Mirador y cascada del Ézaro, donde el río Xallas se funde con el Océano Atlántico

Lo nuestro con este rincón fue amor a primera vista. Ocurre cuando lees algo sobre un sitio, normalmente condimentado con alguna espectacular foto, y exclamas en alto: ‘¡Aquí tenemos que ir!’ En nuestro caso, el ‘flechazo’ ocurrió mientras planeábamos algunas excursiones potencialmente realizables durante las dos semanas de vacaciones por la zona de Arousa Norte.

Teníamos un rato de coche desde Boiro, pero fue leer información y ver fotografías de la cascada del Ézaro, y enamorarnos al instante de este rincón, ¡antes de ir! Con esta visita cerrada, empezábamos a tener mucho más claro qué ver en Costa da Morte en un día, más allá de la clásica visita al cabo Fisterra. Qué ganas de ver al río Xallas fundirse con el Atlántico, ¿te vienes?

Cascada de Ézaro o del río Xallas en Costa da Morte
El agua se abre paso entre enormes planchas de granito del monte O Pindo

Seguir leyendo

Valora el artículo:

Pelotari por un día en el Gernika Jai Alai, el mejor frontón del mundo

Este fin de semana he podido vivir una de las experiencias viajeras más auténticas de mis últimos viajes y escapadas. ¿Creéis que me he tenido que ir muy lejos para ello, a algún país exótico? No, más bien todo lo contrario, ya que no he tenido que recorrer más de 40 kilómetros para vivir una experiencia de turismo activo que aúna deporte y tradición; una experiencia que te zambulle en la cultura e idiosincrasia de una región, ahondando en sus tradiciones, costumbres y valores; directamente, sin rodeos, hoy hablamos de una experiencia de las que marcan a un viajero, de las que dejan huella, para siempre. ¿Quieres aprender a jugar a cesta punta, convertirte en “puntista” o pelotari por un día en Gernika?

Cesta punta en el frontón Jai Alai de Gernika
Cestas en el frontón Jai Alai de Gernika

Seguir leyendo

Valora el artículo:

El histórico castillo de Vozmediano y el singular nacedero del río Queiles

Es probable que tras visitar el Parque Natural del Moncayo, si vas camino a Ágreda, o vienes desde allí, pases por el pueblo de Vozmediano. Bueno, en realidad, es probable que pases por la entrada del pueblo, concretamente por un puente sobre un río en una curva bastante pronunciada que la angosta carretera efectúa en este punto. Si no has leído nada sobre Vozmediano antes de pasar por este pueblo soriano, pensarás: ‘Madre mía qué pueblo, vivir aquí en invierno, con frío y nieve, tiene que ser un infierno‘. Estamos convencidos de que esta apreciación la han hecho a buen seguro muchas personas que han pasado en coche por aquí, y es que sin haberlo experimentado, el invierno allí no tiene que ser duro, tiene que ser durísimo. Y eso te lo puede asegurar cualquier vecino de la localidad, que por cierto, no quedan muchos, cada vez menos.

En efecto, es el precio que hay que pagar por estar a más de 900 metros de altura, a la vera de un coloso de 2300 y pico metros de altitud como el Moncayo. Esta montaña la solemos asociar unívocamente a la provincia de Zaragoza, pero Vozmediano pertenece a la provincia de Soria, situándose en su extremo noreste, en un enclave de frontera histórica.

Tramo y curso inicial del río Queiles, afluente del Ebro

Tramo y curso inicial del río Queiles, el afluente más corto del Ebro

Seguir leyendo

Valora el artículo:

Restaurante Asador Arume, un templo de manjares gallegos en Arousa Norte

Galicia tiene fama de ser una región de España donde ‘se come bien‘. Y nuestra familia, tiene fama de ser una familia viajera vasca a la que le gusta comer bien allá donde vaya. Estos dos ingredientes gastronómicos se juntaron con alevosía y nocturnidad durante el pasado verano, cuando disfrutamos de dos semanas de vacaciones, y muy buen tiempo, en la comarca de O Barbanza, concretamente en Boiro, provincia de A Coruña. Como no podía ser de otra manera, el día previo a venirnos de vuelta a Euskadi, decidimos darnos un pequeño gran homenaje gastronómico, allí mismo en Boiro, sin andar moviendo el coche para nada.

Durante nuestras dos semanas por la zona, no vamos a ocultar que habíamos visitado y comido en bastante sitios, especialmente en restaurantes de la zona de Arousa Norte, por lo que íbamos ya con una idea bastante bien formada de lo bien que se come en esta región, y por analogía extensible, en Galicia. Sin embargo, tras ser aconsejados por una mujer en una playa de Cabo da Cruz y chequear el mencionado restaurante en Foursquare, no tuvimos ninguna duda de que teníamos que reservar nuestro último cartucho foodie para el Restaurante Asador Arume. ¿Disparáis con nosotros al siguiente plato? Juramos por Juan Mari Arzak que la experiencia merecerá la pena…

El restaurante asador Arume trabaja un producto de primera calidad

Pulpo Arume, productos de primera calidad en el Restaurante Asador Arume

Seguir leyendo

Valora el artículo:

Paseo por el extraordinario patrimonio monumental de la muy noble villa de Elorrio

La localidad de Elorrio, perdón, la muy leal y muy noble villa de Elorrio, fue fundada en 1356 por Don Tello, Señor de Vizcaya. Su fundación, muy cerca de la anteiglesia de San Agustín de Echevarría no fue fruto de la casualidad, más bien todo lo contrario, fue una fundación y establecimiento de población muy premeditado por los entonces mandamases de dicho histórico señorío. La razón principal para fundar la villa, como casi siempre, fue defensiva, ya que la zona gozaba de una ubicación estratégica para defender los límites del Señorío de Vizcaya de los constantes ataques e incursiones por parte de los bandos guipuzcoanos.

Con muchas idas y venidas, con grandes incendios y célebres batallas de por medio, Elorrio no sólo salvaguardó heróicamente estas tierras del este del señorío, sino que durante el periodo comprendido entre los siglos XVI y XVIII, creció hasta convertirse en una relevante y rica villa, donde sus paisanos, con las fortunas amasadas en negocios mercantiles con el Nuevo Mundo, fueron construyendo un montón de palacios y casas solariegas de gran relevancia.

Detalle del gran escudo que preside la fachada del palacio de Aldapebeitia

Escudo que preside la fachada del palacio barroco de Aldapebeitia, siglo XVII

Seguir leyendo

Valora el artículo: