Cuadros de mujeres desnudas

Museo del Maestro Palmero, ese gran pintor del que no te hablaron en el instituto

Cuando alguien te dice que vas a visitar el Museo Palmero, en Almodóvar del Campo (de Calatrava), son dos las cosas que rápidamente asolan tu cabeza: ¿Iré a visitar un museo botánico donde predominan las palmeras? ¿Será un museo dónde me van a enseñar a tocar las palmas? No te avergüences, lo hemos pensando cientos miles de personas inteligentes como tú y yo. Es un razonamiento hasta cierto punto lógico, aunque algo irracional sabiendo que estás en pleno Edén de la Mancha.

Quién sabe, quizás haya palmeras en esta zona de Ciudad Real. O quizás, por la cercanía geográfica de la comarca del Valle de Alcudia y Sierra Madrona con Andalucía, este reducto manchego conserva el Santo Grial con el que aprender a tocar las palmas mejor que nadie. ¡Basta ya de elucubraciones! Crucemos la entrada al Museo Palmero y comprobemos de qué se trata en primera persona. ¡Adelante, Maestro!Qué ver en Almodóvar del Campo: Museo Palmero

Alfredo Palmero, pintor y Maestro en el Edén de la Mancha

Hay gente que nace con estrella, otros que nacen estrellados, y otros que tienden a buscar el camino hacia las estrellas, sean reales o imaginarias. El caso del pintor Alfredo Palmero de Gregorio, también conocido como Maestro Palmero, es una extraña combinación de estas tres casualidades y causalidades de la vida.

Alfredo Palmero nace con estrella, en una familia “de bien”, con una base artística y creativa innata; nace además en un sitio especial: Almodóvar del Campo es el segundo término municipal con mayor extensión de España, ahí es nada. Estas tierras de Castilla-La Mancha, que poco tienen de manchegas, serán su gran fuente de inspiración a lo largo de toda su vida.

Almodóvar del Campo en Ciudad Real
El segundo municipio más extenso de España

Abandonará estas tierras por compromisos laborales y artísticos en diferentes ocasiones a lo largo de su azarosa vida, pero siempre mantendrá un apego especial hacia sus raíces, sus orígenes.

La que fue su casa, la casa de su familia, una antigua y señorial casa-bodega en el centro de Almodóvar, se ha convertido hoy en museo. Es un sencillo espacio que permite a través de diferentes salas, realizar un recorrido pictórico-artístico, salpicado de curiosas anécdotas, por la vida llena de altibajos de este peculiar pintor. ¿A que a ti tampoco te hablaron del Maestro Palmero en el instituto? Una pena :(. Vamos a tratar de corregir ese gran error educativo en este artículo, nunca es tarde para aprender.

Paleta de pintor Alfredo Palmero
La pintura y el arte de la obsesión

Visita al Museo Palmero en Almodóvar del Campo

La visita al Museo Palmero se puede realizar por libre, pero si no eres experto en pintores españoles, aficionado al arte en general, ni conoces la vida de Alfredo Palmero, te recomendamos encarecidamente que realices una visita guiada con la gente de Descubre Alcudia. Maria José y Yolanda hicieron que mi interés en torno a la misteriosa figura e historia del Maestro Palmero se haya tornado en algo que roza lo obsesivo, lo impulsivo; él lo era, yo no iba a ser menos.

Colección de arte del Museo Palmero
Un sinfín de detalles, no sólo cuadros y pinturas, salpican el museo

Se entra al museo a través de una bella puerta de postigo, por donde antiguamente se daba entrada a la uva recién vendimiada ¿Sabes que Almodóvar de Campo contaba en el siglo XX con más de 50 bodegas? Ya en la entrada, se aprecian un sinfín de pequeños detalles que irán sucediéndose a lo largo de la visita al Museo Palmero.

Antigua tinaja de vino en Museo Palmero
Antes el vino no se conservaba en barricas de madera …

Además de pintor, Alfredo Palmero amaba su tierra, y tenía la buena costumbre de ir coleccionando diferentes objetos que le llamaban la atención. Desde enormes vasijas hasta vestigios de origen romano. ¿Serán de la cercana ciudad romana de Sisapo?

