Archivos de la categoría Italia

Fotografía gamberra en la Torre de Pisa: fotos alternativas para llorar de la risa

Lo admito. En ocasiones soy un poco muy cabrón. Lo que ocurre es que uno es educado y respetuoso, y por ello, casi nunca publico muchas de las funny photos que tomo durante nuestros viajes, no vayamos a hacer daño moral o inmoral a alguien. Pero claro, si a este instinto nativo cabrón le juntas un día de mucho calor -léase 40 grados a la sombra- en un sitio muy -pero que muy- turístico, te arriesgas a convertirte en Lobezno y a destruir todo lo que se cruce en tu camino. Como tengo -todavía- la suerte de tener mi ira controlada, en nuestro viaje a Pisa no me dediqué a levantar inclinar más la torre; vista la maranbunta y el percal, decidimos -acertadamente- no visitar la torre de Pisa. Ya volveremos en otra época. Y ya que estábamos allí, cambié de perspectiva y objetivos, sonreí y me dediqué a fotografiar a la gente que se hace las típicas fotos de la torre de Pisa, turistas que hacen auténticas mongoladas frente a la torre pendente más famosa del mundo. ¿Quieres reírte un rato?

Torre Pisa Fotos divertidas
No hay nada que hacer. No llegamos. Se nos va.

Sigue leyendo

Valora el artículo:

Consejos para que tu viaje a la Toscana con niños no sea un auténtico infierno

Situada en la parte central del país, por múltiples motivos, la Toscana es uno de los destinos turísticos por excelencia en Italia. Hablamos de una extensa región que tiene nada más y nada menos que una superficie de 22.994 kilómetros cuadrados. Por ello, la elección del alojamiento o “campamento base” desde el que visitar los múltiples atractivos turísticos de la zona, puede convertirse en un quebradero de cabeza. Para ahorrarte tiempo y alguna que otra jaqueca, queremos compartir contigo nuestra ruta en coche o roadtrip por la Toscana, con consejos de primera mano para que tu viaje y alojamiento en la Toscana con niños no sea un desastre. ¿Era el alojamiento más barato? No. ¿Con la ubicación perfecta? Tampoco. ¿Sólo para niños? En absoluto. Pero hemos estado allí alojados 6 noches, conocemos algo el entorno, sabemos cómo es, lo que cuesta, y te vamos a contar todas sus fortalezas y debilidades sin pelos en la lengua. Después de leer nuestra experiencia, tú decides en qué zona reservas tu alojamiento para visitar la Toscana en familia. ¿Andiamo?

Fotos de la Toscana
Como para no parar a sacar fotos…

Sigue leyendo

Valora el artículo:

Todo lo que necesitas saber para entrar con buen pie en la isla de Elba

Sabemos que estás deseando llegar a la isla de Elba y disfrutar de esta pequeña gran joya de origen volcánico. Tranquilo, el acceso a la mayor isla del Parque Nacional del Archipiélago Toscano no tiene pérdida alguna. Olvídate de aeropuertos. Te contamos nuestra experiencia y te damos algunos consejos y toda la información práctica para que no tengas ninguna duda sobre cómo llegar a la isla de Elba en ferry, con coche, desde Piombino. Estás cansado y tienes ganas de playa, ¿verdad? Venga, ¡soltamos amarras!

Elba playas Fotos
Breve trayecto en ferry y a disfrutar!

Sigue leyendo Todo lo que necesitas saber para entrar con buen pie en la isla de Elba

Valora el artículo:

Milán en un día: Paseo lowcost a la milanesa

Capital de la región de Lombardía y motor económico de Italia, Milán es una ciudad que se puede visitar en un día. A pesar de ser una gran urbe, lo imprescindible de Milán está muy a mano, y se puede ver de forma bastante sencilla. Quizás no sea conocida por sus atractivos turísticos, sino más bien por ser una ciudad business-friendly, modelada a base de tópicos como moda, shopping, lujo y glamour.

Las veces que me ha tocado ir a Milano ha sido siempre por motivos de trabajo. Sin embargo, al ir tantas veces, he ido sacando huecos para encontrarle el punto a la city milanesa, una ciudad que me parece vibrante y elegante a partes iguales, un lugar del mundo en el que me siento realmente cómodo. ¿Será posible visitar Milán en un día?

Arco de la Paz en Milán
Arco della Pace

Seguir leyendo

Valora el artículo:

Viaje inminente: Lonitrip a Eslovenia, un país del que nos hablan maravillas

Hay posts en los que el título lo dice todo :). Para cuando muchos de vosotros estéis leyendo estas líneas, se supone que estaremos volando plácidamente (esperamos) desde Bilbao a Venecia. ¿A Venecia? Sí, la ciudad de los canales será la primera parada de este nuevo #Lonitrip de casi tres semanas, y antes de cruzar a Eslovenia, qué menos que darnos un garbeo por ‘La Serenissima‘, una plaza italiana que no tenemos el honor de conocer.

El año pasado nos escapamos a Cádiz, pero este año, hemos decidido dar el ‘salto’ a Europa. ¿Por qué Eslovenia? Porque es un país al que le tenemos ganas desde hace mucho tiempo, siempre ha estado merodeando nuestra agenda de próximos destinos viajeros. En su día, allá por 2009, hubo una dura pugna entre Eslovenia y Croacia como destino vacacional, y aquella vez, la balanza se desequilibró a favor de la Republika Hrvatska.

Guía para Eslovenia

Guía para Eslovenia

Seguir leyendo

Valora el artículo:

La cara oculta y amarga de los viajes de trabajo o business trips

No es oro, ni plata, ni bronce, todo lo que reluce en los viajes de trabajo o business trips. Cuando tienes un viaje por motivos de trabajo, un business trip, tienes dos opciones en cuanto a la actitud se refiere: la fácil es amargarte y embajonarte desde que sales de casa, ya que muchas veces suelen ser viajes a los que no te apetece un pimiento ir; la otra, es ir en clave positiva, pensando en que más allá de los motivos laborales, es probable que saques algo de tiempo para visitar y saborear ese nuevo destino que visitas.

Normalmente, los integrantes del txoko optamos por esta segunda vía, intentando arañar algo de tiempo al reloj business y disfrutando, en la medida de lo posible, del viaje de trabajo. Dependiendo del destino, muchas veces no hace falta mucho tiempo para captar la esencia de un pueblo, ciudad o región, y ver lo imprescindible, lo típico turísticamente hablando. No, no somos muy amigos del concepto fastravel, pero muchas veces, especialmente durante los viajes de negocios, no queda otra que aprovechar al límite los minutos de tiempo libre para coger unas pinceladas de la ciudad, área o región que visitas.

Esperas y tiempos muertos en el aeropuerto, una constante en un business trip

Esperas y tiempos muertos en aeropuertos, una constante en un business trip (Foto de metroparent.com)

Seguir leyendo

Valora el artículo:

Cómo ir desde el aeropuerto de Milano Linate al centro de Milán en transporte público

El aeropuerto de Linate, oficialmente Milano Linate, es un pequeño aeropuerto situado a escasos 7 kilómetros de la siempre activa y glamurosa ciudad de Milán. Si bien a día de hoy se considera a Milano-Malpensa como el aeropuerto principal de la ciudad, Linate sigue siendo punto de referencia de algunas aerolíneas a la hora de volar a Milán.

Se podría decir que Linate es el aeropuerto urbano de Milán, muy cómodo por su proximidad a la urbe, y donde he tenido la ocasión de aterrizar alguna que otra vez; no tantas como en Malpensa, que me lo conozco de pé a pá, pero sí alguna. La primera vez, en un business trip y vuelo que llegó extremadamente tarde, por comodidad, decidimos coger un taxi en Linate entre cuatro personas, y nos “clavaron” la friolera de cien euros y pico por llevarnos a un hotel en el centro de Milán. Todavía me acuerdo de la cara de aquel taxista italiano que conducía a toda pastilla por la autopista bajo una espesa niebla. Nos engañó vilmente, al igual que nos ocurrió en el aeropuerto de Sofía en Bulgaria :(. Bueno, basta de ir de perdedores, hoy estamos aquí para saber cómo ir desde el aeropuerto de Linate a Milán en transporte público, sin pérdida alguna.

Seguir leyendo

Valora el artículo:

Cómo ir del aeropuerto de Milán-Malpensa al centro de Milán (para torpes)

Milán, capital de Lombardía, región motor económico de Italia, aparte de ciudad fashion donde las haya, tiene dos aeropuertos: Linate y Malpensa. El primero es relativamente pequeño y no tan conocido, vuelan allí pocas compañías aéreas, siendo Malpensa el aeropuerto principal de la ciudad.

Milán-Malpensa, que es como se denomina oficialmente, es un aeropuerto que está bastante lejos de la ciudad, a más de 50 kilómetros. Por ello, si comparamos con la distancia que hay de aeropuertos como Barajas o el Prat al centro de Madrid o Barcelona, la distancia de Malpensa al centro de Milán gana, negativamente, por goleada, negativa en este caso.

