Uramaki italiano

Restaurante Miu, gastroexperiencia ‘japo’ para todos los bolsillos

Viendo que la cocina japonesa está muy de moda y que todo el mundo ha probado y tiene un Máster (del Universo, en muchos casos) en sushis, nigiris etc., ya estábamos tardando en ir a un restaurante japonés juntos y revueltos, en tempura.

Sin ser personalmente muy fan del sushi y de los pescados crudos o poco cocinados que tanta fama tienen en la gastronomía japonesa, me daba incluso cierto recelo acudir al restaurante Miu,  uno de los restaurantes japoneses en Bilbao que más adeptos gastronómicos está consiguiendo en los últimos tiempos. En fin, que como todo en la vida, hay que probar, y luego, opinar.

Uramaki, ¡al ataque!
Comer con palillos, ¡qué movida!

Los restaurantes japoneses, por norma general, son restaurantes de precio medio o elevado. Por ello, nos llamó la atención que al restaurante Miu se le conozca coloquialmente como ‘el japonés low cost de Bilbao‘. Al parecer, sirven entre semana un interesante menú del día muy arregladito de precio, teniendo en cuenta que se trata de un restaurante japonés en el centro de Bilbao. Al ir en fin de semana, nosotros comimos a la carta, una carta que se presenta amplia y repleta de opciones, muchas de ellas desconocidas para nosotros, que no somos, ni de lejos, expertos en cocina oriental.

Entrada exterior al restaurante Miu japonés en Bilbao
Diseño minimalista

De todas formas, siguiendo alguna recomendación personal que nos habían hecho y cierto instinto y manías gastronómicas, que las tenemos of course, nos las arreglamos para pedir sin preguntar nada a los camareros.

El local, de dos pisos, está decorado de forma agradable, como es obvio, con motivos japoneses. Te reciben en una pequeña entrada o recibidor, donde se cercioran de tu reserva y te acompañan a tu mesa.

Instrucciones claras en la entrada del restaurante
Please, be patient!

Sea en el comedor de la planta baja, a mano derecha, o en el comedor del primer piso, a mano izquierda. Comas donde comas, para empezar te tocará subir o bajar una decena de escaleras.

Iluminación y ambientación agradable, incluso rozando lo íntimo y romántico. Al ir con la peque, que ya no duerme siesta :(, nos sientan en una mesa de cuatro, que a un lado tiene dos sillas, y en el otro, un largo banco acolchado que sirve de asiento a varias mesas. La configuración de las lámparas encima de la mesa es un poco rara: En un lado hay mucha luz, y en el otro, donde me siento yo, estoy a oscuras, viviendo en las ’51 sombras de Miu’. Tengo que cambiarme de sitio para poder hacer fotos un poco decentes.

Comedor del restaurante Miu en Bilbao
Comedor del primer piso

La carta de vinos no es muy amplia. Por supuesto, puedes pedir la típica cerveza japonesa, pero si buscas un vino que se salga un poco de lo común, está complicado. La sempiterna ‘riojitis‘ que sufrimos en muchos restaurantes de Euskadi en cuando a tintos, y cuatro referencias básicas, bastante asequibles de precio eso sí, en cuanto a blancos y rosados.  Optamos finalmente por un albariño Gundian, correcto, incluso ‘majo’ para acompañar la nuestra primera huelga gastroexperiencia a la japonesa.

Ambientación y decoración minimalista
Rollo zen a tope

Comenzamos la experiencia de comer en un japonés con un entrante en forma de ‘Nigiri de vieira a la plancha‘. Soy del comando anti-vieira, pero Laura comenta que esta pieza, que cuesta alrededor de 3 €, está deliciosa, con una señora vieira que va acompañada de arroz.

Nigiri de vieira a la plancha
Nigiri, sushi, uramaki…¡menudo jaleo de nombres!

El siguiente entrante es un clásico que bien podría pedirse en otro tipo de restaurante, sin problemas. Es un variado de verduras y calamares tempurizados, al que se le conoce con el nombre de ‘Kakiage’. Tres piezas envueltas en tempura, con un mix de verduras y calamares entrelazados, hacen de este plato una creación sencillamente rica, muy apetecible. Este plato apto para todo tipo de paladares viene acompañado de un amplio cuenco, que contiene  una salsa que no nos atrevemos a decir ni a preguntar qué es. Tiene un sabor muy suave, con un toque final que repunta. Ello hace que untemos cada bocado del kakiage en dicho cuenco, casi en plan obsesivo. Nos da igual que esto no sea lo más ‘típicamente japonés’ o que sea un plato que los entendidos en gastronomía japonesa quizás nunca pedirían por lo simple que es. En ocasiones, en la simpleza gastronómica radica lo delicioso. Primer aviso.

Kakiage: verduras y calamares en tempura
Kakiage, una opción básica de la cocina japonesa

Pasamos a degustar Uramaki italiano, un ¿clásico? japonés con aires e influencia italiana. Es un set de 8 piezas individuales, que consta de uramakis rellenos de mozzarela de búfala, salmón, tomate seco y albahaca. Pedimos este tipo de uramaki por dos razones: amamos la cocina italiana y este uramaki, a diferencia del resto, donde lo pone explícitamente, no lleva teóricamente aguacate, una fruta que produce alergia a Laura. Según nos traen el plato, sin probar nada, constatamos visualmente que cada pieza va adornada de una tira de aguacate. Se lo comentamos al camarero, aludiendo a que en la carta no ponía que llevaba aguacate. No problem, el camarero, muy majo, se disculpa en repetidas ocasiones y nos traen la versión ‘sin aguacate’, en cuestión de dos minutos.

Uramaki italiano
Mozzarella de búfala, tomate seco y albahaca

Nos comenta  el camarero que independientemente de lo que ponga en la carta, el sushi y el uramaki, como los hacen en el momento, los puedes configurar ‘a tu gusto’, más que nada por si tienes alergia o no te gusta especialmente alguno de los ingredientes que lleva. Un detalle.

Los uramakis están deliciosos, y para alguien que no sea, como yo, demasiado amigo de pescados ahumados o poco cocinados, el uramaki italiano del restaurante Miu es una opción excelente: la mozzarella de búfala está deliciosa, y el toque del tomate seco, le otorga un claro aspecto diferenciado al uramaki. Como todavía pulula por ahi el cuenco de salsa del plato anterior, nos da por untarlos y arriesgarnos a comerlos casi de bocado con los palillos, como los buenos profesionales.

Uramaki en salsa
A falta de pan, ¡uramaki!

Junto con la bandeja de uramaki italiano, nos sirven el nigiri de tataki de atún, suponemos que así lo mandan los cánones de la cocina japonesa. Personalmente me quedo con este nigiri, aunque ya nos han comentado que tiene fama el nigiri de pez mantequilla y alguna otra opción de la sección de nigiris. Para otra ocasión.

Nigiri de tataki de atún
Delicioso bocado

Aunque no lo parezca, los uramaki llenan, y el plato final de tataki de atún que nos sirven, nos sorprende, en cantidad. Son varias láminas de lomo de atún marcado a la plancha, acompañado de salsa ponzu, mango, mayonesa de wasabi y alga chuka. Como todo tataki, el centro está rojo, crudo, únicamente con los bordes marcados. El calor del borde contrasta con el frío de la carne del centro. La carne rebosa sabor, aunque echo en falta un toque algo menos frío en el centro e inevitablemente me acuerdo de aquel atún rojo del Mediterráneo que probé en L’Ametlla de Mar. Nos cuesta terminar las láminas de tataki, la razón nos pareció muy generosa.

Tataki de atún en Miu japonés
Un clásico de la gastronomía japonesa

¿Y si pedimos un postre japonés? No sabemos qué postres japoneses son típicos, pero nos llama la atención un rollito relleno de crema de manzana con helado de vainilla. Es un postre que satisface a todos, especialmente a Izaro, que da buena cuenta del helado. Quizás tampoco sea lo más típico, pero para ser un japonés y no ser un postrelover, admito que comimos muy a gusto esta opción; con el canutillo y la crema templada, este último toque dulce redondea una interesante y diferente experiencia gastronómica.

Postre en restaurante Miu Japonés en Bilbao
Rollito de compota de manzana

Con intención d buscar analogías con el orujo blanco gallego, hacemos que un chupito de sake acompañe a los dos ricos cafés con los que terminamos nuestra primera aventura de comer en el restaurante Miu Bilbao. Un poco flojillo el sake, algo caliente, con final dulce, pensaba que era mucho más cañero.

Chupito de sake
Típico licor japonés

¿Diferencias entre el sushi, el uramaki y el nigiri? No nos preguntéis por cosas complicadas, que como hemos dicho al principio, no somos expertos, ni en restaurantes japoneses en Bilbao, ni en nada, sorry.

Sin embargo, a pesar de nuestra falta de expertise en ‘japos’, sí podemos decir que el restaurante japonés Miu de Bilbao es una opción interesante y asequible para primerizos que se quieren iniciar en la afamada gastronomía japonesa. El local es muy agradable, la atención es muy buena, con un servicio rápido, y para lo bien que se come, el precio, incluso comiendo a la carta, no es elevado. En nuestro caso, porque acompañamos con una botella de albariño que hizo que la cuenta subiera hasta los 55 € finales, pero sin vino, no hubiera ido más lejos de los 40-45 €.

Palillos en restaurante Miu
¿Te atreves a comer con palillos?

Fue y será para siempre nuestro primer japonés juntos, donde además de perder la gastrovirginidad japonesa, comimos muy bien y diferente a lo habitual, quedándonos  con un muy buen sabor de boca. Dicho esto, la conclusión es que volveremos algún día, tanto a probar otras opciones de la carta como a comer su recomendadísimo menú del día. Mui, meet (not only) the sushi power!

Valoración @Lonifasiko: 4,5/5

Información práctica:

  • Dirección: Plaza Arriquibar 2,  48010 Bilbao (Bizkaia)
  • Localización del restaurante Miu en Google Maps
  • Teléfono: +34 944 10 86 82
  • Conviene reservar mesa con antelación, especialmente en fines de semana y fechas señaladas.
  • Take-away. Preparar pedidos de comida para llevar.
  • Hay varios parkings privados en la zona. Las zonas aledañas al restaurante  son de estacionamiento limitado, y de pago mediante el sistema O.R.A. o similar.
  • Aunque es un restaurante al que se puede ir con niños, por el tipo de comida, el ambiente relajado y la cuidada decoración, recomendamos disfrutar de esta experiencia de forma relajada, sin niños pequeños despiertos y muy activos. Izaro fue difícil de contener durante toda la comida…
  • Gastroexperiencia disfrutada en Marzo del 2015.
  • Precio: 55 € por 2 personas con todo lo descrito en este post.
  • Se puede pagar con tarjeta

On egin!

Ah! No olvides que también puedes seguir nuestras aventuras a través de nuestros perfiles en Twitter, Facebook, Google+, Instagram y Pinterest. ¿Mucho estrés? Sí, nosotros también confiamos en que no aparezcan más redes sociales ;-).

Valora el artículo:

2 pensamientos sobre “Restaurante Miu, gastroexperiencia ‘japo’ para todos los bolsillos”

  1. No conocía este sitio, me lo apunto.
    Yo había estado en el Shibui, pero es un poco carillo aunque está todo superrico!! Me esncanta el blog así que me quedo por aquí. Te dejo el enlace a mi blog de viajes por si te apetece pasarte 😉

    1. Hola Netikerty, bienvenido a nuestro blog! Yo también había estado comiendo en el Shibui, y efectivamente, aunque fuimos a un menú prefijado el el marco de un evento, me pareció de otro nivel, económico me refiero. Por eso, el Miu nos ha parecido una opción muy interesante, con una relación calidad-precio difícilmente batible. Interesante andén el tuyo, ¿me puedo subir al tren? 😉 SaludoX!

¡Enhorabuena por llegar hasta el final! Seguro que tienes algo que compartir, aportar o preguntar, ¿a que sí? Déjanos un comentario, ¡es gratis y puede ser de gran ayuda para otros!