Visitar Liubliana con ninos en un día

Liubliana en un día: Paseo con niños por la capital de Eslovenia

¿Se puede ver la capital de un país en un día? Pregunta relativa donde las haya. Casi todos contestaréis aquello de ‘depende de qué país, en qué plan vayas, cómo de grande sea la ciudad…’. Bien, nosotros nos atrevemos a decir que Liubliana (Ljubljana en esloveno), sin entrar en museos, es una capital cuyos principales puntos de interés turístico se pueden visitar en un día, sin problemas.

Hablamos de ver lo más básico y representativo de la ciudad, lo imprescindible. Esta tajante afirmación la hacemos a sabiendas de que visitar Liubliana con niños te obliga a ir más tranquilo, marcando el clásico y ultraconocido ritmo slowfamilytravel :). ¿Te subes hoy a nuestra guía de viaje y consejos para visitar Liubliana, la capital de Eslovenia?

Qué ver en Liubliana, capital de Eslovenia
Vistas desde la Torre del Castillo de Liubliana

Transporte público en Liubliana

Estando alojados en las afueras de Liubliana, y si no tienes ninguna gana e intención de conducir tu coche hasta el centro de la ciudad, utilizar el transporte público, el autobús, es la mejor opción. Nos ha gustado el sistema de transporte, que al igual que en otros sitios, funciona con unas tarjetas donde recargas dinero, en gasolineras, quioscos, estancos, etc. Cada viaje cuesta 1,20 €, pero desde la validación en la máquina del autobús, tienes hora y media para subirte a todos los autobuses que quieras, por ese 1,20€. Nos ha parecido curioso el sistema, y se ve que los autobuses funcionan muy bien por aquí, los utiliza un montón de gente.

Son bastante puntuales, y hay pantallas electrónicas en casi todas las paradas de autobuses indicando qué autobuses vienen y cuánto tiempo falta.

Transporte público en Liubliana
Éste es vintage, los hay más nuevos

Una vez estás en el centro, es muy probable que ya no vuelvas a utilizar el transporte público, pero para ir y venir hasta el centro, o desplazarte a otros lugares más lejanos como el Zoo de Liubliana (hablaremos de él en otro artículo), los autobuses son la mejor opción.

Una de las paradas de autobús más habituales y transitadas de Liubliana es la parada frente al emblemático edificio y oficina de Correos.

Centro y avenida principal de Liubliana
Señor edificio

Desde allí, en tan sólo 5 minutos caminando, te plantas en la plaza Prešernov, plaza que antecede al famoso Triple Puente de Liubliana.

Oficina de Turismo de Liubliana
Al fondo, la ‘i’ de la oficina de Turismo de Liubliana

Cruzando el puente a mano izquierda está la oficina de turismo de Liubliana, donde te proporcionan de forma gratuita un completo mapa-callejero y algún que otro tip para viajeros con niños como nosotros.

Casco histórico de Liubliana

Cruzar el pequeño y tranquilo río Ljubljanica por alguno de sus múltiples puentes significa acceder al casco histórico de Liubliana. Calles adoquinadas (perfectas para ir con la sillita de niños, ¡ja!), edificios clásicos y resultones de corte europea, fachadas de colores, y mucho comercio clásico y coquetas cafeterías. El casco histórico de Liubliana es peatonal, únicamente pueden circular vehículos autorizados.

Casco histórico de Liubliana con niños
Adoquines y sillita de niño, ¡para qué ir al gimnasio!

La primera, en la frente. Imposible no alzar la vista hacia el edificio del ayuntamiento de Liubliana. Junto con el resto de casas de esta especie de plaza presidida por una fuente, las calles se van estrechando y perdiendo a ambos lados, entre adoquines, comercios y terrazas.

Ayuntamiento y centro historico de Liubliana
Notables edificios

¿Un café antes de emprender la ascensión del día? La cultura del café y de la tertulia con amigos está muy extendida en Liubliana, por lo que no te olvides tomar un buen café en cualquier bar o cafetería de la calle Mestni trg.

Café clásico en Liubliana
La cultura del café y la tertulia también existen en Eslovenia

Visitar el Castillo de Liubliana

El café sirve para despertarnos y para analizar las opciones de acceso al castillo de la ciudad, que se eleva imponente sobre una colina a casi 400 metros de altura.

Torre del Reloj del Castillo de Liubliana
Estamos ante un castillo relativamente moderno y renovado

Hay opción de subir en un cómodo y moderno funicular, pero siendo vascos y mendizales (¿?), y para ahorrarnos unos eurillos…

Librería y anticuario en Eslovenia
Only one euro!

…finalmente ascendemos por una callejuela, a posteriori sendero de gravilla y finalmente pasarela de madera, que sale frente al Mercado Central o Glavna tržnica, ubicado en la plaza Vodnikov.

Acceso al Castillo de Liubliana
Poliki-poliki, y con descansitos eh amatxo!

En varios zig-zags, y cargando con la sillita de la peque, nos encaramamos a la parte trasera de la base del castillo.

Cómo acceder a pie al Castillo de Liubliana
Las vistas, la recompensa a la sudada de cargar con la sillita

El acceso al patio del castillo es gratuito. Si bien el castillo tiene origen medieval, en torno al siglo XII,  a día de hoy poco rastro quedan de aquella gloriosa época. En la actualidad es un castillo “moderno”, que ha sufrido muchas remodelaciones, y cuyo interior está inteligentemente orientado al turismo y a diferentes eventos socio-culturales de la ciudad.

Patio del Castillo de Liubliana
¿Seguro que esto es un castillo?

Hay que pagar 6 € entrada para subir hasta la torre del castillo, que ofrece unas vistas espectaculares sobre la ciudad de Liubliana.

Bandera y escudo de la ciudad de Liubliana
El castillo y el dragón en el escudo de la ciudad
Qué ver en Liubliana en un día
Bonitas vistas, todo muy a mano

¿Tan espectaculares como para pagar esa cantidad, subir una enrevesada escalera de caracol y soportar un viento considerable allí arriba?

Subir a la torre del Castillo de Liubliana
Un rojo infinito

Quizás es un precio excesivo, especialmente si has decidido viajar en familia. La entrada incluye una videoproyección virtual del castillo a unos horarios prefijados, la visita a las antiguas mazmorras o cárceles del castillo, y la entrada al museo o exhibición permanente que trata de recoger la Historia de Eslovenia. Es una muestra etnográfica desde la época a.C., hasta la independencia de Eslovenia de la antigua República de Yugoslavia. Sinceramente, tampoco es un museo para echar cohetes.

Museo de la Historia de Eslovenia
Pilares democráticos de la República de Eslovenia

Mercado Central de Liubliana

Después de dar de comer a la peque en una de las turísticas terrazas del patio del castillo, nos hemos animado a bajar de nuevo al casco histórico caminando, pero por el otro lado. Es un pelín más largo, pero las ruedas de la sillita, y por ende, nosotros, agradecemos la sensación de pisar asfalto.

Visitar Liubliana con niños
¿Cuesta abajo y sentada en la sillita? Izaro, mesedez…

Tras callejear por una zona de embajadas y algunos viejos y bohemios edificios que tienen su punto, volvemos a dar con el Mercado Central de Ljublajana. Frutas, verduras, ropa, flores… Es el principal mercado de la ciudad, situado junto a la Catedral de San Nicolás.

Mercado Central de Liubliana
Frutas y verduras de calidad

¿Por qué nos gustan tanto los mercados? ¿Qué tiene este mercado que no tenga otro mercado o mercadillo de otros sitios? Sinceramente, nada. Pero es innegable la atracción que tenemos los turistas, y especialmente los aficionados a la fotografía, por retratar, ver, oler, sentir y conversar con la gente para intentar captar ese aroma local que emanan.

Comprar frutas y verduras en el Mercado Central de Liubliana

Go local! Y así lo hacemos, rápidamente y sin despeinarnos: hay que comprar unas cerezas que se le antojan a Izaro, Laura merodea los puestos de ropa para analizar la moda eslovena, y Miguel opta por comer un burek relleno de carne comprado en una panadería cercana. Cada loco con su tema, ¡pura vida (eslovena)!

Streefood en Eslovenia, burek relleno de carne
Cara y media-sonrisa que denota que estaba rico

En un lateral del mercado, al otro lado de la catedral, hay varios bares con mesas altas donde sirven excelentes aperitivos con diferentes variedades de vino esloveno, en muchos casos, servido directamente de cañero. Es un punto de encuentro de mucha gente que realiza la compra en el mercado. Shopping + vinito y aperitivo, ¡planazo!

Tomar vino esloveno en Liubliana
Wineshopping, nueva tendencia viajera

Comer en el centro de Liubliana: Restaurante Valentín

A Izaro le llega la hora de la siesta (¿por qué demonios ya no duerme siesta?) y tras mirar varios sitios, finalmente nos decantamos por comer en el Restaurante Valentin, enfrente del mercado. Ya nos había llamado la atención al subir al castillo, y mirando la carta de precios, a pesar de estar en el mismísimo centro de Liubliana, no parecía excesivamente caro.

Comer en el centro de Liubliana en una terraza
La terraza mola, pero el comedor interior mola más

Es un local curioso, con dos partes, aparte de la terraza, bien diferenciadas. Realmente, la entrada y primera parte del local es una pescadería/marisquería en la que puedes elegir tú mismo la pieza de pescado/marisco que quieres comer o llevarte a casa; también está habilitada en formato de tienda gourmet delicatessen.

Comer pescado fresco en Liubliana Eslovenia
Pescado fresco

El comedor interior está super chulo, mosquea bastante que no haya  casi nadie. Una vez pasas la zona de producto primario, accedes al comedor.

Comer en el Restaurante Valentín en el centro Liubliana

Siendo cautos y no siendo la intención darnos un homenaje gastronómico, optamos por un risotto marinero, medio kilo de mejillones a la buzzara (impresionante esta salsa) y unos calamares a la plancha.

Platos de raciones generosas y producto fresco de calidad. Con un café y dos cervezas, 30 €. Sí, también había platos mucho más caros que incitan a malvadas gastroexperiencias, especialmente si te vas a pescados, mariscos o carnes. Pero es que estamos hablando de comer bien en el centro de Ljubljana, tranquilos y en un sitio chulo, con clase, ¡por 30 € dos personas! Unbelievable!

Comer bien y barato en Liubliana
Comedores que incitan a las gastroexperiencias

Puentes de Liubliana

Había que pasear para bajar la abundante e inesperada comida, por lo que hemos caminado junto a la Catedral de San Nicolás, el ayuntamiento y toda esa zona del casco antiguo rodeada de imponentes y coloridos edificios señoriales.

Catedral de Liubliana
Edificio bastante discreto, sin grandes opulencias

Hemos cruzado a la otra orilla y hemos recorrido a pie gran parte de la ribera del río Ljubljanica, donde la tentación de sentarse en alguna de las animadas terrazas repletas de juventud, es anormalmente alta.

Bares y terrazas en Liubliana
Aires de ciudad europea, sensación de calidad de vida

Dedicamos especial atención a los puentes que cruzan este pequeño río por donde se puedes realizar tours turísticos en barco . El Puente de los Dragones, el Puente de los Carniceros, el Triple Puente y el Puente de los Zapateros.

Puente en Liubliana: Puente de los Dragones
4 dragones custodian el puente

Las estatuas presentes en todos ellos llaman la atención, aunque en algún caso, los dichosos ‘candidatos del amor eterno’ intentan estropear la faena. Pobre rana.

Butchers' Bridge o Puente de los Carniceros
¡Libertad para la pobre ranita carnicera!

Y pobre puente en general :(.

Candados de amor en puentes
A este paso, pronto no se verán ni los barcos

Continuamos el paseo y vamos a dar con el punto de partida de todo en Liubliana, donde a su vez, todo confluye: La plaza Prešernov. La estatua del poeta esloveno France Prešeren preside esta siempre animada y transitada plaza.

Plaza Prešernov, antesala del puente Triple
La estatua de France Prešeren preside la plaza

Es la antesala del Triple Puente o Puente Triple, el puente más conocido de Liubliana, símbolo de la ciudad junto al castillo. Es una pena que este puente le reste tanto protagonismo a la adoquinada plaza, coronada en un lateral por la colorida fachada de la Iglesia Franciscana de Liubliana.

Iglesias en Liubliana
Puentes, iglesias y elegantes edificios entre adoquines

No cabe duda de que es un puente raro, donde uno se pregunta cuál fue la finalidad o genialidad que buscaba su arquitecto. Desde luego, notoriedad la tiene, más aún habiéndose convertido en el punto de encuentro de mucha gente en Liubliana; un sitio reconocible que todo el mundo es capaz de ubicar, y desde donde se accede a todos los puntos importantes de la ciudad caminando, en cuestión de 5-10 minutos. ¿Bonito? Los hay más bonitos.

Puente Triple de Liubliana o Triple Bridge
Símbolo y punto de encuentro de la ciudad

Continuamos paseando por la ribera del río, sin prisas, entonados por la música callejera y algarabía de fondo.

Street music in Ljubljana
Se ganaron una monedita, ¡claro que sí!

El Puente de los Zapateros es el último puente reseñable del centro de la ciudad.

Puente de los Zapateros o Cobblers' Bridge en Liubliana
Cobblers’ Bridge

En esta zona intermedia entre el río y Slovenska Cesta, la avenida principal de Liubliana, se perciben aires modernos y renovados en las calles.

Liubliana alternativa
Adoquines y movimientos artísticos, la combinación funciona

Ese aroma a espacio vivo de la ciudad, antes degradado pero ahora emergente, donde surgen movimientos artísticos alternativos, en muchos casos, críticos y reivindicativos.

Street art en Liubliana
Mensajes apocalípticos sobre una Europa claramente en crisis

Edificios con fachadas alegres sin nombre alguno, teatros, academias, la Biblioteca Nacional, entre otros elementos arquitectónicos tradicionales, ponen la nota colorida e intelectual a esta zona de Liubliana que se debate entre lo alternativo y lo intelectual.

Plaza Novi Trg de Liubliana
Fuentes y fachadas alegres

Empieza a chispear ligeramente, lo que nos obliga a terminar este paseo por Liubliana con niños de forma algo más ligera. ¡Qué pena que no tenemos una bicicleta! ¿Somos los únicos que Liubliana que no vamos en bici? Liubliana es ciudad bike-friendly a más no poder, a pesar de los espacios adoquinados.

Recorrer Liubliana en bicicleta
Liubliana, bike-friendly city

Terminamos la ruta en la rectangular plaza del Congreso (Kongresni trg), una plaza en cuesta, rodeada de jardines y bellos monumentos como la Universidad de Liubliana, la Iglesia de las Ursulinas de la Santísima Trinidad y el edificio de la Orquesta Filarmónica Eslovena.

Universidad de Liubliana
Una universidad en condiciones, ¡así da gusto estudiar!
Iglesias de Liubliana: Ursulinas de la Santísima Trinidad
Un templo cuando menos curioso

Aquí termina nuestra pequeña guía sobre qué ver en Liubliana (con niños) en un día. Como ya advertíamos antes, sin entrar en museos, visitando lo básico e imprescindible de la ciudad, dejándonos llevar por nuestra intuición y por aquello que va llamando nuestra atención a medida que recorremos a pie la ciudad.

Recorrer Liubliana a pie
Modas que nunca llegaré a comprender

Liubliana se antoja como una ciudad coqueta, ‘manejable’ y con aires muy europeos; el aire señorial que tienen gran parte de los edificios de la ciudad le confieren ese aire ‘coqueto’, donde puertas, farolas, ventanas y fachadas se prestan a una foto, sin protestar.

Street Art en Liubliana
Creaciones gamberras que molan

La ‘manejabilidad’ de la ciudad se percibe en las calles, en las cortas distancias, en el trato de la gente, en la multitud de bicicletas que transitan por la ciudad, especialmente en la ribera del río. Recorrer Liubliana en bicicleta tiene que ser una experiencia muy agradable. Es una ciudad pequeña, de apenas 270.000 habitantes, cuyo centro y puntos de interés turístico principales se pueden recorrer perfectamente a pie. Sin rechistar, que caminar es sano.

Liubliana con niños
¿Aparcamos la sillita?

Para estar en los Balcanes, es una ciudad que a pequeña escala, puede guardar similitudes con otras ciudades y países europeos mucho mas al norte. Es más, pasear por Liubliana es comprender visualmente la rápida e inteligente integración que tuvo Eslovenia en la Unión Europea; la ciudad es fiel reflejo de un país y gente de carácter abierto, que no tuvo, ni tiene, reparos en absorber y aprender, sin perder su esencia, de otros sitios.

Paseo en barco por el río de Liubliana
Liubliana en barco también tiene que molar

Bicicletas, canales, arquitectura, terrazas, ambiente cultural, gente joven… Es una ciudad con mucha vidilla, que se podría asemejar con muchas ciudades intelectuales de Francia, Bélgica y Austria, guardando muchos paralelismos con la mismísima Amsterdam.

Liubliana con niños en un dia
¿Saltamos hasta el castillo Izaro?

Sí, ese aire tan europeo e integrador que destila Liubliana en el ambiente, quizás porque España no lo tiene ni lo tendrá nunca, nos llamó mucho la atención. Muy fans de Liubliana, una ciudad ideal para visitar con niños.

Información práctica:

  • Alojamiento en Liubliana
  • Vuelos baratos a Eslovenia (Liubliana)
  • Cupón descuento de 35 € en Airbnb (si es tu primera vez)
  • Contrata tu seguro de viaje desde aquí.
  • Guía de viaje de Eslovenia de Lonely Planet
  • Recomendamos acudir a la oficina de turismo de Liubliana para obtener un mapa de la ciudad
  • La mejor forma de acceder al centro de la ciudad es utilizando el transporte público, especialmente los autobuses. No recomendamos llevar el coche, el centro histórico es peatonal. Desde la parada del Edificio de Correos, hay menos de 5 minutos caminando al famoso Triple Puente.
  • Recomendamos visitar Liubliana a pie o en bicicleta. Las distancias son muy cortas. Todo lo imprescindible se puede ver en un radio de 15-20 minutos máximo.
  • Castillo de Liubliana.
    • La entrada al patio del castillo es gratuita.
    • Hay que pagar 6 € de entrada para subir a la torre del castillo. Incluye visita a museo y proyección audiovisual.
    • Se puede subir a pie al castillo, por cualquiera de sus vertientes. Es algo engorroso subir con cochecito o carrito de niño por la vía corta que hicimos nosotros. Dando un agradable paseo, más largo, es posible subir por terreno de asfalto, lo que hicimos nosotros para bajar.
    • El acceso más cómodo al castillo es en funicular, desde el mismo mercado central.
  • La mayoría de calles del casco histórico son calles adoquinadas. Algo incómodo para ir con sillita de niño. Si es muy pequeño, mejor llevarlo en mochila portable. Se recomienda no llevar tacones y calzar zapatilla cómoda.
  • Visita enmarcada dentro del viaje de 18 días por Eslovenia realizado en Junio del 2014
  • Mapa con la ubicación de  los puntos de interés visitados en Liubliana

SaludoX!

Ah! No olvides que también puedes seguir nuestras aventuras a través de nuestros perfiles en Twitter, Facebook, Google+, Instagram y Pinterest. ¿Mucho estrés? Sí, nosotros también confiamos en que no aparezcan más redes sociales ;-).

Valora el artículo:

2 pensamientos sobre “Liubliana en un día: Paseo con niños por la capital de Eslovenia”

    1. Hola Fran! Ya me acuerdo, os tocó bastante lluvia durante vuestro viaje a Eslovenia, ¡una faena! Nosotros tuvimos 2-3 tormentas por las tardes en la zona de Bled, pero en general, tuvimos mucha suerte con el tiempo. El paseo por Liubliana, y se puede ver en los cielos de las fotos, fue en un día bastante gris, y luego a la tarde tuvimos amago de llovizna, pero nada de chaparrones. Como dices, una capital cuyos imprescindibles se pueden visitar en un día, incluso al ritmo de viajar en familia ;). Gracias por el comentario Fran, un abrazo!

¡Enhorabuena por llegar hasta el final! Seguro que tienes algo que compartir, aportar o preguntar, ¿a que sí? Déjanos un comentario, ¡es gratis y puede ser de gran ayuda para otros!