Llevar un botiquín de viaje básico para viajar con niños es imprescindible

Botiquín de viaje básico para viajar con niños

¿Cuántas veces has necesitado en un viaje, algo básico que con las prisas se te olvidó meter en la maleta? Nos referimos a olvidos relacionados con preguntas cómo ¿Has traído algo para el dolor? ¿Tienes alguna tirita? No sé si tengo fiebre, ¿no tendrás un termómetro por ahí? Son preguntas bastante habituales en cualquier viaje, preguntas que todos hemos hecho en alguna ocasión, ya sea a nuestro compañero de viaje, a nuestro guía, a la recepcionista del hotel…

Llevar un botiquín de viaje básico para viajar con niños es imprescindible

Llevar un botiquín de viaje básico para viajar con niños es imprescindible

Por ello, antes de salir de viaje, siempre hemos de preguntarnos: ¿Tenemos todo, absolutamente todo, preparado y listo para escaparnos y disfrutar del viaje? En nuestro caso, aunque sea para una escapada de fin de semana, desde que somos padres y viajamos con Izaro, todavía le damos todavía más importancia a dicha pregunta. Sí, ser padres nos ha llevado a ser y viajar de forma segura y precavida, llevando, siempre, un botiquín de viaje en la maleta o equipaje. Aún a sabiendas de que en la mayoría de los casos y destinos tendremos ‘a mano’ una farmacia, supermercado…, lo que sea donde poder acceder a ciertos medicamentos o productos sanitarios, ¿por qué ponernos nerviosos y estresarnos en busca de algo que podemos llevar desde casa con total seguridad, y que ocupa y pesa tan poco? Además, muchas veces dejaremos el grueso del botiquín en el coche o en el apartamento, llevando tan sólo encima lo más básico e imprescindible, dependiendo de lo que vayamos a hacer.

Y por supuesto, no hace falta llevar cantidades industriales de nada, basta con un mínimo que te saque de un apuro; si la cosa persiste, efectivamente ya podrás comprar en destino lo que necesites.

Farmacias, haberlas haylas, en todos los sitios

Farmacias, haberlas haylas, en todos los sitios

A la hora de organizar y preparar un botiquín de viaje básico debemos tener en cuenta algunos aspectos y variables, entre ellos: duración del viaje, país al que viajamos (imprescindible informarnos en la web de Sanidad Exterior), época en la que viajamos, en qué formato viajamos, y especialmente, necesidades personales de los viajeros, como alergias, patologías de base, etc. Es probable que no te pase, pero puede ocurrir que llegues a destino y que encontrar algún medicamento base que necesitas tomar por fuerza mayor, ya sea por el sitio en el que estás o porque llegas fuera de horario, se convierta en una tarea complicada que puede acarrearte problemas.

Nosotros también recomendamos que en el caso de que tomes alguna medicación por una enfermedad o dolencia concreta, sea crónica o puntual, además de los consiguientes comprimidos, sobres, etc., lleves contigo una receta con un informe médico, y si es en ingles, mejor. Por distintas razones que no están en tu mano, hay ocasiones en las que te ves forzado a prolongar el viaje y te puedes quedar sin esa medicación especial que necesitas. Más vale prevenir que curar

Pomadas 'mágicas' para golpes en niños, que surten efecto placebo inmediato

Dicho esto, aquí os contamos desde nuestro humilde punto de vista (aunque con conocimientos de enfermería) lo que nosotros solemos meter en nuestro botiquín de viaje básico. Como veréis, la recomendación es aplicable tanto para viajar con niños como para viajes de sólo adultos:

  • Analgésicos y antiinflamatorios: paracetamol, ibuprofeno, Nolotil…
  • Termómetro
  • Gasas, esparadrapo y vendas
  • Tiritas, puntos de aproximación y apósitos. Si tienen dibujos, a los niños les encanta  que se las pongan y ‘lucirlas’ ;-).
  • Tijeras
  • Antisépticos para las heridas: Betadine, clorhexidina…
  • Pomada para golpes. Es la pomada ‘mágica’ para los niños; con ella, se les pasan todos los males y dolores, efecto placebo total.
  • Protector solar: crema/spray, after-sun, gafas de sol y protector labial. Especial atención con la crema solar para los bebés y niños de corta edad, que deberá ser de protección muy-muy alta.
  • Según la patología/enfermedad de cada uno, lo imprescindible: inhalador, antihistamínicos, protectores gástricos, pastillas para el mareo, los gases…..
  • Elementos interesantes sobre todo si se viaja a un país tropical o con potenciales problemas de salubridad e higiene: 
    • Medicación contra la diarrea (Fortasec, Tiorfan, suero oral…) y el estreñimiento (laxantes, supositorios de glicerina, microenemas…)
    • Repelente para insectos y/o soluciones especiales que preparan en algunas farmacias
    • Tratamiento para diversos tipos de picaduras
    • Suero fisiológico, lágrimas artificiales y colirios oculares 

Analgésicos y antiinflamatorios, vitales en cualquier botiquín de viaje básico

Analgésicos y antiinflamatorios, vitales en cualquier botiquín de viaje básico

¿Tú también eres precavido y eres de los que les gusta llevar consigo un botiquín de viaje básico? ¿Te has vuelto más firme y le das más importancia a este tema desde que viajas con niños? Cuéntanos tu experiencia y tu forma de proceder, seguro que nos hemos dejado algo y completamos el botiquín viajero.

Saludos!

Ah! No olvides que también puedes seguir nuestras aventuras a través de nuestros perfiles en Twitter, Facebook, Google+, Instagram y Pinterest. ¿Mucho estrés? Sí, nosotros también confiamos en que no aparezcan más redes sociales ;-).

Valora el artículo:

¡Enhorabuena por llegar hasta el final! Seguro que tienes algo que compartir, aportar o preguntar, ¿a que sí? Déjanos un comentario, ¡es gratis y puede ser de gran ayuda para otros!