Vestigios romanos de Sisapo en el Museo Palmero
Patrimonio de origen incierto. Alfredo Palmero era un gran coleccionista

La visita recorre diferentes estancias de la casa, donde Maria José y Yolanda, de forma alterna, pero siempre amena y divertida, van contando las rocambolescas anécdotas de este almovodeño que se convertiría en hijo pródigo del municipio. Alfredo Palmero comenzó a “dar guerra” desde pequeño; desafiando a su familia, que quería hacerle telégrafo, con 12 años espetó que quería ser pintor. No fue una pregunta en busca de aprobación familiar, fue una decisión nada infantil, todo lo contrario. Olé tus huevos cuadros, Maestro!

Alfredo Palmero, autoretrato
Autoretratarse con sombrero, señal de clase

Maestro Palmero: Artista joven y rebelde, pintor generoso e impulsivo

Pinta desde bien joven, y pinta donde puede, dónde y cuándo le dejan. El desafío a la familia queda plasmado con la oportunidad de ir a estudiar a Madrid, donde será alumno de Sorolla. La creatividad de aquel mozo manchego era evidente, pero ésta explota cuando “descubre” los colores, una evidencia artística que le trae un amigo suyo de Navarra. Los cuadros de Palmero, un Maestro en ciernes, empiezan a cobrar vida.

Familia de Alfredo Maestro Palmero
Sentirte vigilado por el ‘Clan Palmero’

A pesar de no ser de una familia pobre, la vida de Alfredo Palmero no fue fácil, y pasó épocas malas. Los lienzos eran caros, pintar era caro. Las ansias por pintar y la explosión de creatividad del joven Palmero necesitaba ser liberada en su momento exacto, y si ese tsunami artístico no encontraba el canal adecuado, léase un lienzo, Don Alfredo buscaba canales alternativos. ¿Dónde? Lienzos por las dos caras, puertas, ventanas… El dónde es lo de menos, lo que importa es el qué, y el cómo.

Se ha calificado siempre a Alfredo Palmero como un artista generoso, un artista que era muy amigo de sus amigos. Amigos a los que invitaba a su casa, un edificio que ha visto el ir y venir espléndido de mucha gente de clase social media-alta.

La visita por el museo conduce a lo que era la antigua bodega de la casa. En el siglo pasado no había barricas, lo típico era que las casas tuvieran tinajas donde se almacenaba el vino a consumir por la familia durante el año. Esta casa-bodega no iba a ser menos. Una bodega peculiar, que el artista no tardó en decorar y pintar a su gusto y antojo.

Decoración de bodega del Museo Palmero
Si hay que pintar las botellas, ¡se pintan!

Estamos convencidos que el vino, los buenos momentos con amigos (y amigas), y la creatividad fueron de la mano en muchos aspectos de la vida de Palmero. Se nota en el ambiente especial que se respira en esta coqueta bodega, hoy de aires vintage. Dicen que estas tinajas valen más por lo que callan que por lo que hablan y cuentan al visitante.

Visitar Museo Palmero: Bodega
Sitio ideal para orgías (creativas), donde las ideas y el vino fluyen sin rigor

La siguiente sala del museo muestra algunas de las creaciones más famosas del pintor, que influenciado por Renoir, combinó diferentes estilos pictóricos, entre los que destacan el impresionismo y el hiper-realismo. Obsesivo como pocos, se percibe su obsesión por los arlequines y los caballos blancos sobre fondo azul.

Obra de Alfredo Palmero nieto
El nieto sigue las obsesiones de su abuelo y maestro

Obsesión artística entre arlequines, caballos, meninas y mujeres

Dicen que el azul es uno de los colores más difíciles, y por tanto, menos utilizados, por los pintores. Pues nada, ahí estaba el ya Maestro Palmero para ir a contracorriente, pintando angelicales y bellos caballos blancos sobre misteriosos fondos azules.

Caballos blancos sobre fondo azul
Una de las especialidades y obsesiones del Maestro Palmero

Los considerados grandes pintores de la época tenían a su total disposición caballos para ser pintados; normalmente muertos, para que estuvieran quietos, de ahí que siempre se pintaran caballos muy voluminosos, probablemente hinchados por inicio de la descomposición del cuerpo. Alfredo Palmero nunca tuvo caballo propio, ni caballos modelo, pero los pintaba mejor que nadie, con un sobresaliente realismo. Detalles de un gran genio.

Caballos y el Maestro Alfredo Palmero
Caballos, una de sus obsesiones

Otro de los desafíos sonados de Alfredo Palmero, un nuevo desplante hacia su familia, fue el de casarse con una mujer de clase social más baja que la de él. Una mujer muy bella, de la que se enamoró perdidamente, y a quien educó y proporcionó estudios, por el “qué dirán”. Es triste que hoy en día tengamos que hablar de esta forma, pero eran otras épocas, afortunadamente.

Obra del pintor Alfredo Palmero
Una mujer bella, se enamoró de ella perdídamente

Ella le acompañará con clase y estilo en la ajetreada vida social y cultural que vivirá Alfredo Palmero en ciudades como Madrid, Ciudad Real  o Barcelona. Impartirá clases en algunas de estas ciudades, donde no podrá evitar la tentación de retratar a sus alumnos. Alumnos retratados por el Maestro, nunca mejor dicho.

Alumnos del Maestro Palmero
Alumnos retratados por el Maestro, nunca mejor dicho

Los hijos de Alfredo Palmero no heredaron la afición por la pintura de su padre, pero sí lo hizo un nieto, también llamado Alfredo Palmero, cuyas obras de meninas y arlequines parecen dar continuidad a algunas de las obsesiones del eterno abuelo, defensor acérrimo de las tradiciones y costumbres del Valle de Alcudia.

Obsesiones de Alfredo Palmero
Meninas y arlequines, obsesiones del nieto de Alfredo Palmero

Pintar un cuadro en una hora y pintar a los 183 personajes de la obra El Quijote, fueron otras de las numerosas anécdotas, extravagancias y hazañas artísticas que convirtieron a Alfredo Palmero en el conocido Maestro Palmero.

Reconocimiento tardío entre los pintores españoles del siglo XX

Es una pena que un pintor de sus características y trayectoria tuviera un reconocimiento popular tardío hacia su obra. Su época de mayor éxito llegó a finales del siglo XX, en la década de los 70 y 80. Murió en 1991.

Este museo sirve por tanto como pequeño centro de homenaje a un pintor que lo dio todo por la pintura, sin olvidarse de su pueblo, de su tierra.

Museo Palmero de Almodóvar del Campo: Pinturas tradicionales
Un pintor comprometido con su tierra y sus tradiciones

En la sala del piso de arriba, el visitante puede fantasear con lo que era el día a día del Maestro. Éste era su taller de pintura.

Taller de pintura del Maestro Palmero
Aires creativos en la sala

Allí están sus herramientas de trabajo, sus carboncillos y pinceles, su paleta de pintura, sus ropas, y una extensa colección de cuadros de gran tamaño.

Cuadros del Museo Palmero en Almodóvar del Campo
La alta sociedad madrileña. En primera fila, entre las “chicas”, una de ellas destaca

Entre todos los cuadros, hay uno que llama poderosamente la mi atención. Bueno, en realidad, una mujer llama poderosamente la mi atención. La habéis visto, ¿verdad? Es perfectamente bella, diferente al resto. Esa mujer tiene luz, y según nos cuentan en la visita guiada con Descubre Alcudia, el Maestro Palmero (¿quién adivina dónde está en el cuadro?) se encarga de darle todavía más luz, mientras que el resto de personajes de la escena, de la alta sociedad madrileña, aparecen en tonos más oscuros, incluso en la sombra. ¿Quién será esta bella mujer? ¿Otra obsesión del Maestro Palmero? Who knows…

Obsesiones de Alfredo Maestro Palmero
La representación pictórica de la belleza

En su hábitat y taller de pintura, es más que evidente la inspiración que la mujer ejercía en muchas de sus obras. Más allá de corrientes artísticas, arlequines, meninas, caballos y mujeres, se erigen como cuatro de sus grandes pasiones y pilares pictóricos.

