Mirador y cascada del Ézaro, donde el río Xallas se funde con el Océano Atlántico

Lo nuestro con este rincón fue amor a primera vista. Ocurre cuando lees algo sobre un sitio, normalmente condimentado con alguna espectacular foto, y exclamas en alto: ‘¡Aquí tenemos que ir!’ En nuestro caso, el ‘flechazo’ ocurrió mientras planeábamos algunas excursiones potencialmente realizables durante las dos semanas de vacaciones por la zona de Arousa Norte.

Teníamos un rato de coche desde Boiro, pero fue leer información y ver fotografías de la cascada del Ézaro, y enamorarnos al instante de este rincón, ¡antes de ir! Con esta visita cerrada, empezábamos a tener mucho más claro qué ver en Costa da Morte en un día, más allá de la clásica visita al cabo Fisterra. Qué ganas de ver al río Xallas fundirse con el Atlántico, ¿te vienes?

Cascada de Ézaro o del río Xallas en Costa da Morte
El agua se abre paso entre enormes planchas de granito del monte O Pindo

Cómo llegar a la cascada del Ézaro

Nunca piensas que un pequeño pueblo de la costa gallega como Ézaro, pueda esconder semejante secreto y belleza natural. No, no hablamos de la bonita bahía y playa que tiene este pequeño concejo de Dumbría, sino del tesoro que encierra aproximadamente un kilómetro tierra adentro, donde tierra y mar se unen en una perfecta sinfonía gallega.

Dependiendo del sentido de la marcha, antes o después de pasar el puente sobre el último tramo del río Ézaro, aguas arriba conocido como río Xallas, hay que coger un desvío si quieres llegar hasta la base de la cascada del Ézaro. La manera más cómoda de llegar hasta allí es en coche, ya que hay que recorrer apenas algo más de un kilómetro para llegar a una amplia área recreativa, con zona verde, columpios, canchas deportivas y mesas de madera, con sitio también para estacionar el coche. El aparcamiento se suele llenar, pero también se puede aparcar en un lateral de la carretera. La otra opción es ir caminando desde el pueblo, pero la carretera es estrecha y circula entre casas, con bastante afluencia de coches, y sin acera aparente, por lo que de optar por hacer el trayecto a pie, conviene andarse con mucho ojo. Desde luego no recomiendo hacer el trayecto hasta el parking a pie si visitas la cascada de Ézaro con niños, puede ser peligroso.

Cómo acceder a la cascada de Ezaro
Área recreativa y cascada del río Ezaro al fondo


Una vez aparcas el coche, ya sea en la explanada habilitada para tal efecto o en el último tramo de la carretera, la dirección a seguir está clara, porque allí a lo lejos, salvando un pequeño y coqueto embarcadero y remontando un estrecho estuario natural, ya se ve, se percibe, una espectacular cascada de la que no podremos apartar nuestra mirada. Nuestra exclamación rola ahora hacia el típico ‘Ooooohhhh‘ viajero.

Río Xallas, desembocadura en el Atlántico
Los embarcaderos idílicos en ríos también existen, para muestra, un botón

Museo y centro de interpretación de la electricidad

Caminamos por tanto desde el parking por la orilla izquierda del último tramo del río Ézaro, dejando a mano izquierda una aparatosa central eléctrica, hidroeléctrica para ser más exactos que aprovecha la potente caída de las aguas del río. Es una central que además se ha habilitado como centro de interpretación de la electricidad, y aunque nosotros no entramos, suponemos que se explica todo el proceso de generación de energía eléctrica aprovechando la caída del agua.

Museo y centro de interpretación de la electricidad de Ézaro
Museo y centro de interpretación de la electricidad de Ézaro

Es desde luego una curiosa forma de darle un toque cultural a una obra aparentemente artificial y monstruosa, por ello, el intento bien vale nuestra admiración. Seguimos caminando y llegamos al antiguo edificio de la central de Castrelo, que es como se llama esta central hidroeléctrica, siendo el último edificio en nuestro camino hasta la cascada. Los raíles que llegan hasta su enorme puerta delatan que por aquí circulaban hasta hace poco vagones transportando algún tipo de material.

Central hidroeléctrica de Castrelo camino a la cascada del Ézaro
El camino a la cascada sortea por la derecha este antiguo edificio

Paseo hasta la cascada de Ézaro con niños

Para sobrepasar este obstáculo, a mano derecha tras los carteles, unas escaleras descienden hasta una pequeña pasarela bien habilitada con barandilla, que inicia un cómodo camino, primero en formato cemento, y luego en formato madera, hasta el pie de la cascada. Desde aquí, poco a poco nos vamos acercando, tras las correspondientes fotos en diferentes salientes de la pasarela, hasta la cascada.

Camino de la cascada del Ézaro con niños
La pasarela salva el caos de bloques de granito del monte O Pindo

Salvando las mencionadas estrechas escaleras, es un paseo muy cómodo y accesible, que en 5 minutos nos planta en la base de la cascada. La pasarela no tiene a priori demasiado peligro para niños, pero conviene ir de la mano con ellos, ya que los agujeros de la barandilla de madera son considerables, más que suficientes para que un intrépido pequeñajo, en un descuido, te dé un susto y caiga, al río, o entre matorrales y rocas de granito. Son pasarelas que no sé por qué, pero que incitan a los niños a correr, así que si los podemos llevar de la mano, o en brazos, en la sillita o en la mochila, en todo el trayecto, que es bien corto, mejor que mejor, que más vale prevenir…que caer al Ézaro.

Cascada do Ézaro con niños
Ojo con los niños en este tramo inicial

Y lo dicho, para cuando uno se da cuenta, está al final del recorrido de la pasarela, que termina en una balconada de madera, con asientos, en plan teatro natural, ideales para contemplar el espectáculo de la fervenza do Ézaro, como también se conoce a este insólito lugar bajo el monte O Pindo. La balconada también tiene unas escaleras que dan acceso hasta una enorme mole de granito que desciende suavemente hasta la orilla del río.

Bloques de g ranito del monte O Pindo
Espectáculo que forman el granito y las aguas del río Xallas

Hay que andarse con ojo al descender porque la roca a veces suele estar mojada por pequeñas filtraciones que caen de la pared y puede ser fácil resbalarse y pegarse un buen golpe. Este aviso va para todo tipo de personas, tanto adultos como niños.

Base de la cascada del Ézaro
Terreno mojado y resbaladizo para bajar a la orilla del río Xallas

Verticales paredes de granito del monte O Pindo

Es probable que dada la multitud de visitantes, en época estival tengas que esperar bastante para obtener una buena panorámica de la cascada en todo su esplendor, limpia de turistas que quieren la ‘pole position‘ en el vértice de la roca.

Qué ver en Costa da Morte
Es una atracción natural que atrae mucho turismo en época estival


Los más intrépidos, podrán subir a alguna roca adyacente y obtener panorámicas diferentes, aunque con cuidado de tropezones y caídas, ya que las rocas, si bien son de estructura sólida, acaban en punta y son pelín traicioneras.

Desembocadura del Río Xallas o río Ézaro
Paraje idílico que combina tranquilas aguas que discurren entre bloques de granito

Respecto a la cascada…, nos quedamos cortos si decimos que es simplemente espectacular. Tanto por su altura, siendo el último salto vertical de más de 40 metros, como por sus diferentes chorreras y ramificaciones de agua, cada una con su propio y aleatorio camino con el fin de alcanzar el lecho del río.

Las paredes de granito del monte O Pindo sobre las que desciende el agua son naturales, pero hay que significar que actualmente, por el tema de la central hidroeléctrica, el caudal de agua está regulado por una polémica presa artificial que se construyó hace tiempo aguas arriba. Sea como fuere, y con esa ‘manaza’ humana de por medio, en Agosto del 2013 la cascada estaba bella a rabiar, y eso que suponemos que en otras épocas llevará mucha más agua.

Cascada del río Ézaro con niños
Se puede hacer el recorrido hasta la cascada con niños sin problemas

Cuando el río Xallas se convierte en río Ézaro

Lo que sin duda hace esta cascada especial es el hecho de que el río Xallas, que así se llama hasta que llega al salto en cuestión, se precipita por esas paredes de forma brusca directamente al mar, porque no olvidemos que el tramo final del río, que después de la cascada se conoce como Ézaro, es una especie de estuario o ría, en la que el agua de mar se adentra hacia el interior a través de las potentes mareas del Atlántico, mezclándose ese agua de mar con el agua dulce que cae de la cascada. Poético encuentro de dos tipos de aguas, ¿verdad? En efecto, la cascada del Ézaro es la única cascada de Europa que desemboca directamente en el Océano Atlántico.

Cómo llegar a la cascada do Ézaro
El agua, incluso en Agosto, baja con mucha fuerza

Mirador de Ézaro

Y esto es todo, que no es poco, en cuanto a la cascada se refiere, ya que no queda otra que darse la vuelta y volver por el mismo camino, echando de vez en cuando atrás la mirada para volver a ver esta preciosidad natural. Una vez de vuelta en la explanada, os aconsejamos completar la visita con el ascenso en coche hasta el mirador de Ézaro. Este ascenso hay que realizarlo en coche, a través de una durísima subida de 2-3 kilómetros, con unos desniveles realmente salvajes, fuera bromas. Creemos recordar que fue final de etapa en la Vuelta a España del 2012, y estamos convencido de que muchos ciclistas lo pasaron realmente mal en estas rampas, ya que en coche, incluso se hace necesario meter primera en algún tramo.

Subida al mirador de Ézaro en la vuelta a España 2012
La Vuelta a España 2012 tuvo un final de etapa en el mirador de Ézaro

En este mirador, donde una escultura recuerda el paso de la carrera ciclista, también hay una especie de parking donde dejar el coche, para disfrutar tranquilamente de la visita. Desde aquí no es posible divisar la cascada, pero sí se ve a mano izquierda la mencionada obra humana, la presa artificial de Santa Uxía.

Embalse y presa artificial de Santa Uxía desde el mirador de Ézaro
Al fondo, el embalse que regula las aguas del río Xallas y de la cascada del Ézaro

Uno de los puntos más visitados en Costa da Morte

Por supuesto, de frente, la grandiosa panorámica sobre el estuario y tramo final del río Ézaro, la localidad de mismo nombre y la perfecta bahía o ensenada en su totalidad, ¡de postal!

Ensenada y bahía de Ézaro desde el mirador de Ézaro
No queda otra que admirar boquiabierto la panorámica

Por el lateral izquierdo del mirador es posible descender por unas empinadas escaleras hasta una especie de depósito de agua y caseta, muy cerca de grandes tubos y cables eléctricos, probablemente punto de partida del agua que desciende para generar energía en la central hidroeléctrica de abajo. Es otra panorámica diferente, pero hay que decir que este intrépido camino entre moles de granito termina ahí, por lo que no hay posibilidad de descender más. Así que unas fotos más, y vuelta para arriba, a intentar retener la postal en la mente viajera el mayor tiempo posible.

Estuario y desembocadura del río Ézaro o Xallas
Un lugar ideal para sentarse y dejarse llevar por el entorno

La cascada más famosa y espectacular de Galicia

Y ésta es la excursión completa para ver la cascada del Ézaro y el mirador que se erige por encima de la bahía, sin trampa ni cartón. Es una visita que se puede realizar perfectamente con niños, aunque sí es verdad que tanto en la pasarela como arriba en el mirador, conviene estar pendiente de ellos para que no se salgan de los recintos y caminos habilitados y no nos den ningún susto.

Es probable que la Fervenza do Ézaro sea la cascada más famosa de Galicia, uno de los rincones naturales que más nos ha sorprendido en los últimos tiempos; un sitio del que nunca antes habíamos oído hablar, y cuya espectacularidad ha cautivado con creces nuestro pequeño corazoncito viajero, habiéndose hecho un hueco muy importante en él. De ahí que recomendemos esta visita combinada, gratuita, a cualquier viajero que recorra la costa gallega, más en concreto la temida pero increíble Costa da Morte, en plena provincia de A Coruña.




Y tú, ¿conocías este sitio? ¿Crees que nos hemos pasado con la calificación de ‘cascada más espectacular y famosa de Galicia’? Anda, dinos cuál es esa cascada en la que estás pensando, queremos ver otras candidaturas que estén a la altura de Ézaro. ¿Habemus debate?


Relacionado: Si tienes pensado comer por la zona, quizás te interese leer nuestra review gastronómica sobre el Restaurante A Cascada, en Ézaro pueblo. 


Información práctica:

  • Busca y reserva tu alojamiento en la zona de Ézaro desde aquí:

    Booking.com

  • La visita a la cascada, al mirador y al Museo de la Electricidad es gratuita. Horarios del Museo de la Electricidad: De jueves a domingo de 11 a 14 y de 16 a 20 horas.
  • Se recomienda llevar calzado cómodo.
  • El caudal de la cascada puede variar según las lluvias caídas y la regulación de la presa de Santa Uxía.
  • Visita asequible para ser realizada con niños pequeños, con cierto ojo y precaución.
  • La cascada dispone de un sistema de iluminación nocturna que funciona del 21 de junio al 21 de septiembre, sábados y vísperas de festivos, a partir de las 23 horas.
  • Dónde comer en Ézaro: Hay dos restaurantes en Ézaro pueblo, a pie de playa. Podéis leer cómo fue nuestra experiencia gastronómica en el restaurante A Cascada, donde comimos. A pesar de que nos tocó presenciar casualmente una situación bastante rocambolesca, es un restaurante que recomendamos, por su rica cocina casera y por tener una buena relación calidad-precio.
  • Mapa con los puntos de interés del mirador y cascada del río Ézaro

SaludoX!

Valora el artículo:

18 pensamientos sobre “Mirador y cascada del Ézaro, donde el río Xallas se funde con el Océano Atlántico”

    1. Si visitas Costa da Morte o la provincia de A Coruña, es un “must” Juan Antonio. Además, puede ser un escenario ideal para que te “curres” uno de tus super dibujos, ya te veo dibujando sentado tranquilamente sobre una gran roca da granito. Como siempre, lo bordarías. SaludoX!

  1. Es un sitio genial. A mi me encantó cuando estuve y luego cuando se ha hecho más famoso gracias a la Vuelta a España me encanta ver la etapa que acaba allí.
    Por cierto, una pena que se haya quemado todo el entorno en un incendio este verano pero al menos justo la cascada se ha salvado

    1. Ya de vuelta de vacaciones tras haber visitado esta belleza, no me podía creer María cuando veíamos en la televisión que toda la zona del Monte O Pindo estaba en llamas, habíamos estado por ahí hacía 2 semanas. Y lo mismo en la zona de Boiro, donde estuvimos alojados, ¡qué desastre! Galicia tiene la negra con este tema de los incendios, y aparte de pérdidas personales y económicas, perder sitios naturales como éste sería una auténtica catástrofe.
      Yo la verdad es que no conocía el sitio ni por asomo, ni de la Vuelta ni nada, dí con él gracias al blog de viajes Galissia, y fue todo un acierto ir, pero me alucina que un sitio así no fuese todavía más conocido, porque desde luego lo merece. Si no me equivoco, este año la Vuelta pasó por Ézaro pueblo, porque vimos carteles anunciándolo, pero no hubo final de etapa en el mirador de Ézaro, creo que la etapa terminó en Fisterra, que no es ni la 10% de dura que esa pedazo de subida al mirador. Gracias por el comentario María y saludoX!

    1. Me alegro de que te haya gustado Daniel, efectivamente, es un ‘must’ si visitas Costa da Morte, y seguro que tus peques, como la mía, iban a alucinar con tanta agua cayendo por esas enormes paredes de granito. SaludoX!

  2. Menuda pasada la cascada del Ézaro y el mirador desde arriba del todo es de esos para sacar la cámara y quedarse sin batería 😀

    Por allí estuvimos nosotros en un viaje de estos de fin de curso, pero desgraciadamente cuando llegamos había niebla, osea que no llegamos ni a subir 🙁 ¡Volveré!

    1. Hola José Carlos! Pues sí, definitivamente, tienes que volver para ver esta zona sin niebla y quedarte sin batería en la cámara, sería buena señal. Que conste que ese mismo día que visitamos la cascada y el mirador, estuvimos en el Cabo Fisterra, y a nosotros, la niebla nos tocó ahí, ¡casi no se veía ni el faro! Luego en cambio, el día levantó y nos regaló estas vistas en la zona de Ézaro, un gran descubrimiento en nuestro tour por Arousa Norte y alrededores. Un abrazo!

  3. Preciosa cascada, tan sorpendente como la que vi cuando fui a las lagunas de Ruidera en Albacete, alli en un pueblo dentro del parque municipal, me sorprendio toparme con una cascada de 10 metros, llamada El Desprendimiento porque se formo por un riada, que hizo ceder una cueva que había y del desnivel formo la cascada,
    un saludo

  4. Sencillamente maravilloso y, además, de la que todo tipo de visitante puede disfrutar. Cada día me sorprende mas mi país , siempre hay algún paisaje , monumento nuevo que visitar . Tenemos una riqueza inconmensurable ¡¡¡¡ cuanta belleza ¡¡¡¡¡

    1. No podemos estar más de acuerdo con tu comentario Lola, España está plagado de joyas como ésta, tanto naturales como histórico-culturales. Gracias por pasarte por nuestro txoko y dejar un comentario, saludoX!

  5. Hace poco que hemos regresado de nuestro periplo por Galicia, en concreto por Costa da Morte. Ézaro ha sido nuestro campamento base para estos días.
    No te imaginas el dolor que supone ver una zona como esta totalmente quemada. Además hemos tenido días muy grises y con niebla, lo que le otorgaba un aspecto tipo “Mordor”.
    Todo el mundo nos ha recomendado Ézaro a lo largo de nuestro viaje por Galicia, pero no sabíamos lo del incendio. El impacto ha sido brutal, había momentos en los que no podía ni respirar de la pena que me entraba.
    Aún así, el lugar nos ha parecido mágico, quizás el toque misterioso de la niebla y del día gris. De vez en cuando el sol jugaba con nosotros y nos regalaba destellos que justamente se paraban en los dorados arenales de Ézaro.
    Lo peor ha venido cuando una vecina nos ha contado que el incendio fue provocado ¿?, la mirada atónita ha hecho que enseguida la anciana señora nos dijera, !si, si, por los animales! Y después con un estoicismo casi “cabreante” nos ha dicho que menos mal que el verano ha sido muy lluvioso, porque para este año esperan el incendio de la otra parte de la ensenada.
    Te puedo asegurar que nos hemos quedado atónitos ante semejante conversación, ya que parece ser que el incendio se provocó para que los animales tuvieran pastos, ni siquiera han aprovechado la madera ya que los cientos y cientos de árboles calcinados siguen ahí, sin que nadie haya hecho un poco de limpieza.
    Lo dicho, un lugar espectacular pero con horribles cicatrices de la insensatez humana. Os recomiendo que si tenéis una imagen de este lugar no regreséis en una temporada porque verlo así hace daño al alma.
    Un saludo!

    1. Muchas gracias Eva por este imprescindible comentario que nos acerca a una triste realidad que en ocasiones, dependiendo de cuándo y cómo visitemos un lugar, no nos es posible captar. Como bien comentas, nos quedaremos con el grato recuerdo de lo que vimos y del estado en el que lo vimos, porque recordamos que fue justo unos días después de nuestra visita, cuando tuvo lugar el incendio del monte O Pindo. Y no fue el único, fueron muchos. Es una pena, rabia e impotencia, pero lo que más nos duele es que todos los años se repiten, verano tras verano, los incendios provocados en España, con especial incidencia en Galicia, donde la gente, se ha ‘acostumbrado’ a ello, ¡muy fuerte! No se toman medidas preventivas suficientes ni se infringen sanciones ni castigos ejemplares, y eso es lo que nos debería hacer reflexionar a todos, especialmente a la Xunta. Gracias y un abrazo!

    1. Hola Gustavo! Llegar en coche a Ézaro es bien fácil, aquí te dejamos una ruta de Google Maps. Gracias por tu visita y saludoX!

  6. A mí me causó una gran emoción contemplar tanta belleza natural en ese lugar del que nunca había tenido noticias. Creo que el hecho de encontrartelo casi por sorpresa aumenta el placer de admirar este “bucólico” y singular paisaje. -Os lo dice José de Cabo, de Astorga.-

    1. Hola José! Muchas gracias por tu comentario. Recuerdo que el día que visitamos Ézaro, tuvimos esa misma sensación que describes: “¿Cómo nadie me ha hablado antes de este sitio, cómo no es más conocido ni promocionado?”. Ahora, con el tema de la Vuelta a España, parece que en los últimos años sí está teniendo más tirón y repercusión, pero es que el sitio lo merece. Como bien comentas, aunque hayas leído sobre él, es una sorpresa en toda regla encontrarte semejante cascada, escondida y surgida de la nada, ahí, entregando sus aguas al Atlántico, es una especie de fiordo gallego. Gracias de nuevo por tu comentario José, saludos desde Euskadi para Astorga (un sitio al que tenemos que volver, que tenemos muy buen recuerdo)!

¡Enhorabuena por llegar hasta el final! Seguro que tienes algo que compartir, aportar o preguntar, ¿a que sí? Déjanos un comentario, ¡es gratis y puede ser de gran ayuda para otros!