Cómo ir del aeropuerto de Milán-Malpensa al centro de Milán
Señalética en el aeropuerto de Milán-Malpensa

Seguir leyendo

Valora el artículo:

5 plazas de obligada visita en Roma (y Vaticano)

Las plazas de los pueblos y ciudades son ante todo espacios de encuentro entre personas, lugar de movilizaciones, discursos, celebraciones, protestas, fiesta… Son espacios vivos, muy vivos, espacios del pueblo y para el pueblo, o así deberían serlo.

Roma, al igual que muchas otras ciudades europeas y mundiales, alberga en su zona urbana multitud de plazas (piazzas en italiano), pero sí es verdad que muchas de estas plazas romanas son mundialmente conocidas o adquieren especial importancia y relevancia por algún motivo en concreto, no pasando desapercibidas para el viajero. Es por ello que aquí me he animado a realizar una breve exploración de lo que a mi entender son las cinco plazas de Roma imprescindibles, piazzas de visita obligada, ésas que no puedes perderte al visitar la Ciudad Eterna. Vamos allá, veamos qué ver en Roma y sobre todo, ¡tomemos las plazas!

Fuentes de Roma en Piazza Navona
Plazas en las que cada fuente es una obra de arte

Sigue leyendo 5 plazas de obligada visita en Roma (y Vaticano)

Valora el artículo:

Un día en la isla de Capri: Descubriendo su glamour en clave lowcost

“Definición de Capri: dícese de la bella isla italiana, situada en el Golfo de Nápoles, de donde proviene la ensalada caprese, los pantalones ‘pirata’, hoy en día un destino vacacional de ensueño, relacionado con el lujo y el glamour de la jet-set que la visita”. No es una definición de la RAE, es una definición que me la acabo de sacar de la chistera yo mismo, pero que a buen seguro, es similar a la que ha recorrido vuestros pensamientos nada más leer la palabra ‘Capri’, ¿correcto?

Capri suele ser parada habitual de muchos cruceros que navegan por el Mediterráneo y por el Mar Tirreno, que es realmente el nombre del mar que baña estas costas. También es destino vacacional de gente italiana pudiente, y de la jet-set internacional, pero sin duda, el grueso de visitas que visita Capri son excursiones express de un día, dos-tres a lo sumo. Es una isla únicamente accesible por mar, pero está bien comunicada por ferry y otros barcos más pequeños y rápidos principalmente con los puertos cercanos de Nápoles y Sorrento. En época estival, y cuando las condiciones de la mar son buenas, pueblos de la Costa Amalfitana como Positano se suman a la oferta de transporte a Capri.

Sobre cómo ir desde Positano a Capri en barco, hay un par de compañías que proveen este servicio de transporte. Salen aproximadamente cada hora con destino a Capri y a otros puntos de la costa, y en el caso de Capri, el billete de ida y vuelta costaba algo menos de 20€. Significar que los tickets se cogen en las cabinas situadas en el paseo marítimo de Spiagga Grande en Positano, y que dependiendo la hora, en Agosto puede haber problemas para coger sitio. Por ello, recomiendo madrugar y coger uno de los primeros , sino el primero de los botes que zarpan hasta Capri. Para no andar apurados de tiempo, comentar que  el tráfico y el aparcamiento en Positano, en Agosto, es un auténtico horror, incluso está complicado encontrar sitios en los parkings privados de mala muerte que gestionan  algunos avispados habitantes de la localidad que pretenden hacer el business del siglo. Si puedes ir a Positano en autobús, aunque irás apretujado, es la mejor opción, no perderás tiempo y bajarás directamente a la playa a por los tickets.

Lateral de la playa de Positano donde se coge el barco a Capri

Lateral de la playa de Positano donde se coge el barco a Capri

El barco navega bastante rápido, y el trayecto hasta Capri dura más o menos tres cuartos de hora; es un muy agradable paseo marino que permite disfrutar de unas visitas espectaculares de toda esta zona que comprende parte de la Costa Amalfitana y parte del Golfo de Nápoles. La navegación discurre entre varios islotes, pasa muy cerca de la famosa Punta Campanella, que ejerce de vigía de la península sorrentina, y justo cuando se deja esa protección y la mirada del Vesubio se hace más temible, asoma la silueta caliza de la isla de Capri.

Panorámica de Positano desde el barco dirección a Capri

Panorámica de Positano desde el barco dirección a Capri

La abrupta Costa Amalfitana desde el barco a Capri

La abrupta Costa Amalfitana desde el barco a Capri

Punta Campanella, vigía y vértice de la península sorrentina

Punta Campanella, vigía y vértice de la península sorrentina

Silueta caliza de la isla de Capri

Silueta caliza de la isla de Capri

El barco atraca en Marina Grande, puerto principal de la isla de Capri, una zona con mucho ajetreo turístico por el ir y venir de ferrys y barcos, también de algunas barcas de pescadores que se resignan a cambiar de modo de vida, y con una estrecha playa totalmente repleta de gente.

Marina Grande, el puerto principal de Capri

Marina Grande, el puerto principal de Capri

Ajetreo de primera hora de la mañana en Marina Grande

Ajetreo de primera hora de la mañana en Marina Grande

En realidad Capri es una isla muy pequeña que tiene dos núcleos principales de población, Capri y Anacapri. El centro de Capri se sitúa en lo alto de Marina Grande, mientras que Anacapri está al otro lado de las montañas que vertebran la isla. El medio de transporte ideal para moverse y visitar la isla es el autobús, que conecta casi todos los puntos de la isla, también el barco o una motocicleta nos pueden dar mucha libertad, pero olvidémonos del coche.

Y luego está el funicular, que sube desde Marina Grande hasta la Piazzeta, la plaza que se considera el centro de operaciones de Capri. Es la opción más cómoda y utilizada por los turistas,  ya que cuesta alrededor de 2 euros y salva un desnivel importante. Nosotros, como dos auténticos valientes, como buenos vascos montañeros que somos, por desmarcarnos del rebaño turístico y de las colas, y pensando, sin mirar, que sería caro, hicimos la fanfarronada de subir a pie desde Marina Grande; grave error, ya que ataviados en plan de playa, con chanclas, bañador y mochilita a cuestas, con más de 30º a las 10 a.m., en pleno Agosto, puedo decir que ha sido una de las mayores sudadas de mi vida; no me refiero a  cansancio debido a 15-20 minutos de escaleras y estrechas calles con pendiente continuada, sino al sofocante calor que soportamos. En fin, de todo se aprende.

Callejuelas estrechas de subida desde Marina Grande a Capri

Callejuelas estrechas de subida desde Marina Grande a Capri

Subida desde Marina Grande a Capri

Subida desde Marina Grande a Capri

Menos mal que una vez en la Piazzeta, mezclados con los sonrientes pasajeros del funicular, con el trajín de gente que curiosea en los comercios de lujo de la zona y con  sabor a glamour y dinero por todos los costados, paramos un buen rato para tomar un respiro y divisar desde la balconada de la plaza lo que habíamos subido.

Vista panorámica de las estribaciones de Capri desde La Piazzeta

Vista panorámica de las estribaciones de Capri desde La Piazzeta

Torre-campanario con reloj original en la Piazzeta

Torre-campanario con reloj original en la Piazzeta

Tiendas de lujo en las inmediaciones en la Piazzeta

Tiendas de lujo en Capri: inmediaciones de la Piazzeta

Taxis largos y descapotables característicos de Capri

Taxis largos y descapotables característicos de Capri

Ya recuperados, al no haber mirado nada sobre qué ver en la isla de Capri, y sin una idea muy clara de hacia dónde ir, deambulando por la Piazzeta, nos llamó la atención un letrerito en una pared cercana.

Letrero artesanal que nos condujo hacia el éxito

Letrero artesanal que nos condujo hacia el éxito

No, no penséis mal, era pronto y todavía no teníamos hambre; nos llamó la atención la palabra ‘Belvedere‘, que por días pasados y por haberlo visto en algún otro letrero de carretera, habíamos deducido que significaba ‘mirador’ en italiano, por lo que sin dudarlo un momento, para continuar con nuestro particular trekking, tiramos hacia arriba. De nuevo, entre calles estrechas y pasadizos donde vendían fruta y verdura local, poco a poco fuimos ganando altura, hasta salir a una zona en la que empezaron a aflorar villas y casitas no aptas para todos los bolsillos.

Parte alta de Capri, con el monte Vesubio al fondo a la izquierda

Parte alta de Capri, con el monte Vesubio al fondo a la izquierda

Estábamos en la buena senda, ya que el camino desemboca en un pequeño y no muy cuidado mirador (había bastante basura en el camino) denominado ‘Belvedere Cannone’, todo un descubrimiento. Esta segunda sudada del día, infinitamente menor que la primera, 10 minutos desde la Piazzeta, sí que mereció la pena. Y es que ahí nos plantamos, alejados del bullicio del puerto y centro de Capri, en la mismísima vertical de  Marina Piccola, con sus aguas de color azul y turquesa de otro mundo; y frente a los famosos Il Faraglioni, unas enormes rocas en el agua que son casi simétricas y que protagonizan una de las estampas más conocidas de Capri, donde se han grabado numerosos spots publicitarios, el más conocido, el de una marca de perfume.

Vista vertical sobre Marina Piccola en Capri

Vista vertical sobre Marina Piccola en Capri

Vista panorámica las tres moles rocosas que conforman 'Il Faraglioni' de Capri

Vista panorámica de las tres moles rocosas que conforman ‘Il Faraglioni’ de Capri

Il Faraglioni, con su canal de agua en medio de las dos rocas, típica postal de Capri

Il Faraglioni, con su canal de agua en medio de las dos rocas, típica postal de Capri

Una pena no tener un barquito chiquitito cómo el siguiente para surcar estas aguas, que en vez de infestadas de peces, están infestadas de barcos de lujo de gente muy privilegiada.

Yates de lujo atracados frente a Il Faraglioni, en Marina Piccola, Capri

Yates de lujo atracados frente a Il Faraglioni, en Marina Piccola, Capri

Con la vista extasiadas y la envidia por las nubes, no queda otra que volver a la realidad y deshacer el camino andado hasta la Piazzeta; un mini garbeo por las concurridas calles del centro y por las tiendas de lujo termina por afilarte los colmillos hasta límites insospechados, pero para bajar a tierra, nada mejor que seguir bajando entre estrechas callejuelas y escaleras, ¡qué gusto bajarlas!

Bajada desde Capri hacia Marina Grande

Bajada desde Capri hacia Marina Grande

Ya de vuelta en Marina Grande, con la hora de comer pasada pero con el cielo ganado para el resto del día, directamente optamos por ver qué nos ofrecen las playas en Capri. Peleamos un hueco en la diminuta y espigada playa del puerto, donde los bocadillos que compramos en una tienda cercana nos saben a gloria bendita caprese. A pesar de que la playa no es la ideal y llega a estresar el bullicio, las toallas del prójimo a un milímetro y los bañistas a dos centímetros, unos bañitos acompañados de snorkel en unas aguas muy chulas y un poco de tumbing al sol completan nuestra jornada slowtravel en Capri.

Concurrida playa de Marina Grande

Concurrida playa de Marina Grande

Desde allí, sin jugárnosla a coger el último barco de vuelta, por si las moscas, y tras hacer la correspondiente cola, volvemos a Positano, un trayecto en el que la imagen de Capri se va difuminando en el horizonte en un magnífico atardecer, pero al mismo tiempo, la experiencia de una día vivida en esta bella isla italiana se va asentando en nuestras memorias, buen canje de cromos.

Silueta de la isla de Capri al atardecer, de vuelta a Positano

Silueta de la isla de Capri al atardecer, de vuelta a Positano

Ya veis, para haber estado en Capri, no probamos el funicular, no visitamos Anacapri ni cogimos el famoso telesilla que va hasta Monte Solaro, no compramos nada en las tiendas de lujo en Capri centro, tampoco hicimos la excursión turística que te lleva en barco hasta la afamadísima cueva marina Grotta Azzurra…, qué desastre, ¿no? Pues rotundamente no, es una excursión de día de la que tenemos un gratísimo recuerdo; nos salimos de los cánones turísticos habituales, fuimos sin un plan predefinido, sin habernos informado de nada, sin prisa alguna, a lo que saliese, y esto hizo que afortunadamente fuéramos deambulando y encontrando rincones bien chulos, por accidente. Es por ello que guardamos un fantástico recuerdo de esta excursión, un día tranquilo al más puro estilo slowtravel, que nos permitió conocer una parte de Capri al ritmo que nos pidió nuestro cuerpo aquel día.

¿Qué os ha parecido este relato sobre qué ver en Capri en un día? Fue una manera extraña y un poco desorganizada de visitar la isla de Capri, en clave lowcost, dejando de lado las excursiones típicas e improvisando sobre la marcha. A pesar de este más que aparente caos viajero, guardamos muy buen recuerdo de la visita a esta joya del Tirreno, fue una excursión de día genial. ¿Alguna visita imprescindible en la isla de Capri que se nos pasó por alto?

Información práctica:

SaludoX!

Valora el artículo: