Cordero lechal asado

Errota Berri, comer como un auténtico “tripontzi” en pleno Geoparkea

Nunca antes un cruce de la mítica N-634 condujo a nadie a un sitio tan escondido, tan poco conocido y donde se coma tan bien. Allí, tras descender vertiginosamente por una estrecha carretera cual trampolín de esquí, el asfalto termina en una explanada junto al típico caserío vasco renovado, ahora convertido en una bonita casa rural y  restaurante asador.

El lugar donde vamos a comer hoy se llama Errota Berri (“molino nuevo” en euskera), un sitio que cuida con especial mimo el producto local, y que a su vez ofrece el servicio de alojamiento y casa rural en Geoparkea, Geoparque de la Costa Vasca. ¿Aparcamos y entramos, a ver qué nos cuenta y ofrece Patxi hoy?

Dónde comer en Geoparkea
Bar, restaurante y casa rural, ¿quién da más?

Restaurante y casa rural en el corazón de Geoparkea

Hemos cambiado de opinión. Es pronto para comer, por lo que antes de entrar, y después de haber realizado un paseo hasta Sakoneta con niños, nos vamos a sentar en las mesas de la terraza de Errota Berri. Sedientos, una buena cerveza y un pintxo de chorizo cocido de campeonato (y económico) nos alegran el día, y dejan entrever lo que nos vamos a encontrar a posteriori en este alojamiento en Geoparkea.

Mejor pintxo de chorizo
Pintxo de txorizo, el aperitivo feliz para cualquier vasco

Una sesión express de parque infantil, en el merendero inmediatamente al lado del asador, para la peque de la casa, y entramos a comer en la casa rural Errota Berri.

Alojamientos y casas rurales en Geoparkea - Geoparque de la Costa Vasca
Casa rural en pleno Geoparque de la Costa Vasca

Veníamos con un objetivo bastante claro, que no era otro que degustar el menú Tripontziak que han promovido desde Debabarrena Turismo en diversos establecimientos de la comarca de Debabarrena durante la primera quincena de Diciembre. Era la excusa perfecta para conocer el restaurante asador Errota Berri, tan cerca y a la vez tan lejos.

Menú Tripontziak en Debabarrena
Nos ha gustado mucho la iniciativa #Tripontziak

Tras pasar por la zona de barra de bar, nos sentamos en el primer comedor de los dos que tiene la casa rural. El segundo es algo más nuevo y moderno, está decorado en tonos suaves. No importa, nos sentimos muy cómodos en este ambiente rústico, de casa rural, con mantelería tradicional, mucha madera, y con una espléndida chimenea con fuego bajo.

Comer con la familia
Decoración rústica y clásica

El típico sitio en el que te apetece alargar la sobremesa contando las batallitas de tu último gran viaje.

Localización y cómo llegar a Errota Berri en Itziar-Deba
Precaución en el cruce, conviene indicar con intermitentes con antelación

Menú Tripontziak: Mimo por el producto local en la gastronomía de Debabarrena

Nos atiende cercana y exquisitamente Patxi Garate, dueño de Errota Berri, a quien sólo le tenemos que pedir la bebida, porque como os adelantábamos, hoy queríamos dar buena cuenta de la iniciativa gastronómica Tripontziak, donde cada restaurante participante, ofrece un menú al más que competitivo precio de 25 €/persona, incluyendo bebida y postre.

Los guiños al producto local se empiezan a notar desde el minuto cero. Pedimos txakoli, y tenemos la suerte de degustar el txakoli Flysch, bien frío. Riquísimo txakoli made in Debabarrena, amparado bajo la D.O. Getariako Txakolina, muy fino y con buena “txinparta“.

Txakoli flysch txakolina
Made in Debabarrena, dentro de la D.O. Getariako Txakolina

Comenzamos la fiesta con los entrantes que componen el menú Tripontziak, que serán en este caso tres, para compartir. El primer acierto lleva por nombre puding de cabracho o itsas-kabra (como decimos aquí). Una ración generosa de puding con un fino sabor a pescado, y una excelente textura. Miguel, sin ser muy amigo de los pudings de pescado, comenta que está muy rico.

Puding de pescado (cabracho)
Muy fino el sabor de la itsas-kabra

El segundo entrante no se queda atrás, ni en calidad ni en generosidad. Dos trozos bien hermosos de pastel tibio de puerros nos saludan en la mesa. A la debida temperatura tibia, el sabor del puerro sobresale por encima del hojaldre. ¡No te cebes con el hojaldre que luego no me comes el segundo plato, niño!

Hojaldre puerros
Tibio, a la temperatura perfecta

La contundencia de la gastroexperiencia va aumentando por momentos. Vemos que un plato a rebosar de fritos variados caseros se dirige hacia nosotros de la mano del servicial y amable Patxi. ¿En serio que luego hay segundos platos?

Croquetas caseras
Un entrante muy vasco

Croquetas caseras mundiales, donde se nota buena mano en la masa. Un par de tigres (¡hace cuánto no comíamos tigres!), riquísimos, completan la fiesta de los fritos caseros. Menos mal que con este plato nos ayuda Izaro, quien disfruta de lo lindo con este entrante.

Croquetas caseras: cómo hacer una buena masa casera
Un entrante sencillo, de los de hincarle el tenedor fácil 😉

Cordero lechal “kilómetro cero”

Pues sí, parece que hay segundos. Ni se te ocurra decirle a Patxi que estás lleno. Come y calla, tripontzi!

En cazuela de barro y por la vertiente derecha de la mesa, una estupenda merluza en salsa hace acto de presencia en el espacio gastronómico asignado a Laura. Es una señora tajada, acompañada de varias almejas y una salsa que invita a acabar con todo el arsenal de pan de los caseríos de Itziar. Personalmente somos más de pescados a la plancha, con un pequeño sofrito de ajos, ajilimojili y listo, aunque bueno, nunca viene mal cambiar de tercio gastronómico. Imposible terminar este plato. So sorry, Patxi.

Merluza en salsa con almejas
Un señor tronco, con abundante salsa y almejas

La merluza está buena, pero en este caso, no tiene nada que hacer frente al cordero lechal asado “kilómetro cero” (literal, de un caserío de la zona) que sirven en Errota Berri. Nos dice Patxi que este año ha costado que llegaran, es de los primeros. Grandioso, uno de los mejores corderos asados que recordamos ever.

Cordero lechal asado
Producto “Kilómetro 0”, de un caserío de la zona

Joer cómo chupa y aprovecha los resquicios de carne en los huesitos del cordero la peque de la casa, ¡igual de bien que su padre! Buena chica, aprendiendo desde pequeña el dicho de “Es de bien nacido ser agradecido”, también en la mesa :).

Comer con las manos
Es de bien nacido ser agradecido (en la mesa)

Visto lo visto, la palabra postre nos da auténtico vértigo. No pain, no gain! Nos ajustamos el arnés gastronómico y pedimos, cual vaquero pide un whisky on the rocks en la barra de un bar del Lejano Oeste. Laura tiene mucho know-how en postres. Sus especialidades, tartas de queso y cuajadas, en ambos casos, ca-se-ras.

Veredicto: Cuajada magna est. Izaro asiente con la cabeza mientras mete hasta el fondo la cuchara destinada al otro postre. Al final nos tienen que traer otra cuchara, buena señal.

Cuajada casera
Etxean egindako gatzatua, ummmmm!

El toque goloso e intenso del chocolate de Mendaro

Sin ser goloso pero con mucha valentía, Miguel se atreve a hacer puenting con la tarta de chocolate negro con virutas de chocolate de Mendaro. Chocolate everywhere. Si eres goloso y te gusta el sabor intenso del buen chocolate, del chocolate de categoría, vas a disfrutar como un lechón en el barro con este postre. La tarta es perfecta, ni en las mejores pastelerías. El sabor del relleno central tiene un ligero toque a trufa y chocolate, con una textura muy bien conseguida, mientras que es la capa de arriba la que le da el toque de Champions, con un par de virutas de chocolate que van directas al corazón, liberando millones de endorfinas.

Tarta de chocolate de Mendaro
Las virutas de chocolate, ¡con chocolate de Mendaro!

Terminamos con un café bien calentito y con un chupito de licor digestivo, detalle cortesía de la casa.

Café sólo
El café después de comer, sagrado

Si llegamos a venir sin Izaro, que quiere volver a toda costa al anexo parque infantil, le hubiéramos dicho a Patxi que dejase la botella de digestivo en la mesa.

Licor de hierbas en chupito
Cortesía de la casa, detallazo

El fuego bajo y la conversación en pareja, o con amigos, bien podrían ser los ingredientes perfectos para una tarde de otoño-invierno en el asador Errota Berri de Itziar-Deba.

Chimenea con fuego bajo
Txokos que se prestan a la tertulia

Sí, da pena levantarse de la mesa, más aún cuando has comido tan bien, con producto de la zona, tanto, con raciones mundiales, y todo por un precio más que asequible. Si terminas descontento, y especialmente si sales con hambre de aquí, tienes un problema, háztelo mirar. Si hay alguien que pueda dar más y mejor, a este precio y con esta calidad, que baje y nos lo explique, en lituano.

Sakoneta, zona ideal para ir con niños

Tras darle las gracias a Patxi y familia por la estupenda atención personal y la magnífica gastroexperiencia en Errota Berri, nos sentamos en uno de los bancos del merendero de Uskangaberri, controlando desde allí a la pequeña tornado, que no para de subir, bajar y dar vueltas en el práctico y funcional parque infantil de madera que tiene la zona.

Dónde comer con niños en el flysch en geoparkea
Ideal para que jueguen los niños

Sentados, varios pensamientos asaltan simultáneamente nuestras mentes:  La casa rural Errota Berri está situada en un valle y espacio natural ideal, es un txoko muy especial. Puede que sea conocida en la zona, a nivel local en Deba, Itziar y Zumaia, pero fuera de ahí, no teníamos demasiadas referencias personales sobre este establecimiento. Dormir aquí tiene que ser una auténtica gozada, un descanso mental inigualable. Una pena que nosotros lo tengamos cerca.

Paseo a Sakoneta con niños desde Errota Berri
Euskadi, ¡ven y camínala!

La relación calidad-precio de este menú Tripontziak es sencillamente brutal, insuperable. Comiendo así de bien, pagar 25 € no escuece ni lo más mínimo; es más, da gusto.

Casa rural en el flysch: Errota Berri en Sakoneta
La alegría de la luz en las plantas

Por último, ¿por qué diablos no habíamos visitado antes este sitio que tenemos a 20-25 minutos de Eibar? Como siempre, la reflexión eterna del “tan cerca, tan lejos”. ¿Viajar a Asia sin conocer el txoko de Patxi y la oferta gastronómica de su asador restaurante Errota Berri? Seamos sensatos, lo primero es lo primero, y lo primero se llama origen, pasión por un territorio y mimo por el producto local. Be tripontziak, my friend!

Valoración @Lonifasiko: 4,3/5

Información práctica:

  • Dirección: Barrio Itsaspe, s/n – 20829 Itziar-Deba (Gipuzkoa)
  • Teléfono: (+34) 943 19 94 23
  • Página web
  • Se aconseja llamar para reservar.
  • Hay un parque infantil, mesas y bancos de madera en el merendero de Uskangaberri, situado junto al asador.
  • El acceso más habitual se realiza en coche, desde la N-634 entre Itziar y Zumaia. Precaución en la bajada/subida muy pronunciada desde el cruce de la carretera.
  • Aparcamiento. El asador dispone de dos zonas de aparcamiento bastante amplias.
  • Gastroexperiencia disfrutada en Diciembre del 2015.
  • Precio: 50 € para dos personas incluyendo todo lo descrito en este post. El precio del menú Tripontziak es de 25 €/persona.
  • Además de la opción de comer a la carta, ofrecen un “Menú Flysch” por 22 €/persona, con una amplia variedad platos.
  • El restaurante funciona también como casa rural y como bar, por lo que es posible tomar algo o degustar pintxos o raciones de chorizo cocido, queso, etc. Cuando hace buen tiempo suelen tener mesas y sillas fuera, a modo de terraza.
  • Desde el restaurante es posible llegar en menos de media hora hasta la cala de Sakoneta, una zona espectacular del Geoparque de la Costa Vasca.
  • Se puede pagar con tarjeta.
  • Mapa con la ubicación del Asador Errota Berri

On egin!

Ah! No olvides que también puedes seguir nuestras aventuras a través de nuestros perfiles en Twitter, Facebook, Google+, Instagram y Pinterest. ¿Mucho estrés? Sí, nosotros también confiamos en que no aparezcan más redes sociales ;-).

Valora el artículo:

2 pensamientos sobre “Errota Berri, comer como un auténtico “tripontzi” en pleno Geoparkea”

¡Enhorabuena por llegar hasta el final! Seguro que tienes algo que compartir, aportar o preguntar, ¿a que sí? Déjanos un comentario, ¡es gratis y puede ser de gran ayuda para otros!