Todo lo que querías saber sobre el atún rojo de almadraba

Todavía recuerdo lo que nos sucedió, hace más de una década, siendo novios, en una de nuestras primeras visitas a la provincia de Cádiz. Tras pasar la tarde en la playa, nos sentamos a cenar en un típico restaurante de Zahara de los Atunes. A carta cantada, al preguntarle por pescados, el camarero nos ofreció “atún de almadraba”. Sin preguntar ni rechistar, optamos por el atún. Su sabor nos maravilló. Eso sí, hemos de admitir que habíamos comido atún de almadraba sin saber qué significaba “almadraba”.

¿Sería “Almadraba” algún pueblo de la costa gaditana en el que no habíamos reparado? Al igual que hay queso de Karrantza o morcilla de Beasain, podría haber atún de Almadraba, ¿no? Aquella vez, nada más terminar de cenar, corrimos a buscar en Internet “qué es la almadraba”. Y allí empezó nuestra relación especial con este túnido y con este arte de pesca del que recientemente hemos podido aprender muchas cosas. Para que no te pase lo mismo que nos sucedió a nosotros, hoy te vamos a contar, con pelos y señales, de la mano de profesionales como éste, todos los secretos sobre la pesca, la levantá y el ronqueo del atún rojo de almadraba en Barbate, Cádiz. Porque seguro que a él le creéis, ¿verdad?

Pescadores atún rojo almadraba
Viejo zorro marinero

Sigue leyendo Todo lo que querías saber sobre el atún rojo de almadraba

Valora el artículo:

Mejillones, ostras y dolce vita en la bahía de Alfacs

La grandeza del río Ebro no queda suficientemente reflejada en su humilde nacimiento en Fontibre (Cantabria) ni en su discurrir frente a la Pilarica de Zaragoza. Donde se ve y se siente verdaderamente la majestuosidad del río más caudaloso de la Península Ibérica es en su desembocadura, en el Delta del Ebro.

Allí, los sedimentos que ha ido arrastrando y depositando con suma delicadeza el río que da nombre a la península, han ido formando su propia “barra” frente al mar Mediterráneo. El entramado de canales, naturales y artificiales, donde el agua dulce juega con el agua salada, da lugar a un terreno muy fértil, lleno de biodiversidad. En el Parque Natural del Delta del Ebro, declarado en 2013 Reserva de Biosfera, emergen dos bahías naturales: la bahía del Fangar al norte y la bahía de Alfacs/Alfaques al sur. Hoy vamos a navegar por esta segunda bahía para visitar Musclarium, templo de ostras y mejillones en Sant Carles de la Ràpita, una antigua mejillonera reconvertida en icono turístico, gastronómico y económico de Terres de l’Ebre.

Bahía de Alfacs Sant Carles de la Ràpita
Una bahía “obra” del río Ebro

Sigue leyendo Mejillones, ostras y dolce vita en la bahía de Alfacs

Valora el artículo:

Golf para todos en el Palacio Urgoiti de Mungia

Desde la lejanía del hoyo 18, el golf siempre se ha visto como un deporte de alto standing. Un deporte caro, inaccesible para la plebe e ideado para jubiletas que conducen coches de lujo, visten de Lacoste y tienen más amantes que cuentas ocultas en alguna recóndita isla del Caribe. Sin embargo, al igual que volar en avión se democratizó en los noventa y el acceso a Internet (en el privilegiado primer mundo) en el siglo XXI, el golf surca ya las aguas de un océano democrático cuyos límites nadie conoce aún.

Para verificar tan osada afirmación, lo mejor es que bajemos al pitch & putt del Palacio Urgoiti Golf & Hotel en Mungia y vivamos, a ras de hierba y palo en mano, cómo es la experiencia de aprender a jugar al golf en Euskadi. Vamos a ver qué tal andas de hándicap.

Dónde aprender a jugar a golf en Euskadi
¡A ras!

Sigue leyendo Golf para todos en el Palacio Urgoiti de Mungia

Valora el artículo:

Aprender a surfear en Euskadi: Experiencia y consejos de un novato desde la playa de Sopelana

Qué bonito y fácil es el surf en la tele esos impresionantes vídeos que vemos a diario en Facebook. Nos muestran normalmente a un tío/tía de muy buen ver sentado sobre su amada y fiel tabla, sonriendo y charlando con los demás colegas surfers, esperando el momento, su momento. De repente, como por arte de magia, intuye que viene una ola buena, su ola. Se gira con rapidez sobre la tabla, se pone mirando dirección hacia la costa, se tumba, pega 3-4 brazadas y ya en velocidad sobre la cresta de la ola, con un rápido movimiento o salto se pone de pie sobre la tabla. A partir de ahí, lo que cada uno pueda o sepa, llámese giros, piruetas, saltos o maniobras que harían polvo muchas caderas y meniscos. Fácil, ¿verdad?

Muy lejos de esta realidad que nos muestran estos estupendos vídeos de fácil like, está  la realidad de gente como yo: Gente entrada en años, con algunos kilos de más y con el sedentarismo como animal de compañía entre semana, que un buen día decide embutirse en un neopreno para aprender surf en Euskadi, en la Costa Vasca. Tras probar esta experiencia en dos ocasiones en menos de dos años, hoy nos permitimos el lujo de escribir unos pequeños consejos de iniciación al surf para principiantes en base a nuestra propia experiencia en la comarca de Uribe. ¿Listos?

Respeto a los surfers locales
Los que saben, saben

Sigue leyendo Aprender a surfear en Euskadi: Experiencia y consejos de un novato desde la playa de Sopelana

Valora el artículo: