Archivo de la etiqueta: alojamiento

Apartamentos rurales, alojamiento ideal para disfrutar del turismo rural en familia

Decía en mi resumen viajero del 2012, que tener familia te cambia la vida, también la forma de viajar, pero eso no tiene por qué significar que viajes menos o dejes de viajar, viajas de otra manera, a otro ritmo.

Uno de los cambios de mentalidad en la forma de viajar que más hemos notado nosotros, ha sido el de elegir el alojamiento más adecuado para nuestros viajes. Sí, ya sabes, eres padre, y empiezas a tener cierto sentido de la responsabilidad, velas para que tu familia y sobre todo tu hijo tenga lo mejor, en las mejores condiciones…, supongo que le pasa a todo el mundo, al menos en la etapa inicial en la que quieres que no haya sobresaltos y todo salga a la perfección, también en esos primeros viajes y escapadas cercanas que realizas con tu bebé o hijo pequeño.

En nuestro caso, hemos sido y seguimos siendo de ir mucho a casas rurales, nos gusta ese rollo de estar alojados varios días, un fin de semana, en una casa rural, normalmente en un pueblo pequeño o en medio de la naturaleza, alejados del bullicio, y poder explorar desde allí los alrededores, ya sea haciendo rutas de senderismo, descubriendo pueblos con encanto, iglesias, o alimentando nuestro lado más foodie disfrutando del enoturismo y de gastroexperiencias típicas de la zona.

Al hilo, en la mayoría de las casas rurales, y hoteles, lo normal es pagar por una habitación, que normalmente tiene cuarto de baño o servicio, ya sea privado o compartido; y luego, compartes espacios comunes de la casa como el salón, espacio para el desayuno, etc., con otros huéspedes. Cuando vas en pareja o con amigos, esto es lo normal, y tengo que decir que personalmente me gusta la sensación de desayunar con otra gente en casas rurales, sirve para romper la monotonía, el mix de gente suele ser curioso, sobre todo la tensión de quién rompe el hielo primero :).

Pero no voy al desayuno ni a la compartición de espacios comunes de una casa rural, ya que eso lo puedes hacer teóricamente de la misma forma, sin problemas, viajando también con niños. A donde voy es a la habitación en la que vas y vais a dormir los tres, cuatro o los que seáis, ¿cómo lo haces con bebés, niños menores de 2 años o niños que duermen todavía en cuna? No quiero ser dramático ni que se me considere mal padre, pero imaginemos que vas a una casa u hotel rural a pasar varias noches; a buen seguro, te van a dar todas las facilidades del mundo para que puedas ir con tu niño, es decir, te pondrán una cuna, sábanitas y mantitas, no necesitas nada más. Hasta ahí todo perfecto, pero ¿cómo te lo montas cuando vas a dormir al niño, teniendo sólo el espacio de una única habitación, normalmente no muy grande, para la pareja de padres y para la cuna del niño? En ese escenario, cuando consigues dormir al niño, la única posibilidad que te queda a ti es irte también a la cama, haciendo el menor ruido posible, y con la luz apagada claro, porque tampoco puedes estar en esa habitación pasando el rato, despiertos, puede resultar incluso un poco agobiante.

Un ejemplo: si tu niño se duerme a las 9 de la noche, y es ahí cuando muchas veces empieza el tiempo libre de la pareja, tu tiempo libre, la hora de cenar tranquilos, tuitear, conversar lo que no has podido hablar durante otros días de la semana, facebookear, ver un telefilm malísimo en la tele…, ¿qué haces, a la cama a la hora de Casimiro, igual que tu hijo, simplemente porque no hay otro espacio en el alojamiento?

No hombre, no, ¡qué menos que aprovechar un poco ese rato que tenéis para los dos! De ahí que últimamente miremos las características de los alojamientos con mucho más celo y atención. Si estamos mirando un apartamento para irnos de vacaciones, que a poder ser, tenga dos habitaciones separadas, una para que el niño duerma tranquilo, sin ruidos, luces ni molestias de ningún tipo, y otra para los padres, para que cocinen, duerman, coman/cenen/desayunen…¡disfruten de la vida en pareja, que esos momentos son necesarios leñe!

Adicionalmente a este punto, en la época de crisis en la que estamos, aunque estés de vacaciones, tampoco puedes salir a comer por ahí todos los días, con lo que tener la posibilidad de cocinar en el mismo alojamiento cobra especial relevancia. Lo mismo si tienes niños y tienes que andar haciendo purés y frutitas caseras, es un punto importante que el alojamiento cuente con una cocina bien equipada.

Sí, siempre está la opción de realizar el alquiler íntegro de una casa rural entera, pero es algo totalmente absurdo y con lo que te pueden sacar un ojo de la cara, y no está la cosa como para tirar cohetes Por todo ello, ¿en qué desembocan la necesidad de tener una cocina y la de tener 2 habitaciones o espacios separados? Efectivamente, ¡apartamentos rurales al rescate del turismo rural con niños pequeños! Sí, un tipo de alojamiento que se ha sumado hace pocos años a la oferta de tipos de alojamiento rurales disponibles, y  como neopadre que soy, tengo que decir que me parece una opción muy práctica, todo un acierto, ya que había un nicho sin explotar y va orientado a un segmento de viajeros y turistas muy concreto, entre otros, gente que viaja con niños y a la que no le importa pagar un poco más si es para estar más cómodos y disfrutar más.

Y ahí agradezco enormemente la visión y la excelente labor de adaptación que han realizado muchas casas rurales que han sabido leer las necesidades de los neopadres; y lógicamente, es vital la segmentación que hacen ya a día de hoy muchos portales de búsqueda de alojamiento rural como Toprural (para mí la number one en turismo rural), donde es posible tener en cuenta estas opciones a la hora de buscar alojamiento, es decir, directamente puedes buscas apartamentos rurales:

Opciones de búsqueda de apartamentos rurales en Toprural.com

Opciones de búsqueda de apartamentos rurales en Toprural.com

AirBNB, otro servicio de búsqueda de alojamiento que frecuento bastante, no está tan orientado a alojamiento rural, pero también ofrece la posibilidad de filtrar la búsqueda por número de habitaciones, por lo que si necesitas dos, tres, cuarenta y siete habitaciones, tienes la posibilidad de buscar acorde a esos criterios:

Opciones de búsqueda de alojamiento por número de habitaciones en Airbnb.com

Opciones de búsqueda de alojamiento por número de habitaciones en Airbnb.com

Y como Airbnb, otros cientos de webs que han sabido ver la necesidad de adaptarse y ofrecer alternativas al turismo y a los viajes en familia con niños pequeños, un segmento interesante donde hay business, porque los padres pensamos mucho en nuestras criaturas…and last but not least…y en la vida en pareja.

En definitiva, que pienso seguir disfrutando con mi familia de las excelentes posibilidades que ofrece el turismo rural, habiéndome convertido en un auténtico fan y defensor a ultranza de la opción de los apartamentos rurales, una opción que recomiendo probar a todo el mundo. Sí, el apartamento rural será normalmente una opción más carilla que una simple habitación con desayuno, pero si te pones a pensar, en el fondo, y en la superficie, merece la pena, palabra de neopadre. Os dejo aquí unos enlaces a dos apartamentos rurales que hemos visitado en nuestras últimas escapadas del pasado otoño, donde las experiencias de alojamiento han sido positivas:

¿Qué me decís de vuestra experiencia de viajar con bebés y niños pequeños, cómo os lo montáis  y cuáles son vuestras opciones preferidas de alojamiento, principalmente al ir de turismo rural?

Nota importante: Soy consciente de que esta casuística que comento del turismo rural con niños pequeños son problemas del Primer Mundo (#FirstWorldProblems), infinitamente banales si los comparamos con problemas y necesidades reales del día a día en el mundo. También hay que señalar que cada niño y cada pareja de padres es un mundo, y este artículo no pretende generalizar ni abogar por un ‘café para todos‘ a la hora de ir de turismo rural con niños, simplemente se cuenta mi experiencia y pensamiento al respecto, lo que nosotros hemos vivido en nuestro caso concreto, ‘as is, with no warranty‘.

SaludoX!

Valora el artículo: