Laderas herbosas cubren en verano las pistas de esquí de Kranjska Gora

Ruta (alternativa) de Italia a Eslovenia en coche: Entrada por Kranjska Gora, corazón de los Alpes Julianos

Cuando viajas con niños, los días de tránsito de un sitio a otro suelen ser tediosos y complicados, e inevitablemente, tienden a generar tensión familiar. En nuestro caso, tras haber visitado Venecia durante dos días, tocaba recoger los bártulos y emprender el viaje en coche de Italia a Eslovenia, desde Venecia a Kranjska Gora.

Empezábamos el día 1 de nuestro roadtrip por Eslovenia tomando un autobús de línea que nos llevaría desde Oriago, donde teníamos nuestro apartamento, hasta Piazzale Roma, centro neurálgico y punto de acceso principal a la isla de Venecia. Nos montábamos en un autobús de línea abarrotado, con maletas y silla de paseo, y con un calor insoportable desde primera hora de la mañana. El viaje a Kranjska Gora en Eslovenia, en los Alpes Julianos, iba a ser duro, incluso para el muñeco Pupu.

Eslovenia con niños en coche
Todo el equipaje y ‘cacharrería’ de nuestro viaje a Eslovenia de 18 días

Desde allí, tras esperar un rato, un corto trayecto en cómodo autobús nos llevaba hasta el aeropuerto Marco Polo de Venecia, donde cogíamos el coche de alquiler que habíamos reservado previamente desde España. Había varias discrepancias en la reserva, pero finalmente, salíamos conduciendo un Opel Meriva, de categoría superior a la reservada. Como siempre que hemos cogido un coche de alquiler, montar la sillita de la niña era fuente de muchos problemas y tensión. Es lo que pasa cuando te sacan de tu ‘sillita habitual’ y cuando los viajeros no son precisamente unos ‘manitas’ ;-). Al final, un tipo muy majo de Avis nos echó un cable para montar bien la sillita en el coche, bajo treinta y pico grados de calor pegajoso, ¡menudo cristo y menuda sudada!

Organizar el equipaje y los bártulos en un viaje en coche con niños

Si eras bueno jugando al ‘Tetris’, tendrás mucho terreno ganado al viajar con niños

Íbamos sin navegador, pero habíamos mirado bien cómo ir desde Venecia (Italia) a Eslovenia en Google Maps, habiendo sacado unos pantallazos de la ruta en el móvil. La verdad es que salimos del aeropuerto muy bien, incorporándonos enseguida a la Autopista del Veneto. Esta autopista de pago es la principal puerta de acceso desde Italia a Eslovenia. Es una carretera muy transitada, con bastante tráfico y muchos camiones en ruta hacia países del Este. La entrada más conocida y natural a Eslovenia desde Italia es Trieste, donde se llega por dicha autopista. Nosotros en cambio, si bien a la vuelta del viaje volveríamos por ahí, teníamos otros planes y nos queríamos salir un poco de la ‘norma’.

Ruta para ir en coche desde Italia a Eslovenia por Tarvisio y los Alpes Julianos

Ruta para ir en coche desde Italia a Eslovenia por Tarvisio y los Alpes Julianos

Entre montar la sillita etc., se nos hizo tarde y nos dio la hora de comer de la peque, así que al de poco de tomar la mencionada autopista, nos vimos obligados a parar en un área de servicio con bar y restaurante. A pesar de tener que ‘pelear’ para que la peque comiera en condiciones, que ya estaba pasada de vueltas, nosotros también aprovechamos para comer de pie, y malamente, el típico bocata carísimo de área de servicio.

¿Comer en un área de servicio es también una gastroexperiencia?

¿Comer en un área de servicio es también una gastroexperiencia?

Estaba rico, pero de ‘VIP’, nada…, de nada. Hemos de admitir que la parada nos vino bien, y es que al salir del restaurante, en la entrada de la típica tienda de área de servicio, vimos el famoso cartel anunciador de la viñeta eslovena. Teníamos pensado comprar la pegatina de marras nada más cruzar la frontera con Eslovenia, pero teniendo allí la oportunidad, mejor ir ya curados en salud.

Cartel para comprar la famosa viñeta para circular por las carreteras de Eslovenia en coche

Comprar la famosa viñeta para circular por las carreteras de Eslovenia en coche

Como ya comentamos en la guía de viaje a Eslovenia, siendo nuestro viaje por el país de 18 días, tuvimos que comprar la viñeta para un mes, que cuesta 30 €. Siguiendo con el ‘día super manazas’ que tenía Miguel, sin querer rasgamos la endeble pegatina, pero ahí vino Laura al rescate para pegarla con sumo cuidado en el cristal del coche.

Viñeta para circular en coche por Eslovenia

Viñeta para circular en coche por Eslovenia

Con la tripa llenita, la peque se queda ‘frita’ en el coche antes de llegar a la zona de Palmanova, un punto del Veneto donde la autopista se pide en dos: para la derecha, la autopista A4 continúa dirección Gorizia y Trieste, mientras que la A23 que tomamos nosotros, rola hacia el norte dirección Udine y Austria. Dejamos la ciudad de Udine a la derecha y seguimos siempre por autopista las indicaciones de Austria y Villach, una ciudad austriaca que queda muy cerca tanto de la frontera eslovena como de la italiana. Salimos de la autopista en Tarvisio, último pueblo de Italia que tiene la frontera con Eslovenia a 10 kilómetros, y la de Austria, a otros tantos, sitio estratégico donde los haya. El peaje desde Venecia hasta Tarvisio nos cuesta 15 €, aunque se compensa parcialmente con el paisaje de la zona, ya que desde Udine hasta Tarvisio, el serpenteante trayecto de la carretera, además de excelente, es espectacular, con numerosos túneles que cruzan valles y gargantas calizas, un paisaje que se va tornando muy alpino.

Cómo ir de Italia a Austria y a Eslovenia por la autopista A23

Autopista A23, trazado caro pero cómodo para ir desde Italia a Eslovenia por Tarvisio

Ya por la carretera SS54, cruzamos la frontera a Eslovenia, sin apenas enterarnos. Las fronteras europeas ya no son lo que eran, ¡menos mal!

En otros diez minutos de conducción entre verdes prados y montañas, al más puro estilo ‘Me gusta conducir’, nos damos de bruces con la bucólica localidad de Kranjska Gora. En total han sido 2 horas y cuarto de cómodo trayecto en coche desde Venecia hasta Kranjska Gora (Eslovenia).

Entrada al pueblo y estación de esquí de Kranjska Gora

Entrada al pueblo y estación de esquí de Kranjska Gora

No nos cuesta mucho situarnos en esta pequeña estación de esquí situada en el corazón de los Alpes Julianos, y guiándonos por la hoja de confirmación de la reserva de nuestro alojamiento, localizamos la calle, y al final de todo, los apartamentos Vijolica. Sale a nuestro encuentro Matiaz, el dueño, quien nos comenta muy amablemente que nuestro apartamento está en otro bloque un poco más arriba. No problem.

Nuestro alojamiento y primer campamento base en Eslovenia, en Kranjska Gora

Nuestro alojamiento y primer campamento base en Eslovenia, en Kranjska Gora

Nos enseña dos apartamentos similares en características y nos deja elegir con cuál quedarnos. El apartamento está de cine, muy espacioso y tiene unas vistas y una luz que ya quisiéramos tener en nuestra casa de Eibar.

Apartamentos luminosos y espaciosos, perfecto para descansar

Apartamentos luminosos y espaciosos, perfectos para descansar

Está justo al lado de un telesilla y pista de esquí, que ahora es una gran ladera herbosa. ¡Qué gozada tiene que ser esto en invierno, puedes salir con los esquíes puestos desde casa!

Vistas desde nuestro apartamento sobre la localidad de Kranjska Gora

Vistas desde nuestro apartamento en Kranjska Gora


Tip viajero del día: Si estás buscando alojamiento en Kranjska Gora y te ha gustado el que nosotros utilizamos, te recomendamos reservarlo directamente a través de este blog. A ti no te cuesta nada, y nosotros, ganamos una pequeñísima comisión que nos ayuda a mantener con vida este pequeño gran proyecto. ¡Muchas gracias!

Booking.com


Sin deshacer el equipaje, bajamos en coche, por no subir luego cargados, al supermercado principal del pueblo, de la marca ‘Mercator’. Nuestra primera experiencia en hacer la compra en Eslovenia, ¡qué lío y menudas risas! Especialmente las de las cajeras y el personal de panadería y charcutería, que nos ven intentar descifrar las etiquetas de algunos alimentos en esloveno, entrar y salir de los mismos pasillos en bucle infinito, e Izaro tocando y metiendo en el carro todo lo que no se debe tocar y no necesitamos comprar.

Hacer la compra en un supermercado de Eslovenia, la primera vez

Risas aseguradas al hacer la primera compra en un supermercado de Eslovenia

Habíamos quedado con Matiaz para que a la vuelta del super nos hiciera unas recomendaciones. El tipo, muy enrollado, sobre un viejo pero útil mapa, y viendo que estamos con una niña de 3 años, nos recomienda una serie de excursiones sencillas para realizar en los próximos dos días que estaremos por aquí; son excursiones que no teníamos planificadas y sitios de los que no habíamos oído hablar ni leído en la guía; como veréis en próximos posts, estas excursiones made in Matiaz serán fundamentales para empezar a enamorarnos perdidamente de Eslovenia, Hvala (gracias en esloveno) Matiaz!

La primera cerveza eslovena, premio a un largo día de trayecto

La primera cerveza eslovena, premio a un largo día de trayecto

Tras tomarnos nuestra primera y merecida cerveza eslovena, volvemos al apartamento, donde hay que montar y organizar el que será el campamento base más breve de nuestro paso por Eslovenia; no sin antes tomar unas rápidas fotografías de las impresionantes moles calizas de más de 2000 metros de altitud, que vigilan y rodean Kranjska Gora, ubicado entre verdes prados y tejados empinados.

Laderas herbosas cubren en verano las pistas de esquí de Kranjska Gora

Laderas herbosas cubren en verano las pistas de esquí  de Kranjska Gora

La primera sensación es de paz y tranquilidad, justo lo que necesitábamos después de un corto pero intenso día de viaje en coche desde Italia a Eslovenia, desde Venecia a Kranjska Gora. Con un par de autobuses a nuestras espaldas, 229 kilómetros en coche por carreteras desconocidas y una compra de supermercado encima, ¡estábamos en Eslovenia! Caemos derrotados, especialmente la peque, que ha aguantado el trajín de día como una campeona, ¡bravissimo ragazza! Cenamos en pareja en silencio, sin pensar todavía qué haremos durante el segundo día, pero un cruce de miradas hace presentir que hemos acertado con la zona elegida para nuestro primer campamento base, y también con el alojamiento.

Alpes Julianos Eslovenia Fotos Kranjska Gora
Colosos calizos que se ven desde Kranjska Gora

Apenas llevamos unas horas en Kranjska Gora, en los Alpes Julianos de Eslovenia, pero ya empezamos a percibir que esta zona de montaña eslovena tiene un halo de magia especial.


Si quieres saber qué hicimos finalmente al día siguiente, o por si necesitas ideas sobre qué ver y qué hacer en Kranjska Gora y alrededores, nosotros te recomendamos las siguientes dos excursiones y rutas de senderismo en los Alpes Julianos:


Información práctica:

SaludoX!

Ah! No olvides que también puedes seguir nuestras aventuras a través de nuestros perfiles en Twitter, Facebook, Google+, Instagram y Pinterest. ¿Mucho estrés? Sí, nosotros también confiamos en que no aparezcan más redes sociales ;-).

Valora el artículo:

2 pensamientos sobre “Ruta (alternativa) de Italia a Eslovenia en coche: Entrada por Kranjska Gora, corazón de los Alpes Julianos”

  1. Desde que en un TBM nos mostraron Eslovenia, la tengo anotada para ir, esa panorámica clásica del lago Bled cautiva a cualquiera. Estaré muy al tanto de estas entradas, y tomare notas para un futuro, que eso de viajar con niños parece lejos, pero nunca se sabe… xDD

    ¡Saludotes!

    1. Buenas José Carlos! ¿Y si te decimos que el lago Bled, es bonito y tal, pero que no nos ha sorprendido? Quizás sea porque es la clásica y más exportada imagen de Eslovenia, pero desde luego, Eslovenia tiene parajes naturales infinitamente más bonitos y espectaculares que el archiconocido lago. Intentaremos ir publicando poco a poco el recorrido realizado, y te prometemos que te vas a llevar más de una sorpresa, viajes con niños o no. SaludoX!

¡Enhorabuena por llegar hasta el final! Seguro que tienes algo que compartir, aportar o preguntar, ¿a que sí? Déjanos un comentario, ¡es gratis y puede ser de gran ayuda para otros!