asador tronky Bonito del norte parrilla fotos

Asador El Tronky, una de las mejores parrillas de la bahía de Santander

Todas las localidades que rodean la bahía de Santander han tenido desde siempre gran tradición marinera. Pueblos como Pedreña, ahora más enfocada al turismo, pero que nunca ha dado la espalda a ese Mar Cantábrico del que sus pescadores nos traen día y noche las mejores y más frescas delicias marinas.

Casualidades de la vida, estando alojados en Pedreña, buscábamos con cierto antojo restaurantes donde comer pescado fresco cerca de Santander. Aquel día, los astros gastronómicos se aliaron, y a partir de las recomendaciones personales de la casa rural en la que nos alojábamos y los comentarios de nuestro particular ‘chivato’ Foursquare, finalmente aterrizamos en el Restaurante Asador El Tronky, frente al puerto de Pedreña. ¿Embarcas con nosotros en esta nueva gastroexperiencia cántabra?

Pedreñera en la bahía de Santander
Cruzar la bahía de Santander para comer en pedreña, why not?

Restaurante-asador tradicional en Pedreña

¡Cómo nos gusta entrar en este tipo de restaurantes y asadores tradicionales, a pie de puerto! Colores, ambientación y decoración marinera, mantel de papel, terraza fuera, barra para los que no quieren sentarse y un asador fuera, en la calle.

Restaurante Asador El Tronky en Pedreña
Sitio tradicional, con terraza muy apetecible para el verano

Hay sitios en los que según te sientas, antes incluso de abrir la carta, sabes que vas a comer bien. Muchas veces tienes la incógnita de la variable precio, pero sabíamos que comer en el asador Tronky iba a ser una muy buena opción. ¿Intuición gastronómica? Maybe…

Como siempre, carta en mano, preguntamos las dudas al camarero y propietario, que muy majo, nos atiende y guía nuestros paladares, con gran acierto, hacia el producto de temporada.

Comedor Asador El Tronky en Pedreña
Bar tradicional con ambiente marinero

Aunque no era la intención inicial, habiendo elegido pescado para compartir, optamos por acompañar la velada con algún vino blanco que no se dispare en precio. Nos recomienda varias referencias con las que trabaja la casa, incluso nos da la posibilidad de probar un Chardonnay navarro y un albariño, para decidirnos. Son detalles nimios con los que un camarero, y en consecuencia, un asador de aires marineros, se gana al comensal desde el minuto cero. Hoy, ¡cenamos con albariño Lagar de Bouza!

Albariño Lagar de Bouza
Bastante buena relación calidad/precio

Sí, la peque también come, ¡vaya sí come! Por ello, como entrante para todos, pedimos una ración de croquetas caseras, que si mal no recordamos, eran croquetas de cocido, ¡riquísimas! Buena mano artesana y ración generosa, con unos trozos de carne de cocido que le confieren un sabor muy característico, diferente al de las croquetas habituales. Igual de ricos que los míticos ‘fritos de la abuela’ de los que todos nos acordamos de vez en cuando.

Croquetas de cocido
Espectaculares, ¡qué sabor!

Llenan bastante, así que bebamos un sorbo de albariño, dejemos disfrutar a Izaro de sus ‘frititos‘, y reservemos sitio para los segundos platos, pescados como no.

Pescados frescos a la brasa en parrilla de carbón vegetal

Si el nombre de tu restaurante lleva la palabra ‘asador’ adherido a él, muy seguro de tu forma y arte de asar tienes que estar. En el Asador El Tronky están seguros y orgullosos del manejo que hacen de su parrilla de carbón vegetal, son muchos años de experiencia asando carnes y pescados a la brasa frente al embarcadero de Pedreña.

Comer pescados a la brasa en Santander
El arte de la parrilla de carbón vegetal

Habiendo leído que las sardinas a la brasa y las navajas a la plancha son dos de sus grandes especialidades, y siendo temporada de sardinas, no nos lo pensamos dos veces. Un plato de sardinas frescas, bien asadas, hace acto de presencia. Buen tamaño de sardina, bien doraditas, con carne jugosa y con piel y espinas fácil de quitar. Se comen como pipas, están deliciosas, ¡qué sabor tienen las sardinas frescas!

Sardinas asadas en el Asador El Tronky den Pedreña
Una de las especialidades del Asador El Tronky

Con un regusto de pescado azul fresco que hacía tiempo que no teníamos, viene el siguiente producto de temporada, recomendación expresa del camarero. Optamos por un bonito del norte a la brasa, para compartir. Por supuesto, había las típicas opciones de buenos pescados como lubina, rodaballo, etc., pero no entraba en nuestros planes darnos un mega-homenaje gastronómico y rozas los 100 € en una cena de una noche pre-verano.

Comemos por los ojos, y cuando te sacan un plato en el que una señora rodaja de bonito, bien doradita, no necesita más adornos que unas rodajitas de tomate y cebolleta, parcialmente ya te han conquistado. Cuesta 16 €, no nos parece caro.

Bonito a la parrilla
¡Qué bonito es!

Hay platos que no necesitan más adornos, y éste es uno de ellos. La carne está tierna a más no poder, estando el centro e interior del túnido tirando a poco hecho, en el buen sentido, para apreciar mejor su frescura y textura. Pedro le tiene pillado el punto de parrilla perfecto al pescado, no se puede pedir más. Lo único que debes hacer es concentrarte en dar buena cuenta del túnido, y si estás lleno, deja el tomate y la cebolleta, que ojo, acompañan bien y le dan un punto a algún bocado de bonito.

Bonito del norte a la parrilla
Acompañamientos, los justos

‘Pedreñeras’ en busca del mejor pescado fresco de la bahía de Santander

Este festín cántabro basado en la buena mano, en la excelente materia primera y know-how de producto de temporada que manejan en el Asador El Tronky, no deja ni hueco para el postre. Café y chupito de orujo, para hacer la digestión. Los precios no son baratos, pero está donde está, y hay que valorar las buenas sensaciones y mejor sabor de boca que nos deja esta gastroexperiencia.

Al salir del restaurante y cruzar con mucho cuidado la carretera hacia el aparcamiento del puerto, nos detenemos un rato a admirar el arte de Pedro a los mandos de la parrilla, que humeante como una locomotora, no para de trabajar y deleitar exquisitos paladares. Eso sí, no te pongas cerca si no te quieres ahumar :).

Lubina a la brasa
Ahí, ahí, que se vaya dorando poco a poco 😉

No nos extraña que mucha gente que busca restaurantes donde comer pescado en Santander, finalmente opte por acercarse a degustar las exquisiteces que ofrecen los diferentes restaurantes en Pedreña, ya sea en coche o a bordo de las tradicionales pedreñeras (barcos pequeños) que cruzan en un abrir y cerrar de ojos la espléndida bahía de Santander.

Visto el procedimiento y la materia primera que manejan, tenemos claro que volveremos algún día, a principios de mes, con la cartera bien dispuesta, a saborear algún gran pescado a la parrilla. Sólo de ver e imaginarnos lo que podría dar de sí una buena lubina salvaje o similar a la parrilla se nos hace la boca agua vino.

Albariño Lagar de Bouza
Imprescindible maridar el pescado con un buen vino blanco

Creemos haber dado con un referente clásico entre la amplia oferta gastronómica que ofrecen los restaurantes en Pedreña, en la bahía de Santander. Comer en el Asador El Tronky significa comer pescado fresco cerca de Santander, un sitio que a pesar de su curioso y divertido nombre, borda con clase y elegancia los pescados frescos a la brasa, con especialidad en sardinas y navajas. 

Sardinas frescas asadas en parrilla
Sardiñaaaaa…..freeeeeekue!

Valoración @Lonifasiko: 4,6/5

Información práctica:

  • Dirección: Barrio El Muelle s/n, 39130 Pedreña (Cantabria)
  • Teléfono: (+34) 942 501 093
  • Página web
  • Suele llenarse en época estival, se recomienda reservar.
  • Tiene tres partes diferenciadas, con dos comedores interiores y una terraza. Os aconsejamos no sentaros en las mesas de terraza próximas a la parrilla, ya que sale mucho humo y saldréis oliendo a carbón vegetal y pescado a partes iguales.
  • Al estar junto a una carretera muy transitada, conviene que los niños, si salen fuera a jugar, anden con mucho cuidado.
  • Déjate guiar y aconsejar por los camareros en lo que respecta a pescado fresco y producto de temporada. Para no llevarte sustos, no olvides preguntar por los precios de los productos fuera de carta.
  • Hay un pequeño aparcamiento gratuito al otro lado de la carretera, frente al muelle de Pedreña. Cuidado al cruzar, es una carretera en bajada por la que circulan coches a bastante velocidad.
  • Gastroexperiencia disfrutada en Junio del 2015.
  • Precio: 57,50 € por 2 adultos y una niña con todo lo descrito en este post.
  • Se puede pagar con tarjeta.
  • Mapa con la ubicación del restaurante Asador El Tronky en Pedreña

On egin!

Ah! No olvides que también puedes seguir nuestras aventuras a través de nuestros perfiles en Twitter, Facebook, Google+, Instagram y Pinterest. ¿Mucho estrés? Sí, nosotros también confiamos en que no aparezcan más redes sociales ;-).

Valora el artículo:

2 pensamientos sobre “Asador El Tronky, una de las mejores parrillas de la bahía de Santander”

¡Enhorabuena por llegar hasta el final! Seguro que tienes algo que compartir, aportar o preguntar, ¿a que sí? Déjanos un comentario, ¡es gratis y puede ser de gran ayuda para otros!