Archivo de la etiqueta: mar

Cabo Home, el litoral con mayor concentración de faros del mundo

Sin ser un trozo de costa tan accidentado como la vecina Costa da Morte, la franja costera que rodea la Península del Morrazo, en la Rias Baixas gallegas, también tiene su miga en cuanto a accidentes geográficos. Así, con el permiso de moles de granito que afloraron hace millones de años, cabos, acantilados, ensenadas, calas, puntas e islas se suceden en un pequeño territorio marino-terrestre de gran valor paisajístico y medioambiental.

En esta península que separa las rías de Pontevedra y de Vigo destacan sobremanera dos cabos: Cabo Udra, en las inmediaciones de Bueu, apuntando a la isla de Ons; y Cabo Home, recomendación de nuestra amiga Alba (¡gracias!), que mira de tú a tú a las famosas Islas Cíes. Hoy os vamos a hablar sobre qué ver y qué hacer en Cabo Home.

Faro Punta Robaleira
Faro de Punta Robaleira, uno de los tres faros de Cabo Home

Sigue leyendo Cabo Home, el litoral con mayor concentración de faros del mundo

Valora el artículo:

Paseo por Cimavilla, el emblemático barrio marinero de Gijón

Gijón tuvo pasado romano, y así lo atestiguan los vestigios encontrados en esta vibrante ciudad asturiana que se asoma desafiante al Cantábrico. Sin embargo, y aunque parezca mentira, a día de hoy nadie sabe ni se ha podido demostrar cómo se llamó el asentamiento romano que se estableció en esta parte de Asturias allá por el siglo I d.C.

Misterios aparte, lo que sí sabemos a ciencia cierta es qué ver y qué hacer en Gijón. Y una de las visitas imprescindibles, sencilla, gratuita y saludable, es darse un agradable paseo por el pasado marinero de la villa, por su casco histórico. Para ello, te proponemos visitar el barrio de Cimadevilla (Cimavilla en asturiano), todo un emblema para capturar la esencia de lo que fue, es y será la bella Xixón.

Cimavilla Gijón fotos
Acantilados desde la punta de la península de Santa Catalina

Seguir leyendo

Valora el artículo:

Camí de Ronda de la Costa Dorada, senderismo entre acantilados y calas nudistas

Durante el TravelBloggersMeeting #TBMCatSur, tuvimos la oportunidad de realizar ciertas actividades de turismo activo en Tarragona. Yo en concreto tuve la ocasión de disfrutar -como un enano- con la actividad denominada ‘Camí de Ronda: senderismo entre acantilados y playas de la Costa Daurada’. Si tú, al igual que nosotros, desconocías por completo la oferta de rutas de senderismo en la Costa Dorada, te animamos a calzarte las botas de trekking para descubrir con nosotros el camino de ronda entre Tarragona (Playa Larga) y Altafulla (Castillo y playa de Tamarit). Terminantemente prohibido empezar a leer caminar en chancletas.

Cala Fonda ó Playa Waikiki en ruta senderismo Camí de Ronda Tarragona Tamarit
Cala Fonda ó Playa Waikiki, uno de los rincones secretos por los que discurre el Camí de Ronda

Sigue leyendo Camí de Ronda de la Costa Dorada, senderismo entre acantilados y calas nudistas

Valora el artículo:

Nadar entre atunes y conocer de cerca el atún rojo del Mediterráneo

‘Nadar entre atunes’ suena bastante light si lo comparamos con los aventureros claims que estamos acostumbrados a ver en sitios exóticos a los que viajan algunos: ‘nadar entre tiburones’, ‘bucear junto a la ballena jorobada’, etc. Suena light…hasta que te dicen que los atunes con los que vas a nadar pesan ¡más de 200 kilos!

En efecto, durante el pasado Travel Bloggers Meeting celebrado en Tarragona, gracias a Turisme Terres de l’Ebre, he tenido la magnífica oportunidad, que no olvidaré jamás, de nadar entre atunes, de ver y admirar estos animales de cerca, de aprender más sobre ellos.

La aventura comienza en el puerto de l’Atmella de Mar, una localidad tarraconense que conserva ese antigua sabor marinero pero que a su vez, está volcada con el turismo, tanto con el turismo de sol y playa como el turismo activo, el experiencial. Esta población costera es todavía a día de hoy la number one de Catalunya en cuanto a flota de atuneros, y es que la pesca del atún rojo del Mediterráneo ha ido siempre estrechamente ligada a la actividad y vida diaria d l’Atmella.

Nos subimos al moderno catamarán que el Grupo Balfegó tiene atracado en el puerto, que ejerce de medio de transporte hasta alta mar en la actividad Tuna Tour que aquí se detalla.

Catamarán de la empresa Balfegó que realiza el Tuna Tour

Catamarán de la empresa Tuna Tour

Seguir leyendo

Valora el artículo:

Ston, ostras y salinas al amparo de la muralla china europea

La gente que recorre Croacia en coche, al llegar al sur, se ciega con Dubrovnik y suele obviar otras visitas que se pueden realizar en los alrededores de la ‘perla del Adriático’. Si te van los sitios curiosos, y con más razón si te gustan las ostras, la península de Pelješac, muy cerca de Dubrovnik, esconde la posibilidad de visitar la muralla de Ston, conocida como la ‘muralla china europea‘. ¿Quieres saber qué protege y esconde esta faraónica obra?

ston croacia fotos muralla
Panorámica de Ston y sus salinas desde el torreón de su muralla

Seguir leyendo

Valora el artículo:

Sidi Bou Said, festival blanquiazul en el Túnez más mediterráneo

Leído el título, más de uno habrá pensado que la Real Sociedad, los txuri-urdin, están de gira futbolística por el norte de África, y que encima están ganando partidos, y jugando bien. No, aunque es mi equipo de toda la vida, dudo mucho que les iría a ver hasta allí, a no ser que me pille de paso.

Lo de ‘festival blanquiazul’ viene porque Sidi Bou Said es el pueblo del blanco y del azul, del azul y del blanco, aunque de quedarme, me quedo con la primera opción, ya que tiene más autoridad el color blanco. Muchos pueblos pintorescos y con encanto tienen sus peculiaridades, algunas veces a nivel de arquitectura de las casas, escudos, calles empedradas…, y en este caso, lo característico de este pueblo son los colores de todos los edificios, que por misteriosa iniciativa, que luego se convirtió en ley obligatoria, del pintor y músico Barón d’Erlanger, fueron pintándose de estos dos colores a principios del siglo XX. Claro, con el pueblo así pintado, la ley o norma, para seguir con la estética,  dicta que todos los edificios de la localidad tienen que tener pintada la fachada completamente de blanco, y las puertas, ventanas, rejas y tejadillos, de color azul claro; ojo, del mismo tono de azul. ¿Quién dijo democracia cromática?

Esta característica especial ha convertido desde entonces a este pueblo, muy cercano a las ruinas de Cartago y a Túnez capital, en un enclave muy turístico, quizás demasiado, con prácticamente la totalidad de los negocios orientados a sacar los cuartos a los turistas, tanto los bares y restaurantes, como sobre todo, las tiendas de souvenirs, que las hay a cascoporro, para todos los gustos y colores. Alguno te vende hasta a su madre, y por supuesto, aquí también les gusta que regatees con los precios, forma parte del juego, aunque puede llegar un momento en el que si te pasas, se pueden ofender.

Souvenirs multicolor en Sidi Bou Said, en Túnez

Souvenirs multicolor en Sidi Bou Said, en Túnez

Las tiendas de souvenirs se suceden en Sidi Bou Said, en Túnez

Las tiendas de souvenirs se suceden en Sidi Bou Said, en Túnez

El crucero ‘Brisas del Mediterráneo’ de Pullmantur también toca tierras tunecinas, en concreto atraca en el puerto de La Goulette, y una de las excursiones posibles para ese día es una rápida visita a Sidi Bou Said. Nosotros lo visitamos por la tarde, y nos llevaron plácidamente en autobús hasta el punto donde comienza la empinada calle principal que remonta hasta la parte alta del pueblo. Tras informarme un poco, y para el que quiera realizar la excursión por su cuenta, comentar que hay tren desde La Goulette hasta el mismo Sidi Bou Said, es un tren de cercanías, barato, conocido como TGM.

Calle principal de subida a la parte vieja y alta de Sidi Bou Said

Calle principal de subida a la parte vieja y alta de Sidi Bou Said

El pueblo en sí no tiene grandes monumentos, tiene una mezquita y está la casa del barón de origen francés al que le dio el Siroco de pintar así las casas del pueblo. Por ello, la primera recomendación es callejear, y la segunda, seguir callejeando, perderse por callejuelas, cuestas, portales, arcos y terrazas de primer piso de tiendas de souvenirs. El festival blanquiazul en fachadas, puertas y ventanas, desde cualquier ángulo, no tiene fin.

Blanco, azul y ¡alfombras a la venta! en Sidi Bou Said

Blanco, azul y ¡alfombras a la venta! en Sidi Bou Said

Clásica estampa del ritmo de vida mediterráneo de Sidi Bou Said

Clásica estampa del ritmo de vida mediterráneo de Sidi Bou Said

Bancos azules y solitarios que invitan a sentarse en Sidi Bou Said

Bancos azules y solitarios que invitan a sentarse en Sidi Bou Said

Entre el blanco y el azul, tu mirada esquiva rostros de turistas a tutiplén, pero también de oriundos tunecinos, muy fotogénicos todos ellos, algunos parece que posan y todo, se ve que están acostumbrados al ajetreo de la marabunta turística.

Rostros curtidos al sol contrastan con las blancas paredes de Sidi Bou Said

Rostros curtidos al sol contrastan con las blancas paredes de Sidi Bou Said

Afecto y complicidad femenina en Sidi Bou Said, un momento que me sorprendió gratamente

Afecto y complicidad en Sidi Bou Said, momento que me sorprendió gratamente

Uno de los puntos típicos donde culminar la visita al pueblo, en plan relax, es en uno de los cafés que se sitúan sobre la balconada de casas blancas en el acantilado que cae hacia el Mediterráneo. Para ello, hay que subir hasta la parte alta del pueblo, 15-20 minutos por calles empedradas desde el punto de partida como mucho, y justo cuando ya se empieza a ver entre casas el color azul del mar Mediterráneo, hay que coger un calle que baja a mano derecha, también se puede bajar por unas escaleras. Allí, en seguida,  y debidamente indicado, daremos con uno de los cafés más famosos de la zona, el Café des Delices, un café que dispone de impolutas terrazas escalonadas donde relajarse tomando algo. No tuve la suerte de pagar la ronda en este sitio, pero estoy seguro que será un sitio caro si comparamos con el nivel medio de vida tunecino, es carne fresca para turistas, como yo, a veces. He de decir que el extraño café que me sacaron estaba malo a rabiar, muy fuerte y con mucho poso, no lo arregló  ni el exceso de azúcar. Eso sí, al César lo que es del César, porque tomarte algo, cómodamente sentado, al atardecer, y con semejantes vistas, difícil de pagar. Excelente sitio para conversar sobre viajes, donde además tuvimos la oportunidad de desvirtualizar y charlar con el gran viajero Juan Carlos Castresana, un placer. Daba la sensación de estar en Grecia o Ibiza, y mira que no he estado en ninguno de los dos sitios. Aunque es el café más conocido, estoy convencido de que en la zona hay más bares y terrazas, si no iguales, similares, y seguro que más económicos.

Entrada al famoso Café des Delices en Sidi Bou Said

Entrada al famoso Café des Delices en Sidi Bou Said

Terrazas 100% mediterráneas, idílicas, en Café des Delices, en Sidi Bou Said

Terrazas 100% mediterráneas, idílicas, en Café des Delices, en Sidi Bou Said

Si visitas Túnez, por primera vez, en plan turista, y quieres ver lo típico, Sidi Bou Said es una buena elección, y en 2-3 horas te has ventilado por completo esta bella localidad llena de contrastes, donde lo viejuno se mezcla con la luz del sol y de los colores. Eso sí, otra cosa es que te guste la fotografía y seas de los que te puedes pasar horas y horas retratando puertas y ventanas…, si ése es el caso, te costará escapar de uno de los mayores festivales de contrastes blanquiazules del mundo mundial. Estáis avisados…

Festival de puertas, cada cual más bonita, en Sidi Bou Said, Túnez

Festival de puertas, cada cual más bonita, en Sidi Bou Said, Túnez

Puertas azules resultonas, un clásico en Sidi Bou Said, Túnez

Puertas azules resultonas, un clásico en Sidi Bou Said, Túnez

Sidi Bou Said, un lugar que incita a la fotografía

Sidi Bou Said, un lugar que incita a la fotografía

Aunque ya lo era, tras visitar Sidi Bou Said, me queda claro que yo seré blanquiazul, txuri-urdin, forever and ever ¿y vosotros, os ha gustado el contraste de luz y colores de este pintoresco pueblo? Por cierto, ¿dónde decís que vivían los Pitufos? 😉

Información práctica:


Ver El Txoko de Lonifasiko – Sidi Bou Said en un mapa más grande

SaludoX!

Valora el artículo:

Un día en la isla de Capri: descubriendo su glamour en clave lowcost

“Definición de Capri: dícese de la bella isla italiana, situada en el Golfo de Nápoles, de donde proviene la ensalada caprese, los pantalones ‘pirata’, hoy en día un destino vacacional de ensueño, relacionado con el lujo y el glamour de la jet-set que la visita”. No es una definición de la RAE, es una definición que me la acabo de sacar de la chistera yo mismo, pero que a buen seguro, es similar a la que ha recorrido vuestros pensamientos nada más leer la palabra ‘Capri’. ¿Correcto?

Capri suele ser parada habitual de muchos cruceros que navegan por el Mediterráneo y por el Mar Tirreno, que es realmente el nombre del mar que baña estas costas. También es destino vacacional de gente italiana pudiente, y de la jet-set internacional, pero sin duda, el grueso de visitas que recibe esta famosa isla italiana proviene en su mayoría de la típica excursión de un día a la isla de Capri que se puede realizar desde muchos puntos de la Costa Amalfitana. Ah, pero ¿se puede visitar Capri en un día?  Yes of course!

Isla de Capri desde Positano fotos
Silueta caliza de la isla de Capri

Sigue leyendo

Valora el artículo:

Sa Palomera, el istmo donde comienza la Costa Brava

¿Creéis que es posible, siempre, asociar un destino/sitio con una imagen que tenemos grabada en nuestra retina, bien porque hemos estado allí o porque lo hemos visto por Internet, en una revista o donde fuere? Es un juego interesante: Alguien pronuncia el nombre de un sitio, y tú, intentas proyectar en tu mente la primera imagen que te viene a la cabeza; es divertido, siempre suele haber sorpresas.

Por ejemplo, si me pongo a pensar en París, me viene la clásica estampa de la Torre Eiffel; si pienso en China, la Gran Muralla copa por completo mi mente; si me dicen Eibar, me viene la Plaza de Untzaga o el Santuario de Arrate, fifty-fifty; y si estando en la Costa Brava, me dicen qué ver en Blanes… No hay ninguna duda: ¡Sa Palomera!

Dónde empieza la Costa Brava
Puerto y costa de Blanes, desde el Castillo de Sant Joan, con Sa Palomera en la mitad

Sigue leyendo Sa Palomera, el istmo donde comienza la Costa Brava

Valora el artículo: