7 grandes motivos para visitar La Rioja en otoño

Hoy nos atrevemos a decir desde nuestra cómoda tribuna viajera que cualquier época del año es ideal para visitar la provincia de La Rioja. Hay que señalar que cada época y estación del año tiene su encanto en la comunidad riojana, pero para nosotros, el otoño en La Rioja, es especial. Quizás estemos influenciados porque tenemos la gran suerte de pasar allí bastantes fines de semana a lo largo del año, pero está claro que la tranquilidad y remanso de paz que allí encontramos siempre que necesitamos desconectar, su habitual clima más benévolo y otras muchas razones personales con las que os podríamos aburrir, hacen que visitar La Rioja en otoño sea una experiencia muy recomendable.

Otoño entre viñedos en La Rioja
Las tonalidades inverosímiles que adquieren los viñedos riojanos en otoño

Por ello, sin más dilación, aquí exponemos brevemente siete razones por las que deberías hacer una escapada a La Rioja en otoño.

Recolección de setas

Otoño es época de setas en La Rioja. Ciertos prados y en especial los bosques riojanos se llenan de todo tipo de especies micológicas, algunas comestibles, algunas sin interés culinario, y otras no comestibles e incluso tóxicas. Los extensos bosques a los pies de la Sierra de la Demanda y de la Sierra de Cameros son prolíficos en especies micológicas, compartiendo frontera y afición con las vecinas tierras de Soria y Burgos. Con el debido conocimiento del terreno y siempre aconsejados por un experto en materia de setas, la recolección de setas o perretxikos como decimos por aquí, es una actividad más que interesante a realizar en otoño en La Rioja, especialmente para aquellas personas que en su tierra de origen no tienen esta posibilidad. Más allá de si cogemos boletus o cantharellus, la experiencia de aprender a diferenciar las especies más básicas, o el simple hecho de caminar por bosques que regalan bellas estampas micológicas en otoño, es una delicia.

Buscar setas en La Rioja
Los bosques de La Rioja se llenan de setas en otoño

Época de vendimia

La vendimia, esa época sagrada en la que comienza el delicado proceso de recolecta de la uva, era hasta hace unos años una época en la que las bodegas y productores vitivinícolas cerraban sus puertas a cal y canto, guardando celosamente su secreto. Hoy en día, si bien se sigue manteniendo cierto celo, son varias las bodegas que permiten visitar sus instalaciones incluso en época de vendimia, pudiendo ver gran parte de la primera etapa de producción del vino, e incluso algunas ofrecen la posibilidad de vivir la experiencia de la vendimia con ellos.

No hay una fecha fija para el comienzo oficial de la vendimia, ya que depende del clima y del consiguiente estado de la uva, pero para hacernos una idea, sirva como fecha orientativa el 12 de Octubre, a veces alguna semana antes, otras veces alguna semana después. Sea uva viura, tempranillo, mazuelo o garnacha, conocer los entresijos de la vendimia en La Rioja es algo que hay que probar una vez en la vida.

Época de vendimia en La Rioja
La vendimia o la recolecta de uva, un momento cumbre en La Rioja

Senderismo otoñal

Aunque los días se van acortando poco a poco, a finales de Septiembre y Octubre, si no sopla mucho viento en zonas descubiertas y las temperaturas son cálidas, alejadas del seco calor veraniego, el otoño riojano suele regalar todavía muchos días de buen tiempo. Estos días, a veces frescos por la mañana, pero en los que en seguida sale el sol, son ideales para pasear o practicar senderismo en La Rioja. Desde rutas señalizadas que circulan entre viñedos, parcelarias totalmente llanas que conectan pequeños pueblos, vías verdes habilitadas, hasta rutas más exigentes en media y alta montaña. En ese sentido, La Rioja ofrece un sinfín de caminos, rutas y senderos que te harán disfrutar de los diferentes paisajes riojanos, ya sea paseando, haciendo trekking, corriendo o practicando BTT.

Senderismo en La Rioja
Otoño es una época ideal para practicar senderismo en La Rioja 

Viñedos multicolor

Una vez los viñedos han entregado su preciado fruto al hombre, según avanza la estación y los días se hacen más cortos, las vides, y especialmente sus hojas, comienzan esa etapa en la que van adquiriendo diferentes tonalidades, tonos amarillos, verdes, rojizos y ocres entre otros, preludio del fin de su ciclo de vida anual.

Viñas y viñedos en otoño en La Rioja
Otoño en La Rioja, la época en la que los viñedos se tiñen de mil y un colores

La fiesta de colores en los viñedos es sin duda uno de nuestros motivos favoritos para visitar La Rioja en otoño, y consideramos normal que este paisaje sin igual esté pujando por convertirse en Patrimonio de la Unesco.Ya sea a ras de los viñedos, o desde algún punto alto desde donde se obtenga una panorámica aérea, el colorido festival que orquestan los viñedos riojanos es digno de contemplar.

Visitar La Rioja en otoño
Viñedos de líneas rectas y aletaorio colorido, así es La Rioja en otoño

Pasear por bosques mágicos

Aunque en su mayoría La Rioja se asocia con una región bastante plana que recorre el serpenteante río Ebro, con tierras muy fértiles y propicias para la agricultura, las zonas de La Rioja Alta y La Rioja Media, especialmente aquellas que lindan con Soria y Burgos, son regiones muy montañosas, donde abundan los bosques de diferente tipo: Hayedos, robledales, castañares, fuerte presencia del acebo, etc. Si no nos equivocamos, uno de los bosques que va desde Ezcaray hasta San Millán de la Cogolla, está catalogado como uno de los más extensos de Europa. Lógicamente, el otoño es la época en la que los bosques lucen por un tiempo sus mejores galas y colores. Por ello, pasear por ellos, sin perderse, se convierte en un auténtico placer para los sentidos, especialmente para la vista.

Bosques en La Rioja
Los extensos bosques de La Rioja lucen sus mejores galas en otoño

Gastronomía riojana

No descubro nada nuevo si hablo de las bondades de la gastronomía riojana. Quizás durante años fue considerada una cocina fuerte, incluso basta, pero como en otros muchos sitios, se ha ido refinando hasta llegar a niveles gastronómicos de alto copete, con un nivel de restaurantes desplegados a lo largo y ancho de la provincia, muy interesante, repletos de buena mano en la cocina. Sigue siendo una cocina muy enraizada, con un amor especial por el producto de la tierra, y en otoño, existe la inigualable oportunidad de degustar productos de temporada como las setas y la caza en muchos restaurantes. Ojo, cuando hablo de gastronomía, no sólo hablo de restaurantes, me refiero también al excelente nivel de pintxos y tapas que tienen muchas barras de bares riojanos.¿Quién no ha oído hablar de la Calle Laurel de Logroño o de ‘La Herradura’ de Haro? Sí amigo, comer bien en La Rioja es tarea bien sencilla.

Cocina de vanguardia en La Rioja, con clara apuesta por el producto autóctono
Cocina de vanguardia en La Rioja, con clara apuesta por el producto autóctono

Vinos de La Rioja

¿Qué sería de La Rioja sin el vino? Es difícil no asociar esos dos nombres, van de la mano, desde que tenemos uso de razón. La Rioja tiene mil y un recursos que explotar, económica y turísticamente hablando, pero está claro que el zumo de las preciadas uvas que crecen en las tierras riojanas es un producto mundialmente conocido, una denominación de origen y marca de reconocido prestigio. Esta última no es una razón temporal o que dependa en concreto de una estación, pero está claro que el otoño también es buena época para visitar bodegas y practicar enoturismo, o simplemente para degustar los excelentes vinos  riojanos, sean tintos, claretes o blancos.

Vinos de La Rioja Alta
El vino, uno de los ejes y motores principales de La Rioja

Se nos ha olvidado mencionar que todas las razones y actividades aquí expuestas son perfectamente realizables en familia, con la garantía riojana de que niños pequeños y no tan pequeños se lo pasarán pipa. ¿Os parecen motivos suficientes para visitar La Rioja en otoño, o creéis que nos hemos olvidado alguno? Y por curiosidad, ¿a cuál de los motivos le daríais vosotros más peso a la hora de decantaros por un hipotético viaje a La Rioja?

Disclaimer: En este post hemos hablado específicamente de La Rioja, tierra por la que sentimos especial debilidad, pero queremos hacer constar en acta que estas razones, al menos en parte, se podrían extrapolar perfectamente a otras regiones de España, y en especial, a la región ‘hermana’ de la Rioja Alavesa, que si bien pertenece a Euskadi, comparte con nota todos y cada uno de estos argumentos, cambiando simplemente las mencionadas montañas riojanas por la escarpada y altiva Sierra Cantabria.

Información práctica:

SaludoX!

Valora el artículo:

¡Enhorabuena por llegar hasta el final! Seguro que