Minas de Arditurri, un viaje subterráneo hacia la época romana

Los romanos fueron una civilización muy astuta. En todos los sentidos, pero especialmente desde el punto de vista económico. Una civilización con los ojos siempre bien dirigidos hacia la conquista de nuevos territorios que tuvieran algo que explotar. Si llegaban a un territorio en el que no había nada que extraer o explotar, cambio de tercio, y a otra cosa, mariposa. No business, no party.

En concreto, ha habido muchas teorías en torno a la presencia de los romanos en Euskadi. Hay gente que todavía se aferra a leyendas que hablan de los romanos no pudiendo conquistar ciertas zonas de Euskadi pobladas por vascones, várdulos y caristios. En realidad, como en otros muchos casos, los romanos simplemente entraron en zonas de aquella Euskadi pre-románica donde les interesaba, donde había ‘jaleo económico’.

Reproducción de utensilio romano utilizado en las minas de Arditurri
Réplica de vestigio romano utilizado en las minas

Seguir leyendo

Valora el artículo:

Molino de Errotabarri: El mejor talo con chorizo del mundo

Cruzar un puente sobre un río y trasladarte a un mundo de valores, tradición, experiencia, humildad, convicción, trabajo, innovación e ilusión. Y os preguntaréis: ¿Dónde leches habrán estado estos esta vez? ¿Habrán cruzado algún puente hacia alguna isla de start-ups, algún barrio que se ha reconvertido en polo de empresas de base tecnológica?

No, hemos cruzado un puente sobre el río Butrón, en terrenos de la localidad de Gamiz-Fika, en el entorno más rural de la comarca de Uribe. Allí, frente a un caserío remodelado, de los que nos gustan, sale a recibirnos Luis Azillona. Se percibe desde el puente ese carácter de hombre bonachón que cada vez menos gente tiene; en la distancia corta, con el simple hecho de darte la mano y escucharle hablar, se confirma lo percibido: buena gente, muy vasco, arraigado a la tierra, de los que se gana la confianza de la gente enseguida, por su carácter y forma de ser.

Luis Azillona, alma máter del molino Errotabarri
Luis, Jainkoak bedeinka zaitzala!

Seguir leyendo

Valora el artículo:

Gostilna Lectar, estandarte de la cocina tradicional eslovena

 Tras pasear por el pequeño y casco histórico de Radovjlica, llega la hora de comer. Esta vez, abrimos la guía Lonely Planet y echamos un vistazo a las recomendaciones culinarias en cuanto a restaurantes en Radovljica.

No íbamos con una idea prefijada, pero sí teníamos ganas de seguir probando platos de la cocina tradicional eslovena. Entre todos, nos llama la atención Gostilna Lectar, es decir, el restaurante Lectar. ‘Gostilna‘ significa ‘restaurante’ en esloveno. Pone que no es barato, pero la guía lo califica como el mejor restaurante de la Alta Carniola, y uno de los mejores de todo Eslovenia. Uy, eso es mucho decir, pero claro, para poder hablar con propiedad, habrá que probarlo, ¿no?

Detalle marketiniano de restaurante Gostilna Lectar de Radovljica
Los detalles son importantes en los restaurantes

Seguir leyendo

Valora el artículo: