Zoo de Liubliana, un socorrido y agridulce plan con niños en la capital de Eslovenia

Tras pasear y visitar los imprescindibles de Liubliana el día anterior, decidimos que la peque de la casa, quien no rechistó demasiado, se merecía un ‘premio’. Se nos ocurrió que una bonita ‘recompensa’ podría ser visitar el zoo de Liubliana, un socorrido plan si visitas Liubliana con niños. ¿Una visita a un zoológico donde se ‘exponen’, cual trofeos, todo tipo de animales privados de libertad? Sí, con su parte positiva, y por supuesto, con su enorme parte negativa, ya que pasear entre animales salvajes con mirada triste y perdida, siempre genera en nosotros una sensación infinitamente más agria que dulce. ¿Quieres conocer la historia y lección viajera que recibió Izaro en el zoo de Ljubljana? 

Tortugas en el zoo de Liubliana
No corras, lee el artículo poco a poco, a tu ritmo

Sigue leyendo Zoo de Liubliana, un socorrido y agridulce plan con niños en la capital de Eslovenia

Valora el artículo:

Mis 20 obsesiones fotográficas viajeras: “Doctor, ¿estoy enfermo?”

En cada nuevo viaje o escapada que hacemos me doy cuenta que muchos de los elementos, detalles y momentos que intento capturar mediante la fotografía, se repiten. De forma desordenada, pero al fin y al cabo, se repiten, una y otra vez, viaje tras viaje.

Durante nuestro reciente viaje al sur de Portugal, he llegado a la conclusión de que mi perspectiva miope de la fotografía de viajes está ciertamente ‘viciada’. Hay más cosas de las que pensaba, a las que por la razón que sea, e inconscientemente, les presto más atención que a otras. ¿Tanto como para calificarlas como obsesiones fotográficas viajeras?

Playas de surf en Portugal
¿Qué es lo que más te llama la atención de la foto?

Sigue leyendo Mis 20 obsesiones fotográficas viajeras: “Doctor, ¿estoy enfermo?”

Valora el artículo:

Restaurante A Cascada: Calamares y lubina ¡espectáculo inclusive!

Tras visitar la cascada de Ézaro, sacar mil y un fotos, y andar ‘haciendo el cabra’ en las inmediaciones del mirador, a uno como que le entra hambre. Además, con la tontería, se nos ha hecho tarde, para variar. Chequeamos opciones en Foursquare, y comprobamos que no hay muchos restaurantes cerca de la cascada de Ézaro. La mejor opción es comer en Ézaro pueblo, que pertenece al Concello de Dumbría. Aparcamos, damos un garbeo por el pueblo y optamos por entrar en el bar restaurante A Cascada. Anda, deja ya de contemplar las vistas desde el mirador, que vas a gastar el espléndido paisaje gallego. Baja al pueblo y siéntate con nosotros en la mesa, que hoy, y sólo hoy, te hacemos un hueco.

Mirador de Ézaro
Espectáculo de vistas, ¿antesala del espectáculo gastronómico?

Sigue leyendo Restaurante A Cascada: Calamares y lubina ¡espectáculo inclusive!

Valora el artículo:

3569 kilómetros de Algarve y Alentejo en fotografías (de Instagram)

Tres semanas de viaje pueden dar para mucho. O según se mire y según como seas tú, para poco. Pero, ¿depende todo en exclusiva del destino que visitas, de su oferta turístico-cultural? ¿En qué medida influye tu ritmo de viaje y tu forma de viajar? No es lo mismo viajar sólo, viajar con niños, o viajar en pareja. Y lo sabes, mejor que nadie.

Por supuesto que todos y cada uno de estos factores cuentan, pero tras realizar más de 3500 kilómetros de viaje en coche por el Algarve y el Alentejo, estamos cada vez más convencidos de que los viajes, en gran medida, los “haces” tú, y nadie más que tú: tu curiosidad por saber más sobre ese castillo medieval en lo alto de la colina; esas cuatro palabras que intentas chapurrear en portugués con el artesano de cerámica del pueblo; el tipo de mirada con la que miras el paisaje desde ese mirador; las ganas que tengas de madrugar o llegar un poco más tarde de lo previsto a casa; detener el coche en una solitaria carretera y contemplar un atardecer en silencio, vivir un momento mágico que quizás jamás volverás a ver y vivir en las mismas condiciones. Al fin y al cabo, ‘life is about moments que diría aquel, y los momentos, también en los viajes, hay que buscarlos y vivirlos, y eso depende en gran medida de tu persona, de ti.

Playas de Portugal: Bolinhas de Berlim

Sigue leyendo 3569 kilómetros de Algarve y Alentejo en fotografías (de Instagram)

Valora el artículo: