Liubliana en un día: Paseo con niños por la capital de Eslovenia

¿Se puede ver la capital de un país en un día? Pregunta relativa donde las haya. Casi todos contestaréis aquello de ‘depende de qué país, en qué plan vayas, cómo de grande sea la ciudad…’. Bien, nosotros nos atrevemos a decir que Liubliana (Ljubljana en esloveno), sin entrar en museos, es una capital cuyos principales puntos de interés turístico se pueden visitar en un día, sin problemas.

Hablamos de ver lo más básico y representativo de la ciudad, lo imprescindible. Esta tajante afirmación la hacemos a sabiendas de que visitar Liubliana con niños te obliga a ir más tranquilo, marcando el clásico y ultraconocido ritmo slowfamilytravel :). ¿Te subes hoy a nuestra guía de viaje y consejos para visitar Liubliana, la capital de Eslovenia?

Qué ver en Liubliana, capital de Eslovenia
Vistas desde la Torre del Castillo de Liubliana

Seguir leyendo

Valora el artículo:

Viña Placentina, enoturismo slow y puro vino en Plasencia

Es probable que no asocies la provincia de Cáceres con la producción de vino. No te preocupes, no eres raro, pasa hasta en las mejores casas. Cáceres no tiene, ni es probable que tenga nunca, una masa crítica de bodegas ni marca de vino mundialmente reconocida como pueda tener La Rioja o la Ribera de Duero . Sin embargo, al igual que en otros muchos puntos de España, en Extremadura también se produce vino, y en muchos casos, buen vino.

En los últimos tiempos, los vinos de Extremadura, especialmente aquellos producidos en la parte sur de la comunidad extremeña, agrupados bajo la D.O. Ribera del Guadiana, están empezando a tener cierta repercusión y eco en el mercado. Así que caldos extremeños, más allá del típico vino de pitarra, haberlos, haylos. Para muestra, un botón la bodega Viña Placentina.

Viñedos extremeños
Líneas rectas y uniformes

Seguir leyendo

Valora el artículo:

Museo de la sal, en busca del oro blanco de Leintz-Gatzaga

¿Quién cocina sin sal? ¿A quién no le gusta ese toque sutil y esa ‘viveza’ que otorga la sal a muchas de nuestras comidas y gastroexperiencias? Desgraciadamente, hoy en día no valoramos demasiado la calidad de una buena sal, o al menos, no lo hacemos en nuestra cocina del día a día.

Sin embargo, si algo tienen los viajes y las excursiones para conocer sitios nuevos, es la capacidad de abrirte la mente y hacerte reflexionar sobre ciertos aspectos de la vida, muchos de ellos cotidianos, a los que quizás no das demasiada importancia, que pasan desapercibidos y descuidamos en la vorágine y caos diario en el que vivimos inmersos. Es una de las mayores lecciones que hemos aprendido recientemente al visitar el ecomuseo de la sal en Leintz-Gatzaga, también conocido como Museo Salino de Léniz.

Sal de alta calidad Gatzaga en el EcoMuseo de la Sal de Leintz-Gatzaga
¡Qué sala’o!

Seguir leyendo

Valora el artículo: