye albania fotos syri i kalter
Acabarán prohibiendo y multando el baño

Curiosidades que agrandan el misterio y la leyenda del manantial Syri i kaltër

Así de sencilla y rápida es la visita a este enclave natural convertido en lugar de culto turístico en todo viaje por Albania que se precie.

blue eye albania fotos syri i kalter
Un ‘must’ de Albania

Desde luego, el rincón natural es curioso, la vegetación y frondosidad de la zona son exuberantes, y también contribuyen a ese halo de misterio las diferentes leyendas que han surgido -valga la redundancia- en torno a esta surgencia:

  • Se rumorea que durante la época comunista, el acceso a Syri i kaltër estaba solo permitido a las altas esferas del régimen comunista, junto a familiares y simpatizantes. Al parecer, solo la ‘élite’ podía disfrutar y bañarse en exclusiva en estas aguas de extrema pureza.
  • La corriente de la surgencia es tan fuerte que no cualquier buceador puede adentrarse en el pozo. Se requiere de mucha experiencia, destreza y saber estar. Se dice que el primer ‘buzo’ que intentó explorar la cavidad salió asombrado por la fuerza de la corriente en el interior de la cavidad, lo que le obligaba a sujetar fuertemente la máscara de buceo con las manos, para no ser despojado de ella.
  • En 2004, cuando una empresa realizaba un estudio para intentar aprovechar y explotar estas preciadas aguas subterráneas, el agua dejó de manar, durante varios días, de la surgencia de Blue Eye, quedando la cavidad y la poza completamente seca. ¿Casualidad? ¿Un aviso desde el más allá? Who knows…
blue eye albania fotos syri i kalter
Un rincón lleno de leyendas y misterios

Que en 2017 la surgencia kárstica siga sin ser explorada del todo ya es una leyenda en sí mismo. Todo parece indicar que Blue Eye no quiere intrusos en sus entrañas, indagando en sus secretos más ocultos.

blue eye albania fotos syri i kalter
Ese azul oscuro misterioso…

Turismo responsable para preservar un enclave natural único y frágil

Nos sorprendió -negativamente- la cantidad de turistas que habían venido a visitar Blue Eye. Era pronto por la mañana pero había ya mucha gente, y mucho coche, en la zona. Y vistos los coches que dejamos en la cola a la vuelta, apostados en la barrera de entrada, suponemos que durante el día, y por la tarde, la cosa irá a peor.

blue eye albania fotos syri i kalter
Mucha gente desde primera hora de la mañana

Había que hacer cola para sacarse la foto junto a la cavidad. También estaba complicado hacerse un ‘selfie’ sin gente en el balcón de madera del nivel superior, desde donde se tiene la mejor visión del colorido manantial. Es verdad que no hay mucho espacio y que un traspiés te envía al infierno pozo de aguas gélidas, pero dada su fácil accesibilidad, se percibe que este sitio puede correr serio peligro si no se controla un poco más el acceso al mismo y el civismo de la gente.

blue eye albania fotos syri i kalter
El improvisado ‘mirador’ sobre la surgencia

Dado el auge que empieza a tener como atracción turística, consideramos fundamental que sean algo más estrictos con la regulación y afluencia de gente en la zona: a nivel de acceso en coche, la venta de entradas y el objetivo al que se destina el dinero recaudado, cumplimiento de las normas de comportamiento cívico que prohíben tirar basura, bañarse, etc. No podemos olvidar que estamos en un enclave natural que posee una rica y variada biodiversidad, tanto a nivel de plantas como de animales.

blue eye albania fotos syri i kalter
Comportémonos cívicamente y conservemos estos rincones naturales

¿Y si un buen día Syri i kaltër se cansara del turismo de masas y decidiera dejar de manar el agua más pura de Albania, secarse para siempre, como dicen que ya ocurrió hace años? Por un turismo responsable. Porque The Blue Eye en Albania siga hipnotizando con su gélida y misteriosa mirada azul a turistas responsables venidos de diferentes rincones del mundo. Sean ‘rojos’ o no ;).

Información práctica:

Saludos!

Ah! No olvides que también puedes seguir nuestras aventuras a través de nuestros perfiles en Twitter, Facebook, Google+, Instagram y Pinterest. ¿Mucho estrés? Sí, nosotros también confiamos en que no aparezcan más redes sociales ;-).

Valora el artículo:

¡Enhorabuena por llegar hasta el final! Seguro que tienes algo que compartir, aportar o preguntar, ¿a que sí? Déjanos un comentario, ¡es gratis y puede ser de gran ayuda para otros!