Archivos de la categoría Urbanita

Fotografía gamberra en la Torre de Pisa: fotos alternativas para llorar de la risa

Lo admito. En ocasiones soy un poco muy cabrón. Lo que ocurre es que uno es educado y respetuoso, y por ello, casi nunca publico muchas de las funny photos que tomo durante nuestros viajes, no vayamos a hacer daño moral o inmoral a alguien. Pero claro, si a este instinto nativo cabrón le juntas un día de mucho calor -léase 40 grados a la sombra- en un sitio muy -pero que muy- turístico, te arriesgas a convertirte en Lobezno y a destruir todo lo que se cruce en tu camino. Como tengo -todavía- la suerte de tener mi ira controlada, en nuestro viaje a Pisa no me dediqué a levantar inclinar más la torre; vista la maranbunta y el percal, decidimos -acertadamente- no visitar la torre de Pisa. Ya volveremos en otra época. Y ya que estábamos allí, cambié de perspectiva y objetivos, sonreí y me dediqué a fotografiar a la gente que se hace las típicas fotos de la torre de Pisa, turistas que hacen auténticas mongoladas frente a la torre pendente más famosa del mundo. ¿Quieres reírte un rato?

Torre Pisa Fotos divertidas
No hay nada que hacer. No llegamos. Se nos va.

Sigue leyendo

Valora el artículo:

Bistró Guggenheim Bilbao, arte gastronómico para todos los públicos (y bolsillos)

No entramos. Ocurre cuando vemos un restaurante en un local muy moderno y céntrico, o justo al lado de un monumento o atracción turística ‘top’ de una ciudad. ‘Algo’ nos echa para atrás. El ser humano es así. De idiota. En el fondo, queremos entrar y probar, pero ‘algo’ nos frena. Sí, hay ocasiones en las que nuestro poco racional razonamiento, irremediablemente barre la parte emocional e instintiva del momento, y empieza a enviarnos mensajes del tipo “ese sitio es demasiado/caro para ti“, “ya verás qué clavada te van a pegar…”, “ni se te ocurra, ahí van solo los guiris”, etc.

Es muy difícil ir en contra de estas señales nerviosas que nos envía el cerebro en forma de alerta económica, pero afortunadamente, hay excepciones que tumban la racionalidad de Kant y terminan en experiencia de máximo disfrute, soltando endorfinas a tutiplén. Porque al fin y al cabo, la vida la crearon -quien fuera- para disfrutarla, ¿no? Hala, acompáñanos a comer en el restaurante Bistró Guggenheim Bilbao, o ¿piensas seguir alimentando mitos y prejuicios, escudándote en que tú no entiendes de arte gastronómico?

Bistró Guggenheim Bilbao restaurante fotos
Do you dare?

Sigue leyendo

Valora el artículo:

Museo Marítimo de Bilbao: abordaje pirata en familia

Con todos los estímulos y experiencias que tenemos en la actualidad a nuestro alcance, a golpe de clic, debería estar terminantemente prohibido que la visita a un museo fuera aburrida. Hablo especialmente al viajar con niños. Porque vale, a ti puede que te guste la pintura de Alfredo Palmero, pero para tu hija o hijo, con toda la razón del mundo, si no le ofreces algún tipo de aliciente durante la visita, es probable que la palabra ‘museo’ adquiera en su cerebro una connotación negativa y aburrida difícil de borrar. ¿Por qué algunos museos y centros de interpretación se empeñan en hacerlo tan mal, en ser tan aburridos?

Menos mal que quedan algunos museos de Bilbao que se adaptan a los nuevos tiempos y necesidades. Al hilo, nos ha gustado mucho el enfoque de la visita al Museo Marítimo de Bilbao con niños. Un museo sin el que probablemente no se puede entender la regeneración urbana de la ría de Bilbao y del Botxo en general; un espacio que ha sabido adaptar su discurso y recursos a un público que pasea o visita Bilbao con niños, con divertidas y variadas actividades para las familias. ¡Al abordaje!

Museo Marítimo Bilbao Niños Fotos
¡Al abordaje!

Sigue leyendo

Valora el artículo:

Una “perla” de hostal para dormir muy barato en el mismísimo centro de Madrid

Alojarse de forma económica en el centro de una gran ciudad es complicado. Incluso dando algo de flexibilidad a la maldita palabra “económico”, la tarea sigue siendo una odisea. Las cosas se ponen todavía más feas si estamos buscando desesperadamente dónde dormir barato en el centro de Madrid. Cuando viajamos en familia, nosotros normalmente solemos optar por la opción de apartamento, mucho más cómoda, pero no creas que alquilar un apartamento en Madrid, perdón, en el centro de Madrid, es precisamente barato. Bien, el desafío de hoy es demostrarte que sin grandes lujos ni grandes dramas, todavía es posible dar con hostales baratos con WIFI en Madrid centro.

Dormir barato hostales Madrid centro
Habitación individual. “Vintage Edition”.

Sigue leyendo Una “perla” de hostal para dormir muy barato en el mismísimo centro de Madrid

Valora el artículo:

Aquarium de Donostia, inmersión marina entre tiburones y ballenas

Situado en el extremo noreste de la bahía de La Concha, al final del pequeño pero coqueto puerto de Donostia, el Aquarium de Donostia-San Sebastian siempre ha sido uno de los estandartes turísticos de la ciudad. Tú, guipuzcoana, guipuzcoano, vasco en general, que estás leyendo ahora mismo este artículo, seguro que has visitado el aquarium alguna vez en tu vida. Es probable que no lo hayas visitado después de la gran remodelación acometida en el 98, pero seguro que hiciste la típica excursión con la ikastola o el colegio cuando eras txiki, ¿a que sí? La visita al acuario de Donostia siempre ha sido algo very typical in Euskadi. En fin, sea tu primera o tu enésima vez, ¿te sumerges hoy con nosotros, con su permiso?

Ver tiburones en el Aquarium de Donostia-San Sebastián
Que viene, que viene…

Sigue leyendo Aquarium de Donostia, inmersión marina entre tiburones y ballenas

Valora el artículo:

Zoo de Liubliana: Sensaciones agridulces y jaque a los cuentos infantiles

Tras pasear y visitar los imprescindibles de Liubliana el día anterior, decidimos que la peque de la casa, quien no rechistó demasiado, se merecía un ‘premio’. Se nos ocurrió que una bonita ‘recompensa’ podría ser visitar el zoo de Liubliana. ¿Una visita a un zoológico donde se ‘exponen’, cual trofeos, todo tipo de animales privados de libertad? Sí, con su parte positiva, y por supuesto, con su enorme parte negativa, ya que pasear entre animales con mirada triste y perdida, siempre genera en nosotros una sensación infinitamente más agria que dulce. ¿Quieres conocer la historia y lección viajera que Izaro recibió en nuestro paseo por el zoo de Ljubljana? Sigue leyendo atentamente, despacito.

Tortugas en el zoo de Liubliana
No corras, lee el artículo poco a poco, a tu ritmo

Sigue leyendo Zoo de Liubliana: Sensaciones agridulces y jaque a los cuentos infantiles

Valora el artículo:

Milán en un día: Paseo lowcost a la milanesa

Capital de la región de Lombardía y motor económico de Italia, Milán es una ciudad que se puede visitar en un día. A pesar de ser una gran urbe, lo imprescindible de Milán está muy a mano, y se puede ver de forma bastante sencilla. Quizás no sea conocida por sus atractivos turísticos, sino más bien por ser una ciudad business-friendly, modelada a base de tópicos como moda, shopping, lujo y glamour.

Las veces que me ha tocado ir a Milano ha sido siempre por motivos de trabajo. Sin embargo, al ir tantas veces, he ido sacando huecos para encontrarle el punto a la city milanesa, una ciudad que me parece vibrante y elegante a partes iguales, un lugar del mundo en el que me siento realmente cómodo. ¿Será posible visitar Milán en un día?

Arco de la Paz en Milán
Arco della Pace

Seguir leyendo

Valora el artículo:

Liubliana en un día: Paseo con niños por la capital de Eslovenia

¿Se puede ver la capital de un país en un día? Pregunta relativa donde las haya. Casi todos contestaréis aquello de ‘depende de qué país, en qué plan vayas, cómo de grande sea la ciudad…’. Bien, nosotros nos atrevemos a decir que Liubliana (Ljubljana en esloveno), sin entrar en museos, es una capital cuyos principales puntos de interés turístico se pueden visitar en un día, sin problemas.

Hablamos de ver lo más básico y representativo de la ciudad, lo imprescindible. Esta tajante afirmación la hacemos a sabiendas de que visitar Liubliana con niños te obliga a ir más tranquilo, marcando el clásico y ultraconocido ritmo slowfamilytravel :). ¿Te subes hoy a nuestra guía de viaje y consejos para visitar Liubliana, la capital de Eslovenia?

Qué ver en Liubliana, capital de Eslovenia
Vistas desde la Torre del Castillo de Liubliana

Seguir leyendo

Valora el artículo:

Península de La Magdalena, ese rincón de Santander que lo tiene absolutamente todo

Península, playa, parque y zoo. ¡Y palacio! Todo eso engloba la península de La Magdalena, uno de los puntos de la ciudad de Santander a la que sus habitantes, y Cantabria en general, le tienen un aprecio especial, del que se sienten especialmente orgullosos.

A la Ciudad de Santander, para su uso y disfrute‘. Así reza la placa a la entrada del recinto, dejando bien claro que desde el año 1977, el parque es de propiedad municipal. Un lujazo. El parque municipal de La Magdalena se asienta sobre la península del mismo nombre, un trecho de escarpada costa que se asoma sin miedo al Cantábrico, uniendo el puerto y la bahía de Santander con la zona más famosa y frecuentada de la capital cántabra, las playas del Sardinero. ¿Saltamos a la península para comprobar qué hacer en Santander con niños?

Isla Mouro Parque de La Magdalena Santander Fotos
La península abraza el Mar Cantábrico

Seguir leyendo

Valora el artículo:

Visita al emblemático barrio marinero de Cimavilla, casco histórico de Gijón

Gijón tuvo pasado romano, y así lo atestiguan algunos vestigios de los que hablaremos a continuación. Sin embargo, y aunque parezca mentira, a día de hoy nadie sabe ni se ha podido demostrar cómo se llamó el asentamiento romano que se estableció en esta parte de Asturias allá por el siglo I d.C.

Este asentamento se estableció principalmente en la península de Santa Catalina, un accidente geográfico que a día de hoy divide la Playa de San Lorenzo con el puerto deportivo y la parte más industrial, zona de astilleros, de Xixón. Es un trozo de tierra que protegido por acantilados, se adentra desafiante hacia el mar Cantábrico.

Cimavilla Gijón fotos
Acantilados desde la punta de la península de Santa Catalina

Seguir leyendo

Valora el artículo: