Cascada Savica, la cascada más bonita de Eslovenia

Slap Savica, la cascada más bonita de Eslovenia

Teníamos una deuda pendiente con el lago Bohinj y sus zonas aledañas. Debido a la intensa lluvia, unos días antes no pudimos ver todo lo que queríamos haber visto. Por ello, hemos realizado de nuevo el recorrido desde Bled hasta Bohinj,  tirando de largo y rodeando en coche la orilla izquierda del lago.

Al principio, la carretera asciende suavemente para luego afrontar unas empinadas rampas que atraviesan un frondoso bosque asentado sobre terreno kárstico. En aproximadamente 10 kilómetros desde Bohinj, un bonito reptil de asfalto nos conduce hasta a una pequeña explanada en el bosque. Es una carretera que nos ha recordado a algunas carreteras del Pirineo Navarro, en la zona de Irati. Hay varias cabañas, un bar-restaurante y un aparcamiento de tierra, amplio y bien habilitado. Como ocurre en todos los espacios naturales de Eslovenia, está todo muy controlado, más aún cuando estamos en pleno Parque Nacional de Triglav.

Río Savica, principal nutriente del lago Bohinj
Río que desciende camino al lago más bonito de Eslovenia

Acceso a la cascada de Savica

Aparcado el coche entre la multitud, seguimos las indicaciones y ascendemos por un sendero que deja un torrente a mano encajonado en el valle. Se escuchan, allí a lo lejos, las primeras protestas de la senderista más joven del grupo.

Acceso a la cascada Slap Savica
Comienza la subida!

En cuestión de 5 minutos,  se llega a una pequeña cabaña situada a la vera de un poderoso torrente de agua que desciende bravo entre grandes bloques de piedra.

Río junto a la entrada y acceso a la cascada de Savica
Río alpino que no procede del salto de agua de Savica

Ésta es realmente la entrada oficial para visitar la cascada de Savica.

Cabaña de acceso y compra de entradas para visitar la cascada de Savica
Estamos en el Parque Nacional de Triglav, toca apoquinar

El precio de la entrada son  2,5 € para los adultos, los niños hasta 7 años no pagan entrada. Cruzamos el puente que marca el inicio del ascenso a Slap Savica (‘slap‘ significa cascada en esloveno).

Puente donde comienza la subida a la cascada Savica
Pim, pam, pum…puente!

Ruta de subida a la cascada de Savica

Desde este punto, se tarda cerca de media hora, con la peque, hasta la base de la cascada. El camino de ascenso discurre en todo momento por un camino de cemento que juega al escondite en el bosque, sorteando hayas y cientos de raíces.

Bosque de ascenso a la cascada de Savica
Jugar al escondite con niños, un sencillo y divertido pasatiempos

El piso del camino, de piedra y cemento, es feo y artificial, no conjuga demasiado con el bello entorno natural, pero hay que admitir que está muy bien habilitado, alternando multitud de escalones con descansillos, y con barandilla de madera en muchos tramos, debido a la fuerte pendiente.

Camino de subida a la cascada Savica
Ascenso por terreno kárstico y descompuesto

Dicen las malas lenguas eslovenas que son cerca de 500 escalones.; a nosotros no nos parecieron tantos. No os fijéis ni asustéis con el número, con descansillos y pendiente moderada se hace llevadero, y el espectáculo final, merece la pena.

Escaleras en la subida a la cascada de Savica
¡Qué son 500 escaleras para Izaro!

Pasaremos por alguna zona donde el camino se intenta asomar al curso del río Savica, pero desde donde apenas se ve nada. Hay bancos y mesas de madera en varios puntos del camino de subida, para descansar, hacer un picnic, lo que sea.

Merendero y mesas de madera en el camino de subida
¿Un descansito?

Justo cuando las protestas de la pequeña mendizale se acentúan y hay que subirle en hombros, cuando el resto estamos empezando a sudar, vemos el final del pasillo gris que venimos recorriendo. El camino desemboca en una especie de marquesina de madera, con espacio para sentarse, que ejerce de refugio y mirador de la cascada de Savica.

Marquesina-mirador de la cascada de Savica
Tras subir 500 escalones, ¡llegamos!

Estamos en la base de un infranqueable farallón y circo rocoso del macizo del Triglav. Podemos contemplar desde las alturas el bosque que acabamos de ascender.

Vistas sobre el valle del lago Bohinj
Valle glaciar y paisaje de alta monaña

La cascada más bonita de Eslovenia

A mano izquierda, uno de los más bonitos tesoros naturales de Eslovenia. Es un imponente salto de 51 metros de altura, que se desploma en dos fases o tramos de cascadas. Dicen que la cascada tiene la forma de la letra ‘A’. Entre las cascadas de Eslovenia, es sin duda la cascada más famosa, bonita y espectacular del país.

Cascada Savica, la cascada más famosa de Eslovenia
Slap Savica

El estruendo del agua, tras las últimas lluvias, es impresionante; da la sensación que caen ‘packs de agua’ síncronos, pero de caudal diferente, como si el agua cayese a golpes, de forma impulsiva. Si te animas a descender por el sendero hasta la verja metálica que cierra el paso, la cortina de agua os irá mojando, a ti y al objetivo de tu cámara. A mediados de Junio, la sensación de frío y humedad en el cuerpo es considerable. Estamos a cierta altura, allí no hacía más de 10 grados de temperatura.

Tramo inicial del salto de agua de Savica
Impresiona la potencia del caudal de agua

Es una atracción natural turística muy concurrida, por lo que a pesar de ir en Junio, puede estar caro sacar una foto “perfecta” de la cascada. Sí, nos referimos a foto con trípode, sin espontáneos, etc.

Gente contemplando la cascada de Savica
Es un salto de agua que impresiona

La cascada más famosa de Eslovenia es el principal nutriente del lago Bohinj, y surge del corazón del macizo kárstico del Triglav, en concreto, de una dolina ubicada en el Valle de los Siete Lagos del Triglav. No será fácil olvidar ese estruendo y esa enorme caída de agua. Es una pena que tras la caída principal, no se deje fluir de forma natural el curso de agua. El caudal está controlado mediante una pequeña presa artificial, que regula el aporte valle abajo hacia el lago más bonito de Eslovenia.

Es el típico sitio en el que un fotógrafo se podría quedar horas y horas buscando la toma perfecta, aunque la ubicación y la continua cortina de agua, no facilitan mucho el trabajo.

El camino termina allí, por lo que no queda otra que desandar la ruta, terminar el ejercicio de fortalecimiento de glúteos descendiendo los cientos de escalones hasta la cabaña del puente primero, hasta el aparcamiento después. Allí, nos encontraremos con algunos puestos de souvenirs, productores locales que venden queso esloveno de la zona, y como decíamos, un bar-restaurante con una terraza infestada de turistas.

Venta de queso de la zona
Queso de vaca, rico pero muy suave para nuestro gusto

Parada (y tentativa de baño) en el Lago Bohinj

Vuelta en coche al lago Bohinj, donde hemos parado en una zona de pequeños embarcaderos, algo más sombría y solitaria que la zona principal de esparcimiento del lago . La idea era volver a bañarse, pero esta vez, nos hemos conformado con meternos hasta las rodillas, ¡estaba helada! Visto y no visto. La sensación de meter los pies en el agua y tener que sacarlos porque te duelen del frío, en pleno mes de Junio, no es muy agradable.

Lago Bohinj, donde desembocan las aguas de la cascada Savica
Esta vez, el bañito en las frías aguas del lago Bohinj estuvo caro

Tras comer unos bocadillos en un área recreativa a orillas del lago, el plan de la tarde era ir sin prisa desde Bohinj hasta Ljubljana.

Recorrido en coche por la meseta de Pokljuca

Tendríamos tiempo de explorar un nuevo punto de interés de la zona, realizando un pequeño roadtrip por la meseta de Pokljuca, tomando un desvío a mano izquierda camino de Bled. El paseo en coche es muy entretenido,  casi 30 kilómetros por frondosos bosques y bucólicas mesetas herbosas y zonas rurales, con multitud de cabañas de madera, aisladas del mundo. No esperes encontrar un pueblo, monumento o mirador con el nombre de Pokljuca, sino que es el nombre que recibe el valle, la zona en su conjunto. Es una zona donde se disputan conocidas pruebas de esquí de fondo, con la reconocida prueba internacional de la biatlón de invierno de Pokljuca.

Paisaje en la meseta de Pokljuca
Teníamos que haber parado antes a sacar fotos 🙁

Carretera de montaña digna de anuncio al más puro estilo ‘Me gusta conducir’, con algún que otro bache considerable y multitud de curvas de herradura, donde Izaro se pegó una buena siesta. Hubiéramos podido parar en mil y un sitios para sacar fotografías, es una carretera y paisaje que se presta a ello. Ahora es cuando pronunciamos la mítica frase viajera de ‘Ya volveremos algún día‘. Tras una bajada terrorífica, se desciende hasta la orilla del lago Bled primero, y hasta Bled pueblo, a continuación.

Trayecto Bled – Liubliana en coche

Desde Bled, hemos conducido por autopista hasta Ljubljana (Liubliana en castellano), la bella capital de Eslovenia, sede de nuestro próximo campamento base. Excelente carretera por la que no se tardan ni 45 minutos hasta las afueras de la capital. Lo complicado ha sido encontrar el apartamento, ya que las pasamos canutas para orientarnos y encontrar la salida correcta en el anillo de Ljubljana, un nudo de carreteras que bien podría ser la M-30 de Madrid. Como siempre, Murphy hace que casualidad vayamos con la gasolina al límite, momentos tensos. Menos mal que al final Laura, con un callejero que traía nuestra guía de Eslovenia, ha conseguido orientarse y hemos dado con el apartamento. Las indicaciones que nos había dado nuestra anfitriona eran relativas a nuestra entrada en la capital por otra dirección. En fin Serafín…

Cascada Savica, la cascada más bonita de Eslovenia
Visitar la cascada de Savica

Ya instalados en nuestro nuevo apartamento y campamento base, exhaustos pero con la sensación de haber vivido otro día intenso, el séptimo, de nuestro viaje por Eslovenia. Las maravillas naturales de Eslovenia no dejan de sorprendernos. Por ello, recomendamos encarecidamente visitar la cascada de Savica en el lago Bohinj, un must en los Alpes Julianos.

Terminamos con una curiosa paradoja y reflexión personal sobre Savica, en la que no habíamos caído hasta ahora: ¿es casualidad que la cascada más famosa y bonita de Eslovenia entregue sus aguas al lago más bonito, pero no el más famoso, del país? Crees que nos estamos pasando con esta reflexión? Venga, el debate está servidor, se admiten sugerencias de otras cascadas y lagos de Eslovenia. Sea como fuere, ¿te vas a perder Bohinj-Savica, una combinación turística ganadora, win-win? No, ¿verdad?

Información práctica:

  • La subida no es muy exigente pero no dejan de ser unos cuantos cientos de escalones. Despacito y buena letra, y si hiciera falta, hay bancos y mesas para hacer un descanso.
  • El camino está perfectamente habilitado, pero al haber multitud de escaleras, la cascada no es accesible con silla de ruedas o cochecito/sillita para niños. Se recomienda ir con calzado deportivo o cómodo.
  • Está terminantemente prohibido saltar la verja metálica que impide el paso hasta la poza bajo la cascada.
  • Precio entrada de acceso a la cascada Savica: 2,5 € los adultos, 1,3 € los niños entre 7-14 años. Entrada gratuita para los niños menores de 7 años.
  • La mejor forma de llegar es en coche. Hay un aparcamiento de tierra bastante grande desde donde se accede a la entrada oficial.
  • Bar-restaurante y tienda de souvenirs en la misma explanada del aparcamiento.
  • La excursión a la cascada de Savica es perfectamente realizable en una excursión de día completo al lago Bohinj. Nosotros no pudimos enlazar las dos visitas en un sólo día por mal tiempo.
  • Excursión realizada en Junio del 2014, durante nuestro viaje de 18 días por Eslovenia

SaludoX!

Ah! No olvides que también puedes seguir nuestras aventuras a través de nuestros perfiles en Twitter, Facebook, Google+, Instagram y Pinterest. ¿Mucho estrés? Sí, nosotros también confiamos en que no aparezcan más redes sociales ;-).

Valora el artículo:

2 pensamientos sobre “Slap Savica, la cascada más bonita de Eslovenia”

    1. Buenas Natalia! Hemos seguido parcialmente la incursión que habéis hecho en vuestro viaje por Eslovenia, y sinceramente, nos ha traído unos recuerdos muy pero que muy buenos, ¡qué país, qué poderío de naturaleza!. Eslovenia es y será siempre “nuestro primer gran viaje en familia” :). Por cierto, ¿Kas Naranja o Kas Limón? ¿Lago Bled o Lago Bohinj? La vida está llena de difíciles decisiones ;). Eskerrik asko eta ondo segi, familia!

¡Enhorabuena por llegar hasta el final! Seguro que tienes algo que compartir, aportar o preguntar, ¿a que sí? Déjanos un comentario, ¡es gratis y puede ser de gran ayuda para otros!