Pinturas de mujeres desnudas
La mujer, uno de sus pilares pictóricos. ¿Inspiración, obsesión, o ambas?

Nos cuentan que los pintores que se hacen autorretratos, tienden a pintarse a sí mismos con un sombrero; es señal de clase, de tener cierto nivel. Yo, sin tener ni idea de pintura, sólo puedo decir que me quito y le regalo, valga la redundancia, el sombrero a este gran pintor del que no me hablaron en el instituto (¿por qué?), pero cuya historia y vida azarosa, además de su obra por supuesto, ha calado en mí muy hondo. Hablo muy en serio.

Libro de firmas del Museo Palmero
Dejar feedback es importante, siempre

Por la misma regla de tres, digo afirmo muy seriamente que el qué ver en Almodóvar del Campo tiene nombre y apellidos, y se llama Museo Palmero, un sencillo museo que honra la vida y obra del genio y pintor Alfredo Palmero.

Estas sensaciones se obtiene cuando hay buena materia prima artística y cuando te cuentan las cosas de forma amena y cercana, con una sonrisa permanente en la boca, evocando sueños y preguntas en el visitante. Ya podían aprender algunos maestrillos de colegios e institutos.

Porque pintar es un arte, ¡gracias por todo Maestro Palmero! Porque contar historias también lo es, gracias Maria José y Yolanda, ¡Maestras!

Visita guiada al Museo Palmero con Descubre Alcudia
Mejor visitar este museo con alguien que te explique bien las historias y anécdotas

Gracias a la Asociación para el Desarrollo Sostenible del Valle de Alcudia y Sierra Madrona por brindarnos la oportunidad de conocer el Museo Palmero y otros numeroso atractivos turísticos de lo que sin duda es el Edén de la Mancha.


Información práctica:

SaludoX!

Ah! No olvides que también puedes seguir nuestras aventuras a través de nuestros perfiles en Twitter, Facebook, Google+, Instagram y Pinterest. ¿Mucho estrés? Sí, nosotros también confiamos en que no aparezcan más redes sociales ;-).

Valora el artículo:

8 pensamientos sobre “Museo del Maestro Palmero, ese gran pintor del que no te hablaron en el instituto”

  1. Hola me llamo Juan y tengo un cuadro del maestro palmero es un olio sobre lienzo que esta inspirado en una famosa calle de Paris con personas andando por la calle un coche de la epoca aparcado en la calle y un carruaje de dos caballos mi pregunta es la siguiente me podrian autentificar el cuadro la familia del pintor para poder venderlo ya que mi familia lo compro en 1983 al maestro y les costo entonces cuatro millones de pesetas y como han pasado 33 años de su compra y casi 26 àños del fallecimiento del maestro palmero me han informado que cada año que ha pasado mas se revaloriza el cuadro y no me gustaria mal vender el cuadro me gustaria que me lo vendiera alli en su tierra natal mi tlfo.es 630719580 si me pueden informar de lo que quiero hacer y si no llamare yo al museo para pedir la informacon. …… Muchas gracias un saludo

  2. Olá, bom dia, poderiam me passar alguma informação sobre a obra do professor Palmero, intitulada por LA DANCE.

    1. Hola Paulo! Muchas gracias por tu comentario y consulta, pero siento decirte que en este artículo y web de viajes y gastronomía no disponemos de más información sobre la obra señalada. Te animamos a contactar directamente con el museo o con la sección de turismo del ayuntamiento de Almodóvar del Campo a través de su página web. Gracias y saludos!

¡Enhorabuena por llegar hasta el final! Seguro que tienes algo que compartir, aportar o preguntar, ¿a que sí? Déjanos un comentario, ¡es gratis y puede ser de gran ayuda para otros!