Monasterio de Yuste, el retiro extremeño del emperador Carlos V, Carlos I de España

A lo largo de la historia mundial seguro que ha habido reyes y reinas con doble numeración, pero si de alguno me acuerdo, por cercanía (y no, no tengo sangre azul), porque me lo tuve que empollar o porque se lo he oído a mi padre, es de Carlos V, apostillo, Carlos I de España (alternaremos los números I y V a lo largo del post). Es verídico que cuando antes de esta Semana Santa comentaba a la gente que iba a visitar la comarca de la Vera, donde entre otras cosas está el Monasterio de Yuste etc., mucha gente en seguida lo relacionaba con Carlos V (del Sacro Imperio Romano Germánico), aka Carlos I de España. A mí me sonaba el nombre, pero admito que desconocía por completo la figura e importancia de este emperador, que tras abdicar en Bruselas, desembarcó en Laredo (gracias por el tip amigo Marc!), viajó hasta tierras extremeñas y se retiró y murió en el monasterio del que hoy hablamos. En realidad es mucha la gente que asocia la Vera con Don Carlos, y sinceramente, me atrevo a decir que la comarca le debe mucho a este monarca, ¡menudo pareado que me acabo de currar!

Conocida la fama del monasterio, lógicamente, había que ir. El acceso más fácil y habitual al monasterio se realiza por la localidad de Cuacos de Yuste. Desde allí, una estrecha carretera, asciende entre el bosque durante 1,8 kilómetros hasta la explanada donde se asienta el monasterio. Paralelamente a la carretera, una acera ancha y bien cimentada, con bancos en el camino, permite realizar el último tramo de la conocida como Ruta del Emperador en un cómodo y agradable paseo. Con buen tiempo, es mucha la gente que se suele animar a subir desde Cuacos de Yuste andando, la opción no es mala.

Era Jueves Santo y por eso fuimos pronto por la mañana para evitar aglomeraciones, pero nada más llegar a al cruce  de acceso al monasterio, vimos que la carretera estaba cortada por la Guardia Siví. Tras preguntar, nos dicen que al ser fechas señaladas y de afluencia masiva de visitantes, cortan la carretera de acceso desde Cuacos para evitar problemas, poniendo a disposición de los visitantes un autobús gratuito que sube cada media hora. El autobús parte desde la parte baja del pueblo, el acceso a este punto está debidamente señalizado y hay personal dando indicaciones, pudiéndose aparcar en las inmediaciones del punto de salida. Lo único, hay que bajar bastante, me atrevo a decir que algo más de un kilómetro, al lado de una zona de columpios para niños.

Este hecho inesperado alteró un poco nuestros tiempos, ya que tuvimos que esperar a que saliera el siguiente autobús, etc. Luego a la tarde conoceríamos que hay otro punto y carretera de acceso al monasterio, desde Garganta la Olla, y que este acceso no lo cierran. Es más, puedo confirmarlo porque a la tarde hicimos nosotros ese recorrido, que por cierto, es una carretera super chula.

Explanada y zona exterior del Monasterio de Yuste

Explanada y zona exterior del Monasterio de Yuste

Nos dirigimos al edificio con escaleras que ejerce de puerta de entrada al monasterio, y la siguiente sorpresa del día es que antes de pasar por caja para comprar la entrada, te hacen pasar por un control de seguridad que ni en el aeropuerto. Vacía bolsillos, objetos metálicos, smartphone y cámara a la cinta y escáner, …¡que no voy a robar nada leñe!

Suponíamos que habría que pagar entrada para visitar el monasterio, pero los 9€ que tenemos que pagar por la visita libre nos parecen de entrada, y de salida, excesivos.  Nos queda el consuelo de que no cobran la entrada de la peque, ¡faltaría más! Nos ofrecen visita guiada por 6€ más, pero como que no, con la peque, que no para quieta, no es factible ya que no vamos a poder prestar atención y corremos el riesgo de enfadar al guía :).

El acceso al monasterio se realiza entre unos altísimos y rectilíneos árboles, antesala del toque de seriedad que rezuma en este tipo de sitios con tintes religiosos.

Pasillo de acceso para la visita al Monasterio de Yuste

Pasillo de acceso para la visita al Monasterio de Yuste

Ya durante este primer tramo me fijo en los diversos letreritos de ‘Prohibido sacar fotos…en interiores’, ¿será verdad? Ojo que acabo de rascarme el bolsillo y pagar 9€. El recorrido está bien señalizado para el visitante, siendo la primera parada lógica la iglesia del monasterio, donde a pesar de las prohibiciones, lo intento, click!. En una décima de segundo, uno de los dos guardas de seguridad que están dentro de la iglesia (aparte de las propias cámaras de seguridad, ¿exceso de seguridad?) viene donde mí y me dice amablemente que por favor no saque fotos, que está prohibido hacer fotos en interiores. Contrariado, por no decir de muy de mala leche, y más después de haber pagado una entrada bastante elevada, continuamos nuestra visita por la iglesia. Es una iglesia relativamente sencilla, austera en su conjunto, y como en casi todas las iglesias, destaca el altar, coronado por un escudo del propio Carlos. Sin embargo, por encima de todo llama la atención una pintura de grandes dimensiones en el centro. Mediante los paneles informativos disponibles en todo el recorrido, leo de que se trata de una copia del célebre cuadro conocido como ‘La gloria‘, del pintor veneciano Tiziano. Se nota que no entiendo de pintura, porque para ser una copia, a mí desde luego me deja boquiabierto, y os juro que de cerca, la pintura impresiona, a pesar de estar ya de mala leche.

Interior de la iglesia del Monasterio de Yuste

Interior de la iglesia del Monasterio de Yuste

Detalle suelo de la iglesia del Monasterio de Yuste

Detalle suelo de la iglesia del Monasterio de Yuste

Tras visitar la iglesia, se sale a una sala en la que se exhiben esculturas de la época y numerosos óleos dedicados al monarca, tanto retratos como escenas de la época. A pesar de la incansable presencia de las cámaras de seguridad, he aquí un par de ‘robados’ de un busto, que sin ser de Carlos V, me llama especialmente la atención , y un cuadro en el que aparece el rey en sus mejores tiempos, previos al retiro monacal.

Busto (no es Carlos V) en la sala de exposición del Monasterio de Yuste

Curioso busto (no es Carlos V) en la sala de exposición del Monasterio de Yuste

Cuadro que retrata una escena de la vida de Carlos V

Cuadro que retrata una escena de la vida de Carlos V

Me gano un nuevo rapapolvos por parte de seguridad, por lo visto, las cámaras funcionan bien. Apretando lo dientes para no estallar por no poder sacar fotos, salgo de la pequeña sala de exposiciones y me sumerjo en la cripta que Carlos I ordenó construir para ser allí enterrado. En realidad, se dice que su cuerpo no estuvo allí , y a posteriori, sus restos fueron trasladados al Monasterio de El Escorial, al Panteón de los Reyes. Sea como fuere la historia real, y a pesar de estar bien iluminada, este oscuro txoko impresiona y da bastante yuyu

Cripta que Carlos V mandó construir para su entierro en el Monasterio de Yuste

Cripta que Carlos V mandó construir para su entierro en el Monasterio de Yuste

Motivos más alegres son los que nos ofrece el claustro más grande (tiene dos) del monasterio: una balconada en el primer piso, numerosas columnas bien talladas y con capiteles decorados con diversos motivos, una pequeña fuente sinónimo de vida en el centro, unos pocos espigados pero esbeltos cipreses, y numerosos pequeños naranjos jalonan este espacio cuadrado lleno de detalles arquitectónicos que invitan a la paz y tranquilidad interior.

Detalle de columna en el claustro del Monasterio de Yuste

Detalle de columna en el claustro del Monasterio de Yuste

Claustro del Monasterio de Yuste

Claustro del Monasterio de Yuste

Lateral del claustro del Monasterio de Yuste

Lateral del claustro del Monasterio de Yuste

Con la peque entretenida con las diminutas naranjas que ya han brotado, pasamos al edificio contiguo al monasterio real, que es en realidad un ‘modesto’ edificio palacete de Carlos I ordenó construir para su retiro y para albergar a su séquito, para no molestar a la orden de los Jerónimos que ya residía desde hace tiempo en el monasterio. En esta estancia tampoco están permitidas las fotos :(, es la parte del monasterio que refleja la vida cotidiana e intimidad durante los últimos años de vida del monarca, donde pasaba la mayor parte de su tiempo. Se puede visitar incluso su habitación, donde reposa la cama sobre la cual agonizó y murió el monarca, que como curiosidad, en su lecho de muerte, quiso conocer a Juan de Austria, al que reconoció como hijo suyo extra matrimonial.

Dormitorio y lecho de muerte de Carlos V en el Monasterio de Yuste

Dormitorio y lecho de muerte de Carlos V en el Monasterio de Yuste (foto de móvil)

Destacan en la estancia una sala anexa al dormitorio con numerosos cuadros, y la parte más luminosa del palacete, que viene a ser el salón y despacho donde el rey pasaba la mayor parte de su tiempo. Es curiosa también la silla de madera, adaptada para tener el pie en alto, que el monarca utilizó en sus últimos meses de vida. Una pena no poder sacar buenas fotos, porque la estancia resulta curiosa y traslada al visitante directamente al siglo XVI, está todo muy bien conservado y ambientado.

Tras salir del palacete de nuevo hacia el exterior…¡se pueden sacar fotos! 🙂 No, es broma, se sale a una balconada que mira hacia la frondosidad de la comarca de la Vera, y en primer término, el bien cuidado jardín y estanque por donde paseaba el rey, y donde dicen, pescaba, supongo que peces ;-).

Jardín y estanque del Monasterio de Yuste

Jardín y estanque del Monasterio de Yuste

Por medio de un rampa, construida en su momento para proveer acceso directo al Rey a su palacete, sin desmontarse del caballo, se desciende a la última parte de la visita libre, donde entre altos árboles cuyas ramas le dan un aspecto tenebroso y cuyas raíces desgarran el empedrado suelo, se tiene una perspectiva muy buena del conjunto de la iglesia y del palacete.

Iglesia y palacete de Carlos V en el Monasterio de Yuste

Iglesia y palacete de Carlos V en el Monasterio de Yuste

Por último, se cruza el murete por una especie de arco y tras ver la puerta exterior principal de la iglesia visitada al principio del recorrido, se sale de nuevo al pasillo inicial de acceso al recinto, dando por terminada la visita al Monasterio de Yuste, perdón, al Real Monasterio de San Jerónimo de Yuste, las cosas, por su nombre, completo.

En resumen, es una visita histórico-cultural muy chula, Patrimonio Nacional, un ‘must‘ si visitas la comarca de la Vera. El monasterio, tiene su toque, aunque los hay infinítamente más bonitos y grandiosos; lo mejor que tiene éste es que lo habitó quien lo habitó, y de ahí la fama, pero sí es cierto que te da un baño de realidad sobre aquella época y sobre el reinado e historia de país y personal de este importante rey, convirtiendo la visita en una lección didáctico-histórica que personalmente me pareció super interesante, y que me ha animado a seguir leyendo cosas relacionadas con este rey en la Wikipedia.

Es una visita que se puede hacer tranquilamente con niños pequeños, siempre que anden formales y sin alborotar, además los menores de 5 años no pagan entrada. Lo único, con niños muy pequeños, no veo adecuado entrar con carrito o sillita, y si quieres disfrutar y empaparte bien de la visita, mejor si llevas al niño en una práctica y cómoda mochila, porque como sea de los que ya anda y no para quieto, tendrás que andar con mil ojos y no te enterarás de la misa, la mitad. Suele pasar…

Por lo demás, nos pareció muy cara la entrada de 9 euros por la visita libre. Bien que sea Patrimonio Nacional, que lo conservarán estupendamente etc., pero pagar 9 euros, y que encima, luego no te dejen sacar fotos en los interiores, me parece una injusticia, un abuso. Por cierto, los miércoles y jueves de Octubre a Marzo, de 15 a 18 horas, y de 17 a 20 horas de Abril a Septiembre, la entrada al monasterio es gratuita, una pena que nosotros fuésemos, casualidad, un jueves por la mañana.

¿Conocíais o habíais oido hablar de este histórico monasterio situado en la comarca de Vera, al noreste de Cáceres? ¿Os ha parecido interesante, os ha entrado una mínima curiosidad histórica por conocer más en profundidad la vida de Carlos V y las vicisitudes de su reinado de la época? Yo sólo sé que Carlos V era un tipo muy listo, que eligió de forma sabia el sitio adecuado para su retiro y muerte, una decisión histórica que sin duda transformó y alteró para siempre la vida de esta bella comarca; y lo mejor de todo es que ese espírítu, todavía a día de hoy, se mantiene intacto, ¡larga vida al Emperador!

Información práctica:


Ver Monasterio de Yuste en un mapa más grande

SaludoX!

Valora el artículo:

12 pensamientos sobre “Monasterio de Yuste, el retiro extremeño del emperador Carlos V, Carlos I de España”

  1. Carlos fue el que introdujo a España en Europa, como nieto del emperador Maximiliano, e hijo de Felipe el Hermoso, se accedía directamente a la cabeza de la línea sucesoría de los Habsburgo, y de pronto, la corona española se encontró con buena parte de Europa bajo su mando (ya podía ser ahora…).
    Cuando decidió retirarse a Yuste, y dividir su legado entre su hermano Fernando (el Imperio), y su hijo Felipe (España y las Indias), tal vez consideró que era demasiado poder para un hombre solo, dejó una Europa llena de tensiones, políticas y dinásticas.
    Seguro que no dejó de darle vueltas durante su etapa monástica.
    No conocemos el monasterio, y eso que lo hemos tenido en ruta varias veces; ahora, tendremos en cuenta el horario… 🙂
    Saludos!

    1. Buenas! Menuda lección de historia y árboles genealógicos reales que me acabáis de dar, sí señor, me alegro que os vaya la marcha histórica, en este caso, viene de perlas para contextualizar el retiro de Carlos al Monasterio de Yuste. No lo dudes que esa herencia dividida que dejó le haría mella en la enfermedad que tenía, y de hecho, en Yuste no llegó ni a los dos años. Tras vuestro comentario, estoy convencido de que la visita al monasterio os iba a gustar, y sí, tened en cuenta el horario, el acceso por carretera dependiendo las fechas…y que no se pueden sacar fotos en interiores :). Gracias por el estupendo comentario máquinas históricas y viajeras, saludos!

    1. Muchas gracias por tus palabras Juan, me alegro de que mi humilde post te haya gustado. Coincido contigo totalmente, el monasterio tiene una magia histórica sin igual, y el entorno, el valle de la Vera en general, es un marco incomparable. Estuvimos la pasada Semana Santa y volvimos alucinados de lo verde, salvaje y montañosa que es la región, algo que mucha gente desconoce cuando comentas que te marchas al Norte de Extremadura. Gracias y saludoX!

  2. La primera vez que fuí al monasterio debio ser hace unos 15 años y me tuve que marchar con las ganas, despues de aguantar cola durante media hora, al llegar a taquilla se cerró el cupo de personas y encima era última hora así que dimos una vuelta por los jardines hicimos unas fotos y decidimos volver algún día.
    Ese día fue ayer y sorpresa, la taquilla a la puerta del Monasterio (no en el edificio como antes), unos controles aeroportuarios y por último los 9€ de la entrada y los 6€ del guia, rapidamente me acordé de que el día anterior habia visto una exposición privada en Ciudad Rogrigo gratis y que estaba ante un edificio del Patrimonio Nacional así que dije a robar a Sierra Morena que está más al sur y me fuí pensando que puede hacer una familia de cuatro o más miembros.

    1. Hola! Te entiendo perfectamente, yo ya mencionaba en el post que que precio de la entrada es quizás excesivo, y claro, eso se nota especialmente cuando viajas en familia. En nuestro caso, nos libramos porque la peque no pagaba entrada, y ya que estábamos allí y habíamos ido expresamente a ello, pues ¡qué menos que entrar, sin guía eso sí! Vale que sea Patrimonio Nacional, pero pagar esa cantidad y que encima no te dejen sacar fotos…, no estoy de acuerdo con esa política, aunque también te digo que el monasterio es muy bonito por dentro, especialmente la zona donde vivió el Emperador, ya que está muy bien conservada y recreada, te transporta a aquella época. Entiendo que antes de ir al Monasterio no diste con este post, una pena, porque te hubiese dado algo de información, ya sabiendo el precio de las entradas, quizás no te hubieses desviado expresamente para conocerlo. En fin, muchas gracias por dejar tu opinión por aquí y saludoX!

  3. Yo no pagaría 9 €, yo pagaría 90 € por ver el legado del mayor y más grande Emperador que tuvo Occidente.
    El problema es que el viaje, el tiempo y el alojamiento me superarán ampliamente los 1.000 €.

    1. Hola Carlos! Nos alegra mucho conocer tu interés por este importante personaje histórico, ojalá un día te puedas acercar al Monasterio de Yuste. Te iba a encantar, aunque al igual que nosotros, ibas a tener el hándicap de no poder tomar fotos en las estancias interiores. Gracias por tu comentario y saludoX!

  4. Me alegro muchisimo que os guste la zona y la comarca! Que voy a decir yo de ella que es mi tierra amada… os faltó conocer algo, curiosote, gratis y no tan espectacular pero si chulo de ver y que està a penas a unos metros del mosasterio, en la carretera estrecha como a 500 metros o algo mas antes de llegar a los aparcamientos… El cementerio alemán…
    No te oceques en las fotos que la vida y las cosas bonitas están para recordar en lo más profundo del ser y asì no quitamos la sorpresa del pequeño descubrimiento de yuste a los venideros viajeros.

    1. Hola Pilar, bienvenida al blog! Muchas gracias por tu recomendación personal! Es curioso, pero buscando información histórica y de contexto para escribir este artículo, en su día, leí algo sobre dicho cementerio que comentas, y es una visita que se nos pasó por alto cuando estuvimos allí. Ahora, con tu especial recomendación, ya tenemos un motivo para volver a La Vera, una comarca que nos encantó.

      Respecto a las fotos, estamos de acuerdo con tu punto de vista, es una forma de no desvelar online todos los misterios del interior del Monasterio de Yuste ;). Está claro que hay que disfrutar de momento y captar la esencia de los lugares con la retina, pero la “pataleta” viene porque no es normal que en algunos sitios te dejen sacar fotos, en otros no, y más cuando has pagado una entrada, nada económica por cierto.

      De veras, muchas gracias por pasarte y dejar esa interesante sugerencia para completar la visita a la zona de Yuste, saludoX!

  5. Una información que puede ser útil para los que estéis interesados en visitar El Real Monasterio de San Jerónimo de Yuste.
    El precio de la entrada lo han reducido:
    Ahora la tarifa básica son 7€
    Reducida 4€
    Hay reducción y gratuidad en muchos casos…
    Visita con guía 4€ a añadir a la entrada.
    Merece la pena ir acompañados de un guía. Durante una hora que dura el recorrido te van explicando todo
    Consultad siempre la página de Patrimonio:
    Patrimonionacional.es
    Un saludo,

    1. Muchísimas gracias Julia por proveernos información actualizada sobre las entradas y visitas guiadas. Nos alegra mucho ver que han disminuido el precio de las entradas, porque ya contábamos que nos parecieron un tanto caras en su día. La opción de la visita guiada, por 4 € más, la veo incluso asequible ahora. Supongo que siguen sin dejar sacar fotografías, ¿verdad? Muchas gracias de veras por la información, saludoX!

¡Enhorabuena por llegar hasta el final! Seguro que tienes algo que compartir, aportar o preguntar, ¿a que sí? Déjanos un comentario, ¡es gratis y puede ser de gran ayuda para otros!