Hamburguesa mallorquina, con carne y sobrasada, y ketchup casero

Restaurante Es Rebost, innovadora apuesta por el concepto fast slow food en Palma de Mallorca

¿Es posible combinar en una misma frase el adjetivo ‘fast’ con el adjetivo ‘slow‘? A priori, y hasta donde recordamos nuestras clases de inglés y lengua gramatical, estos dos términos son antónimos, de toda la vida, ¿no? ¿Y si lo ponemos todavía más difícil combinando los dos con el sustantivo ‘food‘, es decir, dándole un marcado toque y carácter gastronómico al asunto? Señoras y señores, foodies y amantes de la comida de diversa índole y procedencia, ha nacido un nuevo concepto gastronómico, el fast slow food.

Quizás exista desde hace mucho tiempo, pero nosotros lo hemos experimentado, léase degustado, por primera vez, en nuestra visita invernal a Palma de Mallorca, cuando decidimos reponer fuerzas en el Restaurante Es Rebost, ubicado en una de las principales avenidas del centro de la ciudad. ¿Ganas de conocer y degustar este nuevo e innovador concepto?

Hamburguesa mallorquina en Es Rebost

Hamburguesa mallorquina en Es Rebost, con ingredientes de producción autóctona

Hay restaurantes que quieren dejar el mensaje claro al comensal desde el principio, incluso antes de entrar al establecimiento. Es marketing sí, pero ya dice mucho de un sitio, que de entrada te promete una experiencia a base de comida 100 % natural malloquina.

Claim marketiniano del restaurante Es Rebost

Claim marketiniano del restaurante Es Rebost

Sí,  el Powerpoint texto y los mensajes marketinianos de las mejores escuelas lo aguantan todo, pero según la persona entra al local dispuesta a experimentar lo que dicho texto promete, hay que demostrarlo, con creces. Por ello, es importante el impacto visual  y sensación de comfort y bienestar que se genera en un comensal cuando éste entra en el local.

Entrada al restaurante Es Rebost

Entrada al restaurante Es Rebost, luminosa, produce una sensación agradable

Luminosidad, madera, amplitud, decoración moderna, sonrisa y hospitalidad del personal…, son características que sin duda ayudan a que uno se siente a comer a gusto. A mano derecha, el local, que también ejerce de tienda delicatessen, tiene una zona dedicada a productos gourmet, y dispone de un mostrador donde ya se dejan entrever ciertos platos, dulces y salados, que preparan con mimo en este gastrotxoko que se auto califica como establecimiento adherido al movimiento etno food

El pasillo del local nos conduce a un comedor amablemente decorado, pero antes de sentarnos en medio de una atmósfera gastronómica más que apetecible, nos fijamos en algunos detalles innovadores que hacen que este restaurante sea diferente, y no sólo en lo que a la comida se refiere. Aparte de disponer de conexión WIFI en todo el local, en un pequeño mostrador, hay una zona para poder navegar por Internet, y un curioso dispositivo/batería para cargar gadgets de todo tipo.

Rincón tecnológico del restaurante Es Rebost

Rincón tecnológico del restaurante Es Rebost

El comedor es bastante pequeño, con mesas cuadradas pequeñas, de las de para dos personas, un poco justitas para cuatro. En nuestro caso, que fuimos cerca de una docena de personas, se juntaron varias mesas sin problemas. Hay un banco corrido largo y acolchado, muy cómodo, en cada lateral del comedor, el resto son sillas de madera. Por cierto, por si no has reaccionado a tiempo y no has dejado tu dispositivo cargando en el rincón tecnológico del restaurante, comentar que bajo el banco hay bastantes enchufes. Son detalles que los nuevos viajeros tecnológico agradecemos, y que no se ven en un restaurante normal.

Comedor del restaurante Es Rebost

Comedor del restaurante Es Rebost

La atmósfera creada en el espacio gusta, con cuadros autóctonos de Mallorca de épocas pasadas, y con una preparación de mesa muy sencilla pero moderna, donde llama la atención una curiosa cestita de mimbre, que se utilizará a modo de improvisado plato durante toda la comida, original. Vamos a mesa puesta y no elegimos, pero de entrada tenemos la oportunidad de catar un vino tinto joven mallorquí, producido a partir de las variedades de uva Callet y Fogoneu, genuínamente mallorquinas. Son producciones limitadas, un enfoque diferente al tipo de vino que estamos habituados a degustar en la península, pero se agradece ese toque de autenticidad mallorquí, resultando en un vino fresco y muy frutal que, servido en vaso de txikito típico de Euskadi, acompaña y complementa muy bien todo lo degustado en Es Rebost.

Vino tinto Negre 12, de bodegas Miquel Oliver

Vino tinto joven, de las variedades de uva autóctona mallorquí Callet y Fogoneu

Es un local que apuesta y cubre con garantías todos los tiempos de comida habidos y por haber, desde el desayuno hasta la cena, pasando por almuerzos, comidas y meriendas. Sobresalen muchas especialidades mallorquinas, servidas de mil y un formas: bocadillos, tostas, tapas, raciones, platos combinados, sandwiches, hamburguesas, etc. Especialidades que puedes degustar en el comedor, tranquilamente sentado, en unas mesitas altas que tiene el local en la entrada, si andas con más prisa, o incluso las preparan para que puedas llevarte a casa tu elección.

Entre las especialidades, las coques salades, unas cocas o tostas de masa de pan muy fina, que en nuestro caso, iban bien condimentadas a base de verduras y cebolla. Muy sabrosas, el dueño del local, que es quien nos sirve, nos garantiza que los pimientos, cebollas y tomate usado son 100 % de producción autóctona. Un aperitivo muy rico.

Coques salades, o cocas de verduras y cebolla de Es Rebost

Coques salades, o cocas de verduras y cebolla de Es Rebost

De una especialidad mallorquina a otra, y tiramos porque nos toca. Degustamos una bandeja repleta de galletas Gori de Muro, producto típico de Mallorca, y sobre cada una de ellas, diverso embutido de la isla, paté casero o la mundialmente conocida sobrasada mallorquí. Creemos que se pueden pedir por bandejas, a modo de degustación, pero también de forma individual. No conocíamos estas galletas, saladas, y menos su procedencia mallorquina, pero sin duda, son una excelente opción para tomar como aperitivo. La bandeja se acompaña de algunos encurtidos, con unas alcaparras que tienen un sabor espectacularmente intenso. Personalmente, nos quedamos con las galletas untadas con sobrasada de la isla.

Bandeja de galletes Gori de Muro con embutido, paté, sobrasada y encurtidos

Galletas Gori de Muro, producto típico de Mallorca, todo un descubrimiento

Cada plato viene acompañado de diferentes explicaciones por parte del dueño del local, un tipo de origen alemán, muy majo, que lleva muchísimos años afincado en Mallorca, y al que se le nota que cree en lo que hace, pues así lo transmite con cada explicación de plato o producto, con cada gesto, y con las respuestas a nuestras siempre curiosas preguntas. Good job!

Dueño del restaurante Es Rebost explicando uno de los platos

Dueño del restaurante Es Rebost explicando uno de los platos

¿Más aperitivos autóctonos? Sí. Pasamos al queso, de vaca y de oveja. El de vaca es muy suave, está ligeramente bañado en unas gotas de aceite de oliva, pero nos quedamos con el queso de oveja, nos va más ese tipo de quesos, más intensos, de sabor más ‘fuerte’. Nos comenta el dueño que los quesos son de producción ecológica, comprados directamente a un agricultor hippie que vive de forma austera en la Tramuntana. Nos gustaría conocerle, creo que merece ser felicitado por su trabajo.

Surtido de quesos de vaca y de oveja de la isla

Surtido de quesos, de vaca y de oveja, de la isla

Se rumorea en la mesa que viene otro de los platos estrella de Es Rebost, ¡la hamburguesa mallorquina! Es una señora hamburguesa, y su diferencia radica en que todos y cada uno de sus ingredientes es casero, tiene algo especial. La diferencia más significativa está en el producto principal de toda hamburguesa, su carne. El adjetivo ‘mallorquina’ le viene porque hablamos de carne de vacuno picada mezcada con sobrasada, lo que a nuestro juicio, le da un sabor espectacular, además de un color diferente. Pero el resto de ingredientes engrandecen el plato: Pan casero de sésamo de una panadería de la zona, lechuga, ketchup casero, y abundante queso de Mahón fundido, un guiño a la vecina isla de Menorca. ¿El resultado? No words…, fliparía el mismísimo Luisete :).

Hamburguesa mallorquina, con carne y sobrasada, y ketchup casero

Hamburguesa mallorquina, con carne y sobrasada, y ketchup casero

Esta obra de arte del fast slow food cuesta 8,5 €, no es una comida barata precisamente, pero el grosor de la pieza de carne, y la autenticidad, procedencias y sintonía conjunta de sus ingredientes, justifican en gran medida dicho precio.

Preguntan en la mesa si tenemos sitio para el postre. Hombre, no pasaría nada si directamente tomáramos un café, pero estando en el local donde estamos, y si además el camarero te dice que tienen ensaimadas caseras, que están muy ricas…, pues hombre, no le vamos a hacer el feo ;-). Acertadísima decisión, ya que el concepto de ensaimada seca que hemos podido probar en otras ocasiones y lugares se desvanece al darle el primer bocado a este gran postre. Postre generoso, con una masa muy tierna, y con azúcar glas en su justa medida. Recordaremos el día 19 de Enero del 2014 como el día en el que degustamos una ensaimada de verdad, de las buenas, con todas y cada una de las letras, aunque no nos la pudimos terminar. Esto último va en serio…

Auténtica ensaimada mallorquina casera

Auténtica ensaimada mallorquina casera

El resumen es claro: Quedamos muy satisfechos, y gratamente sorprendidos, con la innovadora gastroexperiencia en el Restaurante Es Rebost. Innovadora en el sentido de ver cómo este local apuesta firmemente por platos elaborados con productos autóctonos, ecológicos y de máxima calidad de Mallorca, dando lugar a esa innovadora fusión de local de comida rápida, fast food, basado en producto autóctono de calidad, filosofía slow food. Terminología anglosajona y marketiniana aparte, señalar que la fusión de estas dos visiones gastronómicas nos ha gustado, así como la atención del personal, muy amables, y la ambientación del local. Es Rebost es un sitio que bascula con mucho estilo y personalidad entre el concepto de tienda gourmet/delicatessen, local de comida rápida y restaurante de producto autóctono, una apuesta y combinación gastronómica arriesgada, pero a medio plazo, claramente ganadora.

Valoración @Lonifasiko: 4.5/5

Información práctica:

  • Página web
  • Dirección: Avinguda de Jaume III 20, Palma de Mallorca
  • Localización del Restaurante Es Rebost en Google Maps
  • Teléfono: (0034) 971 71 00 00
  • Carta del restaurante. Tienen menú y platos especiales para niños.
  • Ofrece desayunos, almuerzos, comidas, meriendas y cenas. Es posible recoger comida para llevar.
  • Precio: No tuvimos la ‘mala suerte’ de pagar, fue una invitación a cargo del viaje #palmatrip, pero la carta que pudimos ojear no nos pareció excesivamente cara, tampoco barata ya que se trata de producto autóctono de calidad.
  • Se puede pagar con tarjeta

On egin!

Ah! No olvides que también puedes seguir nuestras aventuras a través de nuestros perfiles en Twitter, Facebook, Google+, Instagram y Pinterest. ¿Mucho estrés? Sí, nosotros también confiamos en que no aparezcan más redes sociales ;-).

Valora el artículo:

8 pensamientos sobre “Restaurante Es Rebost, innovadora apuesta por el concepto fast slow food en Palma de Mallorca”

    1. Así es Miguel, pintaba y estaba todo de muerte, aunque nos quedamos especialmente maravillados con las cocas de verduras, el queso de oveja y la hamburguesa mallorquina, ¡mucho nivel! Gracias por el comentario y saludos!

    1. Así es Ramón, un sitio ideal para probar este nuevo concepto de fast slow food, y en el centro de Palma. Gracias por pasarte por el blog y comentar. SaludoX!

    1. Una deliciosa combinación, y un gran descubrimiento gastronómico Marita! Cada día tenemos más claro que la vida, y los viajes, están llenos de pequeñas y sencillas sorpresas como ésta, también a nivel gastronómico, ¿por qué no? 🙂 Gracias!

  1. Pues yo lo he probado y está todo buenísimo! Lo recomiendo mucho, sobre todo para los que vienen de fuera

    1. Nos alegra leer eso, muchas gracias! Deseando volver y probar otras especialidades gastronómicas de este sitio tan chulo y novedoso. SaludoX!

¡Enhorabuena por llegar hasta el final! Seguro que tienes algo que compartir, aportar o preguntar, ¿a que sí? Déjanos un comentario, ¡es gratis y puede ser de gran ayuda para otros!