Olla podrida en Burgos

Olla podrida en Burgos: dónde comer un menú para ponerte como el Kiko

Olla podrida en Burgos: dónde comer un menú para ponerte como el Kiko
3.8 (76%) 5 votes

Es un plato tradicional que se cocina en diversos puntos de la geografía española, pero sí es verdad que la olla podrida en Burgos es todo un reclamo gastronómico en muchos mesones y restaurantes de la provincia castellana. Como no podía ser menos, lo hemos probado y queremos compartir contigo dónde comer olla podrida en Burgos capital. Te contamos nuestra experiencia gastronómica en el restaurante Rincón de España, justo al ladito de la catedral de Burgos. Desabróchate el cinturón ante de seguir leyendo, ¡la olla podrida está a puntito de despegar!

Menú olla podrida en Burgos
Olla de barro donde se sirve la olla podrida

Olla podrida: ¿Qué es y qué ingredientes lleva?

“¿Qué es la olla podrida?” Es la típica pregunta que se hace todo el mundo cuando lee por primera vez el divertido nombre de este singular plato gastronómico. El principal ingrediente de la olla podrida son las alubias rojas o judías, que se cocinan como antaño, muy lentamente, y se sirven en una olla de barro. Este tipo de recipiente mantiene muy bien el calor y consigue que la alubia se haga bien, incluso se acabe de hacer, sin la molestia de que quede dura. La procedencia de la alubia puede ser muy diversa, pero tiene especial fama la olla podrida de Burgos, con alubia roja de Ibeas de Juarros, un pequeño municipio muy cerca de Burgos capital.

plaza catedral burgos
La siempre concurrida plaza frente a la catedral

Sin embargo, sin querer restar importancia a la afamada alubia de Ibeas, la responsabilidad de la contundencia del plato recae principalmente en la pila de ‘sacramentos’ que se añaden a la base del cocido: morcilla de arroz, chorizo, tocino, costilla, manita de cerdo, rabo, oreja, relleno, etc. Los condimentos que acompañan a las alubias pueden variar ligeramente, dependiendo de la zona y de las existencias que tengan, pero la bomba de relojería está siempre más que asegurada en este plato.

fotos olla podrida burgos
Foodporn burgalés del bueno. Que no falten las guindillas en vinagre, of course.

Normalmente se sirven por separado las alubias y los mencionados derivados hiper-calóricos del cerdo; en olla y en cazuela de barro respectivamente. La idea es servirte varios cazos de alubias en el plato, y luego, cada cual añade los ingredientes que más le apetezcan, dependiendo de tus gustos o de la capacidad digestiva de tu estómago.

Origen y significado de la olla podrida

¿De dónde viene el término ‘olla podrida’? La olla podrida es un cocido que se elabora en diversas zonas de España, principalmente en Castilla y León y en Extremadura. A nivel de Burgos, que es lo que nos atañe aquí, su origen se fija en la comarca de Arlanza, en el tridente que forman las bellas localidades de Lerma, Covarrubias y Santo Domingo de Silos. De ahí se ha ido extendiendo a otras zonas burgalesas, y en el caso de la capital, Burgos se ha ‘apropiado’ de la receta para servirla en muchos menús  de corte turístico, junto con las famosas alubias rojas de Ibeas. Tirar de producto local y ‘hacer provincia’. Me parece una política gastronómica muy acertada, la verdad.

ingredientes olla podrida burgos: qué es y qué lleva
Ingredientes de la olla podrida de Burgos

Hay varias teorías en cuanto al origen del nombre de ‘olla podrida’. En lo que atañe a la palabra ‘olla’, por la forma en la que se cocina este cocido tradicional, el origen está más que claro. Y según la Wikipedia y el cartel del restaurante Rincón de España, el adjetivo ‘podrida’ podría venir:

  • de los ingredientes que acompañan al cocido, dignos de ‘pudrir’ cualquier alimento y estómago que se precie;
  • por el largo tiempo de cocción de las alubias, que pueden llegar a quedarse completamente desechas, muy cocidas y casi en forma de puré, en el fondo de la olla de barro;
  • derivada de ‘poderida’. este plato, hace muchos años, en castellano antiguo, podría haberse conocido como ‘olla poderida‘, algo así como ‘olla de los poderosos‘. ¿Por qué? Al ser un plato rico en ingredientes y nutrientes, era un plato que estaba únicamente al alcance de gente con dinero. A la plebe no le daba el jornal para comer alubias jaleadas con tanto producto de matanza.

Dónde comer olla podrida en Burgos capital

Aclarado el concepto, vamos al lío, que ahora no hay que ser pariente del Cid Campeador ni descendiente del Duque de Lerma para poder degustar un buen plato de olla podrida. Es más, este plato se ha convertido ahora en una especie de icono de la cocina burgalesa, al igual que el lechazo y la morcilla, y se ofrece en infinidad de mesones, tascas y restaurantes en Burgos. Además, ha tenido la suerte de saltar al primer escalón gastronómico, pasando de ser un plato de cocido, un primer plato de menú del día, a un ‘plato turístico’ que incluso se sirve en formato de menú. ¡Bendita olla podrida!

Fotos catedral Burgos
El restaurante está situado muy cerquita de la ‘joya de Burgos’

Ya nos quedamos con ganas de probar este plato en las tierras bañadas por el río Arlanza, por lo que no pudimos resistirnos en las tierras castellanas que cruza el Arlanzón. Todo, por culpa de una pizarra que llama poderosamente nuestra atención. No hay escapatoria gastronómica.


Rincón de España en Burgos
Entrada al bar-cafetería

Restaurante Rincón de España en Burgos

Lo más lógico hubiera sido evitar los restaurantes cerca de la catedral de Burgos. Ya sabes, por aquello de no pagar el pato de la ‘turistada gastronómica’. Sin embargo, siendo festivo y andando, como andábamos, tarde y relajados, no había mucha más opción que entrar y preguntar en  todos aquellos locales que se encontraran en nuestro camino.

Restaurante Rincón de España en Burgos
Ubicación excelente, junto a la catedral

Para nuestra sorpresa, nos dan sitio para comer en el restaurante Rincón de España, al lado de la catedral. “Qué miedo. Aquí, hoy, nos la van a meter doblada” pensé. Lógicamente, el ‘sí’ tiene trampa. No es llegar y besar el santo, sino que tenemos que esperar a que se libre alguna mesa. “Cerca de 20 minutos” nos dicen. No hay prisa… Mientras haya vino.

dónde comer en burgos
Cordero, cochinillo… ¡y olla podrida!

Para hacer más llevadera la espera, nos quedamos en la zona de barra, ya que este clásico y concurrido local también funciona como animado bar, con raciones y pintxos interesantes, buenos vermuts y buenas referencias de vinos, con protagonismo, como no, para la Ribera del Duero y para la D.O. Arlanza. Psssst! Mucho ojito con esta última D.O. Sorpresón de vinos.

Vino tinto Carmelo Rodero joven
Buena selección de vinos en barra

La espera pasa de la media hora. Menos mal que se une al grupo el amigo Carmelo Rodero; y las aceitunas aliñás que nos sirven en barra. Así, la espera se hace más agradable y llevadera.

Horno de leña y amplia carta de vinos

El restaurante dispone de tres zonas de comedores, dando asiento a muchos más comensales de lo que pueda parecer desde fuera. Allá donde termina la barra, tras soñar con más de una botella de la estupenda y cuidada vinoteca que tienen, se pasa al comedor principal.

vinos en restaurante Rincón de España en Burgos
Lujazo de vinoteca. Qué ganas de abrir una puerta…

Como prolongación natural del clásico comedor principal, se sale a una especie de terraza exterior acristalada, algo menos fashion pero útil y correcta; y para estar donde está, muy bien aislada y calefactada, Aquí comemos.

Comer en el restaurante Rincón de España en Burgos
La terraza interior tampoco es un mal sitio para comer

El tercer comedor también viene en formato de terraza acristalada, con el plus de que mira hacia la plaza de la catedral de Burgos. No lo elijas por las vistas ya que vas a estar en un recinto cerrado (al menos en invierno). Suponemos que estará igual de bien calefactado que el comedor anteriormente comentado, aunque desde fuera, parece ser más endeble y estar más expuesto al frío castellano.

restaurante Rincón de España Burgos
Comedor principal del restaurante, un sitio clásico.

Menú olla podrida con alubias de Ibeas

El restaurante Rincón de España dispone de carta y de diferentes menús. Tienen fama en esta casa, tal y como reza el cartel fuera del local, el cordero y el cochinillo asados en horno de leña.

Restaurantes en Burgos con horno de leña
De aquí salen los corderos y los cochinillos 😉

Sin embargo, por lo visto en mesas anexas, se ve que la opción que se lleva la palma es su menú especial de 18,5 €, con primer y segundo plato, postre, pan, agua y vino. Es correcto. Se come bien.

Menú en Restaurante Rincón de España en Burgos
Un plato del menú especial, que tampoco está mal. E incluye vino.

Pero veníamos a lo que veníamos, ¿no? 😉 Así es, para qué andar con tonterías. El menú olla podrida del restaurante Rincón de España cuesta 18 € IVA incluido, y como su propio nombre indica, incluye la degustación de la famosa olla podrida burgalesa. El menú dispensa pan pero no bebida, no al menos vino, que va aparte. Pensábamos que al menos incluirían el vino que sacan con el otro menú, pero no es el caso. Ni vino, ni entrante ni postre, ¿para qué? El menú ‘solo’ consta de la dichosa olla podrida.

Carta restaurante Rincón de España en Burgos
¿Olla podrida, menú o carta?

El procedimiento es bien sencillo: un camarero trae la olla de barro y te sirve amablemente unos buenos cazos de alubias rojas. No te pongas nervioso… Te dejan la olla sobre la mesa ;). Para que repitas.

Alubia roja de Ibeas
Las alubias, incluso solas, están riquísimas. Tienen un toque ligeramente picante.

Las alubias solas están muy ricas. Están en su punto perfecto y el caldo sobre el que se asientan tiene un toque pelín picantón. Personalmente me encanta.

‘Sacramentos’ locales: morcilla y relleno de Burgos

Pero la olla podrida va más allá de las famosas alubias de Ibeas. Los condimentos supremos vienen en la siguiente vuelta del servicio de sala. Si habéis pedido la olla podrida entre varios, te plantarán una cazuela de barro enorme en la mesa, donde comenzarás a seleccionar a tus siguientes víctimas gastronómicas. De salivar.

ingredientes de la olla podrida
‘Sacramentos’ de la olla podrida. Amén.

La cazuela está caliente y todos los sacramentos bailan al unísono en un acompasado chup-chup que huele que alimenta. No pueden faltar la morcilla de arroz, el chorizo y la panceta o el tocino. También podrás encontrar pata, costillas y relleno de Burgos. El relleno no es más que una especie de tortilla compacta a base de miga de pan, ajo, perejil, pimentón y sal. Brutal.

Relleno de Burgos
Relleno de Burgos, un gran descubrimiento
Vino tinto Carmelo Rodero joven (Ribera del Duero)

Con tanta contundencia sobre la mesa, se hace necesario pedir buen vino para acompañar. La carta de vinos del restaurante es espectacular, con referencias de la Ribera del Duero que harán brillar los ojos de más de un winelover.

Carta vinos del restaurante Rincón de España en Burgos
Amplia y variada selección, con especial atención a los vinos Ribera del Duero y Arlanza

Para seguir con la fiesta que comenzamos en barra, hemos pedido una botella de Carmelo Rodero, un Ribera del Duero joven que acompaña a la perfección este potente plato y que viene bastante arregladito en precio, 15 €. Su precio en barra es de 12 €.

Carmelo Rodero, vino joven de la Ribera del Duero
Muy buen sabor de boca con este vino.

Satisfechos con el vino, cuando acompañas una cucharada de alubias con algún ‘tropiezo’ del animal más generoso del mundo, la olla podrida estalla en todo su esplendor. Si tenemos que destacar algún acompañamiento, destacaríamos el tocino, producto de calidad y bien cocinado, y el relleno de Burgos, otra de las sorpresas picantes de la jornada.

Restaurante clásico cerca al lado de la catedral de Burgos

Gracias al vino no echarás fuego por la boca, pero te aseguro que saldrás con la boca bien calentita. Digestiones aparte, repetirás, vaya que sí repetirás. Puede haber ligeras variaciones pero aproximadamente un menú de olla podrida da para dos buenos platos de alubias, más los correspondientes sacramentos por persona.

Comer olla podrida en Burgos
Calientes y humeantes. Huele que alimenta. Rico-rico.

Allá cuidaos si alguien se atreve con el postre después de semejante festín. Yo preferí pasarme directamente al café y al chupito de orujo blanco. La digestión de la olla podrida es pesada y complicada para estómagos delicados, por lo que se aconseja pasear por la ribera del Arlanzón o subir hasta las ruinas del castillo de Burgos. Es por no recomendarte aquí, públicamente, que te bebas varios chupitos de orujo blanco o te tomes unos gintonics en alguna terraza del centro; que también…

dónde comer olla podrida
Las alubias solas están muy ricas, pero claro, ¿cómo resistirse? 😉

Y hasta aquí lo que se daba sobre la gastroexperiencia en torno a este plato de la cocina tradicional burgalesa. Es un menú sencillo pero contundente, y en nuestra sincera opinión, si te gustan los platos de cuchara, éste es un buen sitio para comer olla podrida en Burgos. Lleva camino de convertirse (si no lo es ya) en un reclamo gastroturístico, pero la experiencia en el restaurante Rincón de España de Burgos, en contra de algunas opiniones que hemos leído en Internet, fue más que satisfactoria.

Olla podrida en Burgos
Muy fan, desde ya, de la olla podrida de Burgos

Si estás buscando dónde comer en Burgos cerca de la catedral,  aquí tienes una buena opción, sin trampa ni cartón, con olla podrida :). Buen servicio una vez sentados, amplia capacidad de comensales, un par de turnos de comidas, cordero, cochinillo y buenos vinos. What else? Como no, el menú olla podrida, que no incluye pero requiere vino. De hecho, para disfrutar plenamente de la ‘Olla Podrida Experience’, te aconsejamos encarecidamente que acompañes este plato castellano como bien se merece: con un vino tinto del Arlanza o de la Ribera del Duero. ¡Qué menos!

Hala, y ahora que ya sabes dónde comer olla podrida en Burgos capital, ya puedes respirar muy hondo, meter tripa y volver a abrocharte el cinturón ;). Y si tienes alguna otra recomendación de restaurantes en Burgos donde degustar este plato, o alguna otra curiosidad que contarnos sobre la olla podrida, no dudes en dejarnos un comentario con la información y la recomendación. ¡Muchas gracias!


Valoración @Lonifasiko: 4/5


Información práctica:

  • Página web
  • Dirección: Calle Nuño Rasura 11, 09003 Burgos
  • Teléfono: +34 947 20 59 55
  • Se aconseja reservar mesa con antelación, especialmente en fines de semana y festivos. Suelen doblar turno de comidas.
  • Gastroexperiencia disfrutada en Marzo del 2018
  • Precio menú olla podrida: 18 €. No incluye vino.
  • Precio menú “normal”: 18,5 €. Incluye vino.
  • Especialidad en cordero y cochinillo asado en horno de leña.
  • Se puede pagar con tarjeta.

¡Completa tu experiencia en Burgos!


On egin!

Ah! No olvides que también puedes seguir nuestras aventuras a través de nuestros perfiles en Twitter, Facebook, Google+, Instagram y Pinterest. ¿Mucho estrés? Sí, nosotros también confiamos en que no aparezcan más redes sociales ;-).

4 comentarios sobre “Olla podrida en Burgos: dónde comer un menú para ponerte como el Kiko”

  1. Sin ánimo de polémica yo he comido la olla podrida en El Rincón de España. Buena pero escasa.
    La mejor olla podrida de Burgos sin lugar a dudasen el restaurante Los claveles en Ibeas de Juarros a escasos 7 km. de la capital. Insuperable en calidad y cantidad

    1. Hola Chema! De polémica nada, se trata de aportar y compartir lo que cada uno de nosotros sabe y piensa, para así aprender los unos de los otros. Personalmente, la olla podrida del rest. Rincón de España no me pareció escasa en cantidad, quizás tuvo que ver que pedimos el menú de olla podrida para 3 personas, pero las cantidades me parecieron más que suficientes. Más hubiera sido demasiado. Supongo que habrá días y días, como en todos los lados.

      Que conste que se agradece muchísimo el aporte, y me guardo esa muy buena recomendación para otra vez que vuelva a Burgos. Qué menos que probar la olla podrida en el pueblo de dónde salen esas alubias de Ibeas tan ricas. Ojalá otras personas expresen su opinión y recomienden otros sitios donde probar este plato. Así, salimos aprendiendo y ganando todos :). Lo dicho, de polémicas nada, y de gracias, mucho! 😉 Saludos!

      1. Nuestra olla podrida fue para 14 personas. E comentario de escasa viene porque en lo que a los sacramentos se refiere solamente tocó un tropiezo por barba. Estaba exquisito todo, con un vino ecológico extraordinario, servido por uno de los dueños del restaurante, FERNANDO MAYORAL “MEJOR SUMILLER DE CASTILLA Y LEÓN 2017y del 2018”. La atención exquisita. Pero francamente los sacramentos, como digo, un bocado por persona de cada uno de ellos, o sea escasos.Un poco quedarse con las ganas. El sitio que te recomiendo: Restaurante Los Claveles, aunque algo más caro, eso lo reconozco, merece la pena probarlo. Repetirás alubias, de ibeas también, por supuesto y sacramentos a placer.
        Y agradezco tu comentario. Ciertamente que el mío va con la mejor intención de que quien venga a Burgos pueda elegir, según las experencias que volcamos aquí

        1. Hola Chema! Gracias de nuevo por tu comentario. Y gracias por compartir tu experiencia gastronómica tanto en el rest. Rincón de España como en Los Claveles. Insisto: me están entrando muchas ganas de ir a comer a ese restaurante de Ibeas de Juarros, ¡tiene muy buena pinta! Y por lo que comentas, ganaremos en generosidad de raciones. Opción muy a tener en cuenta.

          Como decíamos anteriormente, la idea de los comentarios en los blogs es precisamente ésa: que los lectores aporten su “sapiencia” gastronómica, especialmente la gente local, y entre todos “armemos” una pequeña guía para ayudar a otros lectores que buscan dónde comer una buena olla podrida en la provincia de Burgos. De momento, ya tenemos dos opciones ;). Gracias infinitas Chema, ojalá algún día coincidamos en Burgos alrededor de una buen mesa! 😉 Saludos!

¿Algo que aportar, compartir o preguntar? Déjanos un comentario, ¡es gratis y puede ser de gran ayuda para otros!