Gastroexperiencia casera y natural en el Santuario del Moncayo

Gastroexperiencia casera y natural en el Santuario del Moncayo
2 Reseña[s] | Media: 3

[Actualización: Es probable que el acceso al santuario y al restaurante haya mejorado desde la última vez que estuvimos nosotros.]

Quien dice ‘Tarazona‘, dice ‘Moncayo‘; quien dice ‘Moncayo’, dice ‘Santuario de la Virgen del  Moncayo’; y quién dice ‘querer comer bien cerca del Santuario de la Virgen del Moncayo’, dice ‘Restaurante Santuario del Moncayo‘. La historia y la cadena es así de simple, aquí no hay ni trampa ni cartón.

Otoño en la carretera de subida al Restaurante Santuario del Moncayo
Otoño en la carretera de subida al Restaurante Santuario del Moncayo

Sigue leyendo

5 plazas de obligada visita en Roma (y Vaticano)

5 plazas de obligada visita en Roma (y Vaticano)
1 Reseña[s] | Media: 5

Las plazas de los pueblos y ciudades son ante todo espacios de encuentro entre personas, lugar de movilizaciones, discursos, celebraciones, protestas, fiesta… Son espacios vivos, muy vivos, espacios del pueblo y para el pueblo, o así deberían serlo.

Roma, al igual que muchas otras ciudades europeas y mundiales, alberga en su zona urbana multitud de plazas (piazzas en italiano), pero sí es verdad que muchas de estas plazas romanas son mundialmente conocidas o adquieren especial importancia y relevancia por algún motivo en concreto, no pasando desapercibidas para el viajero. Es por ello que aquí me he animado a realizar una breve exploración de lo que a mi entender son las cinco plazas de Roma imprescindibles, piazzas de visita obligada, ésas que no puedes perderte al visitar la Ciudad Eterna. Vamos allá, veamos qué ver en Roma y sobre todo, ¡tomemos las plazas!

Fuentes de Roma en Piazza Navona
Plazas en las que cada fuente es una obra de arte

Seguir leyendo 5 plazas de obligada visita en Roma (y Vaticano)

Apartamentos rurales, turismo rural con niños pequeños

Puntúa qué te ha parecido este artículo

Decía en mi resumen viajero del 2012, que tener familia te cambia la vida, también la forma de viajar, pero eso no tiene por qué significar que viajes menos o dejes de viajar. Viajas de otra manera, a otro ritmo.

Uno de los cambios de mentalidad en la forma de viajar que más hemos notado nosotros, ha sido el de elegir el alojamiento más adecuado para nuestros viajes. Sí, ya sabes, eres padre, y empiezas a tener cierto sentido de la responsabilidad, velas para que tu familia y sobre todo tu hijo tenga lo mejor, en las mejores condiciones…, supongo que le pasa a todo el mundo, al menos en la etapa inicial en la que quieres que no haya sobresaltos y todo salga a la perfección. También en esos primeros viajes y escapadas cercanas donde el turismo rural con niños cobra protagonismo.

casa rural cerca de potes
Los apartamentos rurales son una muy buena opción pra disfrutar del turismo rural con niños

Sigue leyendo

Sidi Bou Said, festival blanquiazul en el Túnez más mediterráneo

Sidi Bou Said, festival blanquiazul en el Túnez más mediterráneo
1 Reseña[s] | Media: 1

Sidi Bou Said en Túnez es el pueblo del blanco y del azul, del azul y del blanco. Muchos pueblos pintorescos y con encanto tienen sus peculiaridades, algunas veces a nivel de arquitectura de las casas, escudos, calles empedradas… En este caso, lo característico de este pueblo son los colores de todos los edificios, que por misteriosa iniciativa, que luego se convirtió en ley obligatoria, del pintor y músico Barón d’Erlanger, fueron pintándose de estos dos colores a principios del siglo XX. Claro, con el pueblo así pintado, la ley o norma, para seguir con la estética,  dicta que todos los edificios de la localidad tienen que tener pintada la fachada completamente de blanco, y las puertas, ventanas, rejas y tejadillos, de color azul claro; ojo, del mismo tono de azul. ¿Quién dijo democracia cromática?  Lo comprobamos en esta excursión a Sidi Bou Said desde Túnez, aprovechando una parada de nuestro crucero por el Mediterráneo.

Tienda en Sidi Bou Said en Túnez
Las tiendas de souvenirs se suceden en Sidi Bou Said, en Túnez

Sigue leyendo

Resumen viajero del 2012

Puntúa qué te ha parecido este artículo

2012 ha sido un buen año en general, incluso diría que un muy buen año en el plano personal. Es en esta faceta donde más cambios, y más significativos, ha habido, ya que la pequeñaja que tenemos con nosotros desde Junio 2011 va creciendo y haciendo que todos los días se nos caiga la baba a su madre, a mí, y a los de alrededor. Sí, también consigue que durmamos y descansemos menos, que hayamos cambiado hábitos, etc., pero estamos disfrutando de lo lindo viendo cómo crece, está en una etapa muy bonita, y hay que vivirla a tope, que pasa muy rápido y luego no vuelve.

En cuanto al año viajero, en el plano profesional, este año me ha tocado viajar bastante por Europa, más que nunca. Ha habido destinos bonitos y no tan bonitos, lo malo de los viajes de curro es que son viajes express, con agendas muy cerradas y cargadas, con lo que casi nunca hay tiempo para ver nada, pero bueno, el menda siempre intenta aprovechar cualquier resquicio que queda libre, aunque sea a costa de dormir menos. Al hilo, aparte de interminables horas perdidas en aeropuertos y traslados, este año, me ha tocado pasarme por Milán, Roma y cerquita de Florencia, en Italia, a Bordeaux, París y Clermont-Ferrand en Francia, a Oporto en Portugal, a Darmstadt, cerca de Frankfurt, en Alemania, y también un par de veces a Bruselas, donde tanto manda la Merkel. No está mal.

En cuanto a la faceta viajera personal, mentiría vilmente si diría que tener familia no nos ha cambiado la forma de vida, y por supuesto, también la forma de viajar. Ahora empiezas a tener en cuenta muchos más detalles al elegir alojamiento, hay que intentar respetar un poco los horarios de la niña, el medio de transporte elegido, dónde comer, el ruido, etc. Sobre todo, aprendes a valorar el silencio, y a aprovechar cada minuto que tienes para tu pareja y para ti; también para ver y visitar sitios, por eso, puedo decir que nuestra forma de viajar sí ha cambiado durante 2012, bastante. No es que hayamos viajado menos en 2012, hemos viajado de otra forma, a otro ritmo, pero con niños, se puede viajar sin problemas y se pueden seguir realizando esas escapadas que tanto nos gustan.

Con niños, a otro ritmo, también se puede viajar y realizar escapadas

Con niños, a otro ritmo, también se puede viajar y realizar escapadas

Quizás hemos hecho menos grandes viajes, en el sentido de que no se nos ha ocurrido llevárnosla a Costa Rica, a Croacia o a Bulgaria, pero sí hemos intentado realizar más escapadas, de ésas que vienen bien para romper con tu entorno y la monotonía diaria, para desconectar. Admito que antes de repasar el año mentalmente y recabar fotos para ponerlas aquí, pensaba que había sido un año bastante tranquilo en cuanto a viajes, pero tras la recolección, puedo incluso decir que ha sido un año en el que nos hemos movido bastante. En fin, me dejo ya de chácharas, que me lío, y os propongo que viajemos por el 2012 en orden cronológico, ¿os animáis?

Enero-Marzo 2012

En la primera parte del año 2012, durante el crudo invierno, es cuando más ‘parados’ hemos estado, se salvan viajes de trabajo express a Bruselas y a Milán; de Milán me quedo con una visita nocturna a la estación de Milano Centrale y unos estupendos gnocchis que pude cenar, pero peor fue lo de Bruselas que fue en plan currar-cenar-hotel, y nada más, triste pero cierto

Estación de Milano Centrale

Estación de Milano Centrale

Esta sensación más agria que dulce se corrige levemente en un viaje realizado a Oporto en Febrero. Oporto es una ciudad que había visitado en dos ocasiones anteriores, pero definitivamente, esta ciudad tiene algo que me engancha, Aparte de su imponente e inconfundible puente de Don Luis I, de hierro forjado, esta vez tuve ocasión de conocer la ciudad de noche, y puedo decir a ciencia cierta que Oporto tiene mucho ambiente nocturno, es ciudad universitaria, por lo que si quieres, te puedes liar un poco bastante ;-).

Riberas del Douro y puente Don Luis I en Oporto

Riberas del Douro y puente Don Luis I en Oporto

En el primer trimestre, en el plano personal, simplemente hacemos alguna escapada de fin de semana a La Rioja, nuestra querida y cercana válvula de escape y tierra de desconexión. También tengo la suerte de poder realizar alguna escapada individual, de ir y volver en el mismo día, a esquiar a Valdezcaray, a disfrutar del esquí, una de mis pasiones.

Esquiando en la estación de esquí de Valdezcaray

Abril-Junio 2012
Es en Semana Santa cuando abrimos oficialmente la veda viajera personal, y el destino elegido, fue Sigüenza, en Guadalajara, una ciudad y zona en general, de la que hemos venido encantados, gratamente sorprendidos. Es el típico sitio del que habíamos oído hablar, pero del que no teníamos grandes referencias en nuestro entorno cercano, Bien, tras vivir la experiencia seguntina, se confirma de nuevo que estos destinos ‘rurales’, un poco aleatorios, que solemos seleccionar casi todas las Semanas Santas, en un radio de 3-4 horas en coche desde Eibar, son una apuesta segura, Sí, hizo mucho frío, llegó a nevar, pero bien abrigados, Izaro ya puede decir bien orgullosa que su primera Semana Santa la pasó en Sigüenza y alrededores.

Castillo y Parador nacional de Sigüenza

Castillo y Parador de Sigüenza

Ya con más luz y mejor tiempo, continuamos con las salidas a La Rioja (9 en total este año), una despedida de soltero en Llanes, donde aparte de vivir de noche, completamos, de resaca, el descenso del Sella en piragua, ¡menudas agujetas! Y a mediados de Junio, gracias a Carol, me escapé a una excursión a La Rioja Alavesa que reunió a diferentes perfiles de gente de Blogeu, donde coincidí, una vez más, con gente interesante del mundo de los viajes como Maribel y Roberto de GuisanteVerdeProject y Eduardo, que lleva el videoblog de viajes hombrelobo.com. Fue un día super completo visitando Labastida, Laguardia y Elciego, y por supuesto, disfrutando de los placeres del vino, con una peculiar y fabulosa visita a Bodegas el Fabulista.

Efecto Foehn sobre Sierra Cantabria, en Rioja Alavesa

Efecto Foehn sobre Sierra Cantabria, en Rioja Alavesa

Sin tiempo para pestañear, surge dos viajes relámpago a Bourdeaux, donde cato apresuradamente unos vinos, diferentes, que me enamoran, y París, en el que tengo la oportunidad de admirar los bellos edificios de la ciudad a bordo de un crucero turístico por el Sena. Sí, no soy muy partidario de estos tours turísticos, pero iba en el pack, y tengo que decir que te da una perspectiva diferente de la grandeza de los edificios de la ciudad parisina, de todo se aprende y hay que sacar algo positivo.

La Torre Eiffel desde un crucero por el río Sena

La Torre Eiffel desde un crucero por el río Sena

A caballo entre Junio y Julio, comienza uno de los ‘grandes viajes’ de este año 2012, digo ‘grande’ por aquello de que fueron 15 días, unas buenas y tranquilas vacaciones en toda regla. Para disfrutarlas, Izaro coge por tercera vez un avión, esta vez, para volar de Bilbao a Sevilla, desde donde bajamos en coche de alquiler hasta Cádiz. Tierras gaditanas, uno de mis destinos favoritos, ya que allí, el tiempo se relaja, se para en algunos casos, y a veces, hace falta un poco de relax en forma de vacaciones playeras, en familia. A pesar de este formato de vacaciones, con los primeros baños de Izaro y su primer contacto y trastadas con la arena, realizamos varias bonitas excursiones de día a Barbate, Conil, Sanlúcar de Barrameda y el Puerto de Santa María, nos va el rollo de movernos, somos así, qué le vamos a hacer.

Playa de La Barrosa, en Novo Sancti Petri

Playa de La Barrosa, en Novo Sancti Petri

Tortita de camarones, algo que no puede faltar en tierras gaditanas

Tortita de camarones, algo que no puede faltar en tierras gaditanas

Julio-Septiembre 2012

A la vuelta de Cádiz, surge la repentina oportunidad de acudir a un intenso #minubetrip, lleno de actividades, descubriendo lo mejor del Val d’Aran, propuesta irrechazable en la que me embarco de cabeza. Coincido de nuevo con Joan Planas, un crack, y conozco a dos grandes viajeros, Ignacio Izquierdo y Miguel Egido, muy buena gente. La experiencia fue una pasada: BTT, senderismo, rafting, parque de aventuras, miradores alucinantes, visita a una quesería…, y por supuesto, disfrutar de las bondades culinarias que ofrece el valle de Arán, gastroexperiencias a tutiplén. Aquí os dejo el genial vídeo resumen de este pedazo viaje por el corazón de los Pirineos:

Lo mejor de Val d´AranVídeo resumen del #minubetrip 

Se nos echa Agosto encima sin haber pensado dónde ir, aunque la idea de establecer de nuevo como punto base un destino de playa, y luego hacer desde allí diversas excursiones, ha calado fuerte en nosotros; finalmente, tras volvernos locos buscando alojamiento a precios no desorbitados, a ultimísima hora (me refiero a la misma tarde en la que cogemos vacaciones de 15 días en el curro), encontramos alojamiento en Blanes, puerta de entrada a la Costa Brava, ¡y allá que nos vamos con el bólido y media casa a cuestas! Constatamos que la Costa Brava no falla, y las excursiones a Besalú, Cadaqués y Cap de Creus, Begur y Pals, así lo confirman, así como las impresionantes calas que visitamos.

Cadaqués, pueblo pintoresco en la Costa Brava

Cadaqués, pueblo pintoresco en la Costa Brava

Cala en el Cap de Creus, en la Costa Brava

Cala en el Cap de Creus, en la Costa Brava

Este verano fue también periodo de desconexión y reflexión, y me vino realmente bien, porque me sirvió para darme cuenta que de forma paralela a mi actividad en minube, tenía que abrir un blog, esta vez dedicado al tema viajes, escapadas y gastroexperiencias. Y dicho y hecho, porque aprovecho finales de Agosto y el comienzo de Septiembre para ponerme las pilas, inaugurando este txoko el 11 de Septiembre, fecha significativa donde las haya. El noveno mes del año sirve también para dar el pistoletazo de salida a un otoño bastante prolífico en escapadas, siendo la primera de ellas al Pirineo Navarro, concretamente a Isaba, donde a la vuelta visitamos la majestuosa Foz de Lumbier.

Isaba, un pueblo de cuento en el Valle del Roncal

Isaba, un pueblo de cuento en el Valle del Roncal

Octubre-Diciembre 2012

Octubre sí que fue un mes completito, tanto en el plano viajero personal como en el plano de viajes de trabajo. En el personal pudimos vivir una experiencia enoturística inolvidable en la Rioja Alavesa, pisando uvas en un antigua lagar, gracias a Thabuca, agencia de servicios turísticos, que celebraba su décimo aniversario, excelentemente llevado por cierto. La otra escapada en familia del mes es la realizada a tierras zamoranas, visitando Toro, Zamora capital y Urueña, conocida como ‘la villa del libro’, ¡gratos recuerdos!

Octubre, época de vendimia, tanto en Rioja Alavesa como en Toro

Octubre, época de vendimia, tanto en Rioja Alavesa como en Toro

Monumento a la Semana Santa en Zamora

Monumento a la Semana Santa en Zamora

Y en la parte profesional, visito Clermont-Ferrand, una ciudad francesa que ejerce de cabecera de una región volcánica cercana a Lyon. Sin tiempo para caminar de día por esta ciudad, me quedo con lo bien y ‘fuerte’ que se come por esta región donde abundan los quesos, y me quedo con ganas de volver a visitar los volcanes de la zona en época estival. También realizo una visita express de 2 días a Roma, en la que lo único positivo es el hotel donde duermo y la vista del Coliseo de noche, no hubo tiempo para más en la ciudad eterna, menos mal que ya la tengo pateada un par de veces.

Tranvía e iglesia en Clermont-Ferrand

Tranvía e iglesia en Clermont-Ferrand

El Coliseo de Roma, de noche

El Coliseo de Roma, de noche

En Noviembre continúan las escapadas con toque rural, y alojados en la comarca del Moncayo, visitamos Tudela en la ribera navarra, Tarazona, el Monasterio de Veruela, y la sorpresa de este viaje, el nacimiento del río Queiles, el segundo nacedero con más caudal de Europa, ahí es nada. Participé con este rincón en un concurso de minube, y sinceramente tuve bastante apoyo, detalle que vuelvo a agradecer públicamente.

Mural en fachada de Tudela

Mural en fachada de Tudela

Tarazona, capital de la comarca del Moncayo

Tarazona, capital de la comarca del Moncayo

Completamos el penúltimo mes del año con dos visitas profesionales enlazadas; la primera, a Pontasieve, una localidad en la Toscana, cerquita de Florencia, donde alucino con lo pequeño que es su aeropuerto.

Casa rural en la Toscana

 Casa rural en la Toscana

De aquí vuelo al mega aeropuerto de Frankfurt, para hacer dos noches en Darmstadt, donde me quedo con que estaba todo muy oscuro, y que es una ciudad prácticamente ‘nueva’ con poco que ver, tras ser completamente derruida durante la II Guerra Mundial; lo único curioso, que cenamos en un antiguo castillo, en ruinas, en el que al parecer se inspiró Mery Shelley para escribir la novela de Frankenstein. El sitio es tenebroso de por sí, pero en invierno, y de noche, con hojas cubriendo la serpenteante carretera de acceso, llega a rozar la sensación de miedo.

Castillo de Frankenstein, en Darmstadt

Castillo de Frankenstein, en Darmstadt

Y ya plantados en Diciembre, me paso 4 días currando en Bruselas, pero esta vez, al contrario que la visita realizada en Marzo, tengo la suerte de ver algo; tomamos unas cuantas cervezas y visitamos la conocida Grand Place y su diferente y polémico árbol de Navidad, que todo sea dicho, a mí me ha gustado bastante, sobre todo cuando activan el espectáculo de luz y sonido a partir de las 19 horas de la tarde. Me apunto Bruselas, y Bélgica en general, como posible destino para ir en pareja 2-3 días, a pesar de ser fría y húmeda, tiene su encanto, y a oferta de bares y restaurantes es interminable. Eso sí, el alojamiento en hoteles es prohibitivo, y la última vez opté por un B&B algo más contenido en precio, rollo étnico y alternativo, diferente.

Árbol de Navidad en La Grand Place

Árbol de Navidad en La Grand Place

Eventos
En cuanto a eventos relacionados con temática viajera a los que he asistido, ha sido un año en el que he ido de menos a más. En general me quedé con mucha pena de no acudir ni a Fitur ni a Travel Bloggers Meeting de Gredos, sobre todo a esta última quedada. Me quedo con muy buen sabor de boca de Turistopia, donde puse cara a mucha gente, evento excelentemente organizado por Natalia Zapatero; también con las iniciativas  lanzadas a través de Blogeu, y por supuesto, con un evento que pretende ser fijo en mi agenda a partir de ahora, me refiero a Travel Massive Bilbao.
Redes sociales e Internet
Respecto a redes sociales, en 2012 quizás mi actividad en Minube.com ha disminuido ligeramente, pero sigo manteniendo infinita afinidad y apego a la red social de viajes por excelencia, y sigo apostando por subir contenido de calidad, ésa es mi máxima, intentar aportar contenido válido para otros viajeros. Hemos seguido tuiteando a tope durante 2012, interactuando con gente y ganando de forma natural un buen número de followers; estamos interactuando algo más a través de Facebook y los dos descubrimientos del año han sido Instagram y Foursquare, que ya son fijos en mi actividad viajera, sí, otras dos redes más, ¡hasta donde vamos a llegar!

Comentar también que hemos utilizado Airbnb para buscar alojamiento en nuestros viajes y escapadas personales, y en el caso de los dos periodos de vacaciones, hemos gestionado el alojamiento a través de esta web, siendo la experiencia excelente, aunque me sigo quejando de que las comisiones son demasiado elevadas. Es un servicio que seguiremos utilizando a buen seguro en 2013, ha revolucionado la forma de buscar alojamiento y está empezando a carburar, también en España.

Por cierto, last but not least, todo esto no nada de esto hubiera sido posible sin la ayuda, el trabajo, la paciencia y la enorme comprensión de mi mujer, eskerrik asko denagaitxik Laura!

¿Que os ha parecido este año viajero 2012, echáis en falta algo, consideráis que ha sido un buen año viajero en general? Lo vuelvo a decir, para tener ya a Izaro entre nosotros y con la que está cayendo debido a la crisis, creo que no tenemos ningún motivo para quejarnos, las cosas como son. ¿Que cómo se presenta 2013? Vamos a intentar que sea igual o mejor que el 2012, como siempre, piano piano si va lontano…

SaludoX!

Restaurante Er Occitan, una gastroexperiencia slowfood en el Val d’Aran

Puntúa qué te ha parecido este artículo

Hay restaurantes en los que la carta, más que ayudar, dificulta la elección. No lo digo en sentido negativo, todo lo contrario, me refiero a que en la carta todo tiene a priori tan buena pinta, con nombres tan creativos y currados, que elegir un entrante, un plato principal y un postre se convierte en un inquietante ejercicio que acrecienta el ansia y hambre del comensal, una auténtica gastrotortura en la que decantarse por un plato supone dejar de probar otros siete que probarías con los ojos cerrados. Pero es lo que hay, el tiempo es oro, también en el Restaurant Er Occitan en Bossòst, por lo que llega un punto en el que tienes que seleccionar cuáles van a ser los convidados de piedra en este nuevo gastrofestín.

Estamos en un restaurante moderno situado en plena Calle Mayor del largo pueblo de Bossòst, a la vera del río Garona, penúltimo pueblo del Val d’Aran en dirección a la frontera francesa. En época estival dispone de una pequeña terraza con mesas fuera, pero desde fuera, uno no se hace a la idea de los tesoros gastronómicos que esconde dentro este pequeño templo.

Restaurant Er Occitan Bossots
Terraza y entrada al Restaurante Er Occitan, en Bossots

Seguir leyendo Restaurante Er Occitan, una gastroexperiencia slowfood en el Val d’Aran

Tortuguero en Costa Rica: hoteles y cómo llegar al santuario de la biodiversidad animal

Tortuguero en Costa Rica: hoteles y cómo llegar al santuario de la biodiversidad animal
1 Reseña[s] | Media: 5

El país con mayor biodiversidad del planeta por kilómetro cuadrado. Ésa es la tarjeta de presentación de Costa Rica, también considerado como el país más seguro de todo Centroamérica. No son simples etiquetas, son hechos. Y si hablamos de biodiversidad en el país de los ticos, hay que hablar obligatoriamente de la visita al Parque Nacional de Tortuguero, un santuario de fauna y flora digno de admiración mundial. Basado en nuestra propia experiencia, te contamos todo lo que necesitas saber para descubrir y alucinar con Tortuguero en Costa Rica: hoteles, cómo llegar, playas y las mejores excursiones y tours para ver el desove de tortugas.

Monos en Parque Nacional Tortuguero, Costa Rica
Mono cariblanca en Tortuguero, en Costa Rica

Seguir leyendo Tortuguero en Costa Rica: hoteles y cómo llegar al santuario de la biodiversidad animal

Valdezcaray, la coqueta estación de esquí de La Rioja

Valdezcaray, la coqueta estación de esquí de La Rioja
1 Reseña[s] | Media: 5

Esquiar en La Rioja solo puede tener un nombre. Hablamos de la estación de esquí de Valdezcaray, esa estación de esquí en plena Sierra de la Demanda, en la que el menda lerenda que aquí escribe se calzó unos esquíes por primera vez hace ya muchos años. Tendría cerca de 12 añitos cuando aquella nueva experiencia de deslizarse en la nieve sobre aquellas largas y afiladas tablas ya me empezó a enganchar. El gusanillo del esquí estaba creciendo en mí. Empecé en plan autodidacta, sin comprar el correspondiente forfait de acceso a pistas, subiendo ‘a pinrel’ (o tirado por mi aita) por la pista ‘baby‘ o de principiantes. ¡Vaya tiempos aquellos!

Las primeras bajadas en Valdezcaray estuvieron llenas de dudas, torpeza e intentos baldíos de girar y frenar en condiciones, suele ser lo normal, pero no había miedo, había ganas e ilusión de disfrutar a tope de esa nueva experiencia. Tras alguna que otra visita a Valdezcaray, ya comprando forfait y accediendo a las pistas fáciles, para seguir con el self-learning, se sucedieron durante varias temporadas algunas salidas a otras estaciones de los Pirineos, en las que atendí a clases de esquí, algo que considero imprescindible para aprender a esquiar decentemente. Pero, ¿son adecuadas las pistas de Valdezcaray para esquiar con niños? ¿Cómo es la estación, sus servicios y los accesos desde Ezcaray? Vamos a tratar de responder a toda esta avalancha de preguntas en el siguiente reportaje. Ready, steady, go!

Cómo llegar a la estación de esquí de Valdezcaray
Carretera de acceso a la estación de esquí de Valdezcaray

Seguir leyendo

Restaurante Akebaso, gastroexperiencia de auténtico lujo en el valle de Atxondo

Restaurante Akebaso, gastroexperiencia de auténtico lujo en el valle de Atxondo
1 Reseña[s] | Media: 5

Comer en el valle de Atxondo es religión. Y es que aparte de las perlas naturales que esconde de por sí, encierra los secretos de varios templos de la gastronomía vasca, y de Bizkaia en especial. No voy a dar el nombre ni hablar de las excelencias de todos los restaurantes conocidos de este bucólico valle que escenifica lo mejor de la desconocida Euskadi de interior. Simplemente voy a hablar de uno de los restaurantes de Axpe que en los últimos tiempos se ha ganado mi simpatía y confianza gastronómica. Hablo del restaurante Akebaso, un sitio con el que inauguro, muy orgulloso e ilusionado, la sección de gastroexperiencias de este blog. Comamos y ¡disfrutemos de la vida!

Akebaso restaurante croquetas caseras txistorra
Croquetas caseras de txistorra en Restaurante Akebaso

Sigue leyendo

Nueva sección de ‘Gastroexperiencias’, el lado foodie de los viajes

Puntúa qué te ha parecido este artículo

Mis padres me cuentan que de pequeño era un comedor normal, ni de los que comen todo, ni de los que comen mal y desesperan a sus padres. Sí me cuentan en cambio, y yo también tengo recuerdo de ello, que en el comedor de la ikastola o colegio, comía mal, tirando a muy mal. Por mucho que las señoras del comedor que nos cuidaban y se encargaban de que comiéramos lo intentaban por activa y por pasiva, primeros platos como los garbanzos, las alubias, rojas y blancas, las vainas, la coliflor etc., y segundos platos de pescado, no eran santo de mi devoción. De hecho, alguna vez me recuerdan que al llegar a casa y preguntarme qué había comido, decía: “Tres garbanzos”. Sí, tres, hablo de unidades.

Ojo, este mal comer de la ikastola no significa que la comida estuviera mala (tampoco era excelente), pero sí es verdad que durante esa etapa de mi vida, la primera en la que empiezas a comer fuera de casa, fui bastante ‘especialito‘ con la comida, en fin, etapas de la vida. Quién lo iba a decir si nos atenemos a la siguiente foto, donde ya apuntaba maneras de foodie

Lonifasiko ya apuntaba maneras como foodie desde bien pequeño

Lonifasiko ya apuntaba maneras como foodie desde bien pequeño

Sí, de no comer nunca he estado, más bien lo contrario, porque este mal comer en el  colegio lo compensaba con mi gran apetito carnívoro, que saciaba en casa. En la ikastola, suplía muchas veces esa falta de ingesta alimentaria básica y necesaria con ingentes cantidades de pan, que comía durante la comida, y durante el partido de fútbol posterior a la comida; había límite en los trozos de pan asignados, pero los sacábamos escondidos en la chaqueta o en el pantalón, para que no nos pillasen. Porque claro, otra máxima era que había que comer rápido para coger sitio en el campo de fútbol principal y organizar un partido a muerte contra la clase de al lado, los enemigos, en lo futbolístico, y en todo.

Viéndome y conociéndome ahora, ¿quién diría que de pequeño comía tirando a mal eh? La verdad es que según me iba haciendo mayor, de una forma natural fui abriendo mi mente alimentaria, probando alimentos que me había dado repelús probar anteriormente y volviendo a catar aquellos de los que no guardaba buen recuerdo en mi etapa infantil; y poco a poco, a día de hoy puedo decir que como casi de todo, con contadas excepciones alimentarias que no trago ni con el mejor de los vinos, léase acelgas, borraja, coliflor, espárragos, alcachofas, salmón a la plancha, brócoli y alguno más que seguro que me olvido. Tampoco soy un gran fan del marisco, dicen que es un defecto, pero yo prefiero un buen plato de cocido maragato antes que unos percebes, soy así de simple, es lo que hay. Juro que he probado todos estos platos, en repetidas ocasiones, pero no puedo con estos alimentos, no me gustan, ni a secas, ni camuflados, ni con mil y un florituras de alta cocina alrededor. Ojo, no me gustan y evito comerlos, pero si no tuviera nada más que comer, está claro que…para adentro con todas las de la ley.

Es más, durante esa etapa en la que empiezo a comer de todo, tengo la suerte de viajar y conocer muchos lugares, con mis padres primero, con mi novia y ahora mujer más tarde; y es ahí donde mi tendencia a comer de todo alcanza su plenitud y empiezo a apreciar y a disfrutar realmente de la comida, tanto de la de casa, como de la de fuera, principalmente en restaurantes. Me considero un afortunado de poder salir a comer fuera en bastantes ocasiones, da igual que sea un plato combinado, un bocadillo, un hot-dog en un puesto de la calle, un menú del día, un menú degustación, o un menú de alta gastronomía en un restaurante de lujo con chiquicientas estrellas Michelín. Para mí, todos y cada uno de estos momentos y vivencias son experiencias gastronómicas, lo que me atrevo a denominar como ‘gastroexperiencias‘, declarándome a día de hoy, muchos ya lo sabéis, foodie confeso.

¿Por qué os he metido toda esta chapa sobre mis diferentes etapas y evolución gastronómica? Porque considero que en los viajes y escapadas que hacemos, seguimos teniendo la necesidad, y la gran suerte, de comer, lo que en muchos casos implica probar alimentos nuevos o cocinados de otra forma, comer en sitios nuevos, en situaciones diversas, etc. En realidad, considero que viajar va muy unido al mundo de la gastronomía, directa o indirectamente, y en nuestro caso, el comer y disfrutar de la gastronomía de una zona, región o país, es algo que va implícito en todos y cada uno de nuestros viajes y escapadas, como un ingrediente más, importante, en todo el puzzle que compone cada viaje. Es algo con lo que disfrutamos como foodies que somos, y realmente lo considero una forma de ahondar en una cultura y tradición, de aprender, y también de valorar la gran labor de la gente que trabaja entre fogones, que son unos auténticos artistas, desde la señora de 60 años que cocina las mejores alubias de la zona hasta el chef revelación del año elegido por la guía gastronómica de turno. Por todas estoas razones, y tras darle una serie de vueltas, he creído conveniente que este blog tenga un apartado denominado ‘Gastroexperiencias‘, donde contaré nuestras aventuras gastronómicas, principalmente experiencias vividas en restaurantes, pero sin descartar otros temas relacionados con la comida y los alimentos, porque también es posible viajar a través de la gastronomía.

Por cierto, con el anuncio de esta nueva sección, creo que la descripción del blog necesita también una pequeña coletilla de actualización, por lo que pasa a ser “Viajes, escapadas y gastroexperiencias por un tubo”, ¿qué os parece? Nada más, os espero en la sección de ‘Gastroexperiencias’, donde intentaré aportar la visión gastronómica que muchos de los viajes y escapadas que hacemos tienen, como siempre, aportando mi experiencia personal, y no pretendiendo ser un crítico de cocina y gastronomía, porque  entre otras cosas, no me considero un experto, soy un simple aprendiz de foodie, que no morrofino ;-), que disfruta un montón en torno a una buena mesa. Espero que guste, ¡a la mesa!

SaludoX!