Axamer Lizum, la estación de esquí perfecta cerca de Innsbruck

Tras haber disfrutado como un enano esquiando en Patscherkofel, recuperando viejas sensaciones de esquí, mis expectativas sobre el segundo día de esquí en Innsbruck eran muy altas. Así me convencieron en la tienda donde alquilé el material del esquí, ya que me sugirieron probar el primer día en Patscherkofel, y reservar el segundo día, para el que la previsión del tiempo era mejor para Axamer Lizum. Me la ‘vendieron’ como una estación idílica, de tamaño medio, soleada, con buena nieve y mejores paisajes. ¿Estarían exagerando?

Axamer Lizum, un pequeño gran paraíso en los Alpes austriacos

Axamer Lizum, un pequeño gran paraíso en los Alpes austriacos

Cómo ir a la estación de esquí de Axamer Lizum desde Innsbruck

Dada la localización de mi hotel, para ir a Axamer Lizum me aconsejaron tomar el famoso SkibusEs un bus gratuito para esquiadores que va recorriendo diferentes puntos de Innsbruck, principalmente hoteles, para recoger gente y luego ir a las diferentes estaciones. Mirando el plano de estaciones de la zona y formas de acceder y horarios de los autobuses, dada la localización de mi segundo hotel, opté por caminar, con el equipo de esquí a cuestas, con 5 grados bajo cero y una capa de hielo interesante, hasta la parada del Skibus que me quedaba más cercana, frente al hotel Austria Trend Hotel Congress.

Una de las paradas del skibus gratuito, que recorre los hoteles en Innsbruck

Una de las paradas del skibus gratuito, que recorre los hoteles en Innsbruck

Allí aparece el autobús a la hora programada de las 8.50 a.m., justo un minuto antes de quedarme pajarito, ¡qué frío! Meto el equipo de esquí en el maletero y me siento cómodamente en el autobús, que para ser domingo, va bastante vacío. Cual es mi sorpresa cuando veo que el autobús se vuelve a meter para el centro de Innsbruck y en menos de cinco minutos nos lleva a una especie de parking donde hay un montón de autobuses, y donde nos hacen bajar del autobús. ¿Cómo, qué pasa aquí? Estamos en Busparkplatz Hofgarten, una explanada que hace de punto de encuentro de los diferentes Skibus que recorren los hoteles. Allí, mandan salir a la gente de cada bus, con el correspondiente cristo de logística de tener que sacar el equipo de esquí del maletero, y reorganizan los autobuses en base al número de personas que quieren ir a cada estación.

Busparkplatz-Hofgarten, estación de autobuses donde organizan a la gente del skibus

Busparkplatz-Hofgarten, estación de autobuses donde organizan a la gente del skibus

Optimización logística a la alemana austriaca, muy lógica por una parte, pero que supuso un imprevisto y me hizo perder un preciado tiempo de mi día de esquí cerca de Innsbruck. En fin, que ya correctamente montado en el autobús que destinan finalmente para Axamer Lizum, en cuestión de media hora pasada, a través de un paisaje de cuento de invierno, llegamos a la explanada base de la estación, son cerca de las 10 a.m.

Carretera de acceso a la estación de esquí de Axamer Lizum desde Innsbruck

Carretera de acceso a la estación de esquí de Axamer Lizum desde Innsbruck

Cota baja de la estación de esquí de Axamer Lizum, a 1580 metros

Cota baja de la estación de esquí de Axamer Lizum, a 1580 metros

Experimentado lo experimentado, se me ocurre que la mejor opción para acceder en transporte público a Axamer Lizum es coger el autobús denominado ‘Postbus‘ o ‘Die Post‘, un autobús amarillo fácilmente identificable que sale desde la estación central de Innsbruck (Hauptbahnhof), a ‘y 35’ minutos cada hora. Con la lección aprendida, es lo que hice a la tarde para volver a Innsbruck, según vi el autobús amarillo, me subí a él corriendo, y tras una multitud de paradas y cerca de 45 minutos, me pude bajar perfectamente en Innsbruck, donde realiza varias paradas.

Postbus, el autobús amarillo de transporte gratuito desde Innsbruck a Axamer Lizum

Postbus, el autobús amarillo de transporte gratuito desde Innsbruck a Axamer Lizum

Eso sí, el autobús de vuelta iba bastante lleno, e ir de pie, sujetando con una mano el equipo de esquí y agarrándote con la otra a los asideros, mientras te tambaleas y resbalas por las botas de esquí en cada curva, es un arte mirad malabarismo mitad funambulismo, todo hay que decirlo.

Interior del Postbus, autobús gratuito desde Innsbruck a Axamer Lizum

El Postbus de vuelta a Innsbruck suele ir normalmente bastante lleno

El Postbus sale desde la base de Axamer Lizum también a ‘y 35’ minutos cada hora. Los horarios de retorno del Skibus en cambio son fijos y hay menos opciones, sólo a las 13.30, 14.30 y 16.30, al menos en Febrero del 2013. Para más información sobre horarios concretos recomiendo agenciarse un plano de estaciones y transporte actualizado, acceder a los horarios del Skibus, o a los horarios del Postbus.

Precio del forfait en la estación de Axamer Lizum

Sea como fuere, Guten Morgen Axamer Lizum! Se prevé un espléndido y divertido día de esquí en el Tirol, vamos allá!

Vistas desde la explanada y cota baja de la estación esquí de Axamer Lizum

Vistas desde la explanada y cota baja de la estación esquí de Axamer Lizum

Me toca hacer un poco de cola, pero tras abonar religiosamente los 33,5 euros, obtengo ese forfait o skipass para adulto, la típica tarjeta RFID que me deja pasar los tornos y me da acceso a este pequeño paraíso alpino. Señalar que hay bastantes modalidades y precios de forfait, pudiendo incluso cogerlo sólo para la mañana, para la tarde, hay incluso forfaits familiares, etc.

Cola en la taquilla de la estación de esquí de Axamer Lizum

Conviene llegar antes de las 10 a.m. para no tener que hacer cola en la taquilla

Y a la vuelta, cuando quieres marcharte de la estación, una máquina te devuelve 2 euros cuando devuelves la tarjeta, es un sistema muy práctico que te evite tener que ir a ventanilla.

Máquinas automáticas para devolución de forfait o skipass

Para recuperar la fianza del forfait, no hay ni que pasar por la taquilla, muy cómodo

La experiencia de esquiar en Axamer Lizum

Sin pensármelo dos veces, miro por encima el plano de pistas que he cogido en taquilla y me subo a la telesilla más cercana a la taquilla, una rápida telesilla de 4 personas denominada SchönBodenBahn, con ‘caparazón’ para protegerse del mal tiempo. Ascendiendo entre pinos recién blanqueados por la ligera nevada de la noche anterior, en seguida me sitúa a una altura considerable, desde donde ya en la primera bajada, experimento unas vistas privilegiadas.

Axamer Lizum ofrece unas vistas espectaculares sobre el valle del Inn

Vistas espectaculares sobre el valle del Inn desde la zona de Schönboden

Aquí arriba está el paraíso, y es tan fácil como dejar deslizarte por cualquier pista, ancha y bien preparada, que desciende hacia la base del bonito valle sobre la que se asienta este ski resort.

Pista roja amplia para practicar esquí en Axamer Lizum

Las pistas son muy amplias, y la calidad de la nieve en Febrero, espectacular

Me sigue flipando la calidad de la nieve, nieve polvo de primera que moldeas y navegas con tus tablas de carving de forma fácil, sin forzar la máquina. No hay necesidad de salir para nada de las pistas balizadas, aunque hay tramos vírgenes que incitan peligrosamente a hacer algún pequeño ‘escarceo’ nivológico.

Nieve virgen, calidad de nieve impresionante en Axamer Lizum

Hay muchas zonas de nieve virgen impoluta en Axamer Lizum

Axamer Lizum es una estación de tamaño pequeño-medio, que al igual que Patscherkofel, tiene un pasado olímpico envidiable, ya que fue la sede principal de la mayoría de las competiciones de esquí de los Juegos Olímpicos de Invierno celebrados en Innsbruck, en sus ediciones del 64 y del 76. Su cota más baja está situada a 1580 metros y su cota máxima a 2340 metros sobre el nivel del mar. 6 rápidas telesillas, unos pocos remontes y su famoso tren cremallera rojo Olympiabahn, que desafiante sube desde abajo del todo hasta la cota más alta de de la estación, al collado Hoadl, donde también llega una telesilla. No es mucha altura, ¿no? Creedme, es más que suficiente, su localización y distribución es muy buena, más que suficiente.

El Olympiabahn desafía el grandioso paisaje de Axamer Lizum

Estructura por la que circula el Olympiabahn, el famoso tren cremallera de Axamer Lizum

En cuanto al dominio esquiable, Axamer cuenta con 41 kilómetros de pistas, donde abundan las pistas azules y las rojas, de longitud media-larga, muy anchas y sin apenas dificultades técnicas. Hay una única pista negra y varios itinerarios señalizados para practicar esquí fuera pista o freeride. Los desniveles son interesantes, aunque experimenté más sensación de verticalidad y velocidad en Patscherkofel. Por el paisaje, Axamer Lizum es la típica estación en la que te gusta esquiar tranquilo, disfrutando del paisaje, de la nieve, recreándote en cada giro, aprovechando amplitud de pista a tope.

Pista roja y vistas bajando desde Hoadl, en Axamer Lizum

Bajando hacia el valle desde Hoadl, cota máxima de la estación

En mi caso, no bajé muchas veces hasta la base, ya que en la zona de arriba, hay tres telesillas que te dan prácticamente acceso a casi todo el dominio esquiable de la estación, especialmente a lo que la parte derecha del valle se refiere, que es la parte más abierta y limpia, donde apenas hay pinos, y desde donde las vistas son espectaculares. Puedo decir que me pasé el 70% del día en esta parte soleada de la estación, una opción muy cómoda y sencilla que te permite descender y entrelazar un montón de pistas y atajos diferentes.

Vistas desde Hoadl bajando hacia Schönboden, la loma izquierda de Axamer Lizum

Esquiando sólo como anduve, es probable que al mediodía te apetezca hacer una pequeña parada para comer algo y reponer fuerzas para la tarde. Si éste es el caso, en la cota máxima, hay un moderno bar-restaurante, con servicios, y con bancos, mesas y sillas en plan tumbona, para tomar el sol fuera. ¿Que hay que morirse aquí, y así? Amén!

Sol y nieve en Hoadl, cota máxima de Axamer Lizum, a 2340 metros

Sol y nieve en Hoadl, parada y fonda asequible en cota máxima de Axamer (2340 m.)

Las vistas que se obtienen desde este punto son espectaculares, especialmente las del valle inmaculado de enfrente, salpicado de preciosas montañas alpinas, de catálogo de montaña invernal.

Paisaje de blancas montañas desde Hoadl, cota máxima Axamer Lizum

El interior del restaurante, donde se está muy calentito, estaba muy concurrido, muchas familias comiendo allí, había bastante bullicio. Es un restaurante panorámico, con una enorme cristalera que te permite deleitarte con el paisaje mientras repones fuerzas, buena idea.

Restaurante panorámico en la cota Hoadl de Axamer Lizum

Restaurante panorámico en la cota Hoadl de Axamer Lizum

Lo bueno que tiene es que también es posible pedir bebida y algún bocata en la parte exterior, es una especie de improvisada barra de cantina que tienen. Pensaba que me iban a sacar un ojo de la cara por tomarme algo, pero creo recordar que no pagué más de 3 euros por una buena cerveza de tercio. No está nada mal si a esto le añadimos que estaba a 2340 metros de altura, y con la posibilidad de sentarte a tomar el sol. Hacía tan bueno que encontrar una silla-tumbona libre estaba complicado.

La zona de Hoadl, cota máxima de Axamer Lizum, a 2340 metros 

Por la tarde experimenté la otra vertiente de la estación, la cara menos expuesta, la que discurre a modo de embudo entre preciosas montañas de roca y nieve. Concretamente, la pista que baja desde el punto más alto de la estación hasta las taquillas es una de las pistas más conocidas de la estación. Olympia Abfahrt Damen es una pista azul de 3 kilómetros de longitud que fue escenario de una prueba de esquí femenina en los mencionados juegos, supongo que descenso. Es una pista que discurre al abrigo de varios picos a mano derecha, con un par de ‘palas’ considerables, con un desnivel cercano a los 800 metros, pero cumpliendo con el ‘protocolo’ de pista amplia y muy manejable, con numerosas opciones para pararse a disfrutar del entorno y descansar.

La pista azul Olympia Abfahrt Damen desciende desde la cota máxima hasta la base

La pista más famosa de Axamer desciende desde la cota máxima hasta la cota mínima

Me quedé con pena de no ‘catar’ la telesilla situada más a la izquierda de la estación, la que da acceso a la única pista negra del área esquiable, tenía buena pinta pero el segundo día por la tarde, dos intensos días de esquí pasan factura en los músculos, y no es cuestión de ‘romperse’ en la última bajada, cuando la inercia del cansancio puede con todo y vienen los despistes. Tampoco me subí en el Olympiabahn, y esto sí que me da algo más de pena, ya que tiene que ser una sensación muy chula ascender en esta gran obra de ingeniería que desafía la enorme pendiente de estas nevadas laderas. En fin, espero que para otra vez.

Parte izquierda y valle de la estación de esquí de Axamer Lizum

Parte izquierda del valle que baja hasta la base de la estación de esquí de Axamer Lizum

Y así termina el segundo día y la pequeña aventura de esquí en los Alpes austriacos, con unas sensaciones inmejorables tras vivir intensamente la experiencia de deslizarme por las pistas de Axamer Lizum. Como conclusión personal, comentar que el área esquiable de esta estación es más amplia que Patscherkofel, siendo los desniveles de las pistas en general menos pronunciados. La calidad de la nieve es excelente y la longitud media de las pistas es del estilo, ligeramente menor, pero Axamer es quizás una estación más dinámica y versátil, con más variedad de itinerarios en ambas vertientes del pico Hoadl.

Practicando esquí fuera pista, freeride, en Axamer Lizum

Buena calidad de nieve, dentro y fuera de pista

Además, sin duda el punto fuerte de Axamer es el paisaje realmente espectacular que rodea a la zona, tanto en la parte que da hacia las montañas colindantes, como en la parte que da hacia el valle surcado por el río Inn.

Creo que podría calificarse como una estación ideal para gente de nivel de esquí medio-alto. Tiene en la base un par de sencillas pistas azules para principiantes y niños, pero está claro que el que verdaderamente saca ‘chispas’ a la calidad de la nieve y pistas rojas de esta estación es el esquiador que tiene ya cierto nivel de expertise y le gusta bajar fuerte. Ojo, como decía, esto no quita que sea a su vez una estación ideal para disfrutar esquiando tranquilo, aprovechando amplitud de pista y perfeccionando técnica. Axamer es capaz de asumir cualquier modalidad y nivel de esquí, siendo una muy buena opción para el esquí en familia cerca de Innsbruck; mejor preparada en su conjunto, y por paisaje, que su vecina Patscherkofel, donde las pendientes son de ‘Aupa Erandio!’. Sí, puede que el tiempo soleado que tuve durante aquel domingo de Febrero influya, pero me gustó y me pareció más bonita y completa Axamer Lizum, las cosas como son.

Powder o nieve virgen en la estación de esquí de Axamer Lizum

Laderas de nieve virgen, powder total, hacen de Axamer Lizum una estación de cuento

Por cierto, aunque hizo un sol radiante y fui muy bien abrigado, tengo que reconocer que pasé bastante frío, especialmente en las telesillas por la mañana, cuando sentado y quieto, si te despistas, te puedes quedar congelado. Efectivamente, aunque Lorenzo emita rayos de sol y caliente, no hay que olvidar que estás en los Alpes, donde esquiar con alrededor de 10 grados bajo cero es bastante habitual por esas latitudes. Sarna Frío con gusto…¡no pica! 🙂

Información práctica:

SaludoX!

Valora el artículo:

7 pensamientos sobre “Axamer Lizum, la estación de esquí perfecta cerca de Innsbruck”

  1. Hola Miguel!

    Menuda experiencia en la nieve. Se ve que lo pasate muy bien, a pesar de esos diez gradazos bajo cero… 😉 Y ese restaurante con vistas panorámicas tiene muy buena pinta, las vistas son excelentes. Ahora bien, ¿no parece un poco lioso ese sistema con tantos y tantos autobuses?

    Una información muy muy completa, como siempre, como nos tienes acostumbrados, con todo tipo de detalles. Excelente!!!

    Un abrazo enorme.

    1. Hola Antonio! Sí que lo pasé bien sí, y eso que esquiar sólo, sin compañía, a medida que avanza el día, puede cansar y aburrir. Pero bueno, para eso está ese restaurante en la cota alta de la estación, para relajar músculos y tomarte una cervecita, ¿no? 😉

      El sistema de autobuses y las dos opciones que hay para acceder en autobús a la estación no es lioso en sí mismo, lo lioso quizás está en cómo lo he contado yo, que ya sabes que tiendo a contar mis batallas personales ;-). No, simplemente quería reflejar las dos opciones que yo pude experimentar en primera persona, y sinceramente, si bien la opción del Skibus parecía la más cómoda, fue un poco fiasco, y por ello a la vuelta opté por coger el Postbus o autobús amarillo. Gracias por comentar y otro gran abrazo para ti!

  2. Agg! Y me dirás que también es un business trip… En fin, en fin. Tiene una pinta genial, dices que pequeña, yo creo que está estupenda, ¿no?, y esa cervecita al sol, que buenos recuerdos esquiadores me trae.
    Saludos!

    1. Que conste que en esta ocasión, el punto de partida fue un business trip, tres días de curro, pero luego sí es verdad que me lo monté bien y me quedé allí el finde y el lunes, para esquiar dos días en dos estaciones, y otro día para visitar Innsbruck. Buen plan, no os lo voy a negar ;-). Respecto al tamaño, para la idea de estación de esquí de los Alpes que todos tenemos en la cabeza, no es que sea muy grande, es de tamaño medio, pero la nieve, las pistas y el paisaje que tiene Axamer lo compensa todo, me hice muy fan. ¿Cuándo dices entonces que tomamos una cervecita a 2300 metros de altura? 🙂 SaludoX!

      1. Hola miguel , me gustaria saber tu consejo , voy a pasar una tarde en innsbruck , me gustaria saber a que parte puedo ir para pasar un rato en la nieve ? Voy con una pequeña de 9 años y q transporte es mas cómodo y facil ?? Pls si puedes escribirme a este correo adririveross@hotmail.com t lo agradezco

        1. Hola Adriana! En las dos estaciones de esquí en las que yo he estado, dudo mucho que tengas nieve ahora en época estival. Tanto Axamer-Lizum como Patsherkofel no tienen cotas muy altas, dos mil y pocos metros de altitud, por lo que no es fácil ver nieve por esta época. Mira en la web de cada estación para saber si tienen las instalaciones abiertas en época estival para uso turístico, especialmente el tren cremallera de Axamer-Lizum y el funicular-teleférico de Patscherkofel. Si estásn abiertos, tendrás buenas vistas y algo de nieve en las montañas de alrededores, pero me temo que no en la cota en la que te dejan. Respecto a desplazamientos, como es lógico el famoso ski-bus no funcionará, pero puede haber autobuses de línea que te acerquen, echa un vistazo en la web de ‘Innstruck Turismo’. Espero haberte ayudado, aunque sea algo. SaludoX!

  3. Hola a todos. Hace exactamente un mes estuve siguiendo los pasos de Lonifasiko siguiendo sus guías: tren de Munich a Innsbruck, un día en Patscherkofel, un día en Axamer Lizum. Ante todo, muchas gracias por las recomendaciones; siguiéndolas punto por punto no tuve ningún problema.

    Con permiso, aporto mi granito de arena a la información. Siguiendo los consejos de Lonifasiko, subí a la estación cogiendo el Postbus amarillo (también gratuito para esquiadores) a la puerta de la estación de trenes. En esa puerta, nada más salir de la estación, hay un montón de paradas de bus, tranvía, etc. debajo de una especie de tejadillo. Después de dar muchas vueltas a todas, descubrí que el Postbus no salía de ahí: sale de la estación de trenes, pero, poniéndose de espaldas a la estación, salen de la parte izquierda.

    Para volver a Innsbruck, fui a coger el mismo Postbus en la base de Axamer Lizum. Ahí, el conductor del autobús me preguntó a qué hotel iba, y me señaló a un grupo de autocares que estaban enfrente. Esos son los autocares gratuitos que pasan por los hoteles. La ventaja es que, si a la ida me tocó ir de mi hotel a la estación de trenes andando (10 minutos, Innsbruck no es tan grande), a la vuelta me dejaron prácticamente a la puerta del hotel.

    En otro orden de cosas, las fotos de Lonifasiko me dan mucha envidia. Yo sí cogí el funicular para hacer bajadas por la Olympia Abfahrt Damen, pero la mayor parte del tiempo no veía por dónde iba: hacía un día muy nublado y nevando, y a las dos de la tarde me rendí y lo dejé…

    De nuevo, gracias a Lonifasiko por sus guías.

¡Enhorabuena por llegar hasta el final! Seguro que tienes algo que compartir, aportar o preguntar, ¿a que sí? Déjanos un comentario, ¡es gratis y puede ser de gran ayuda para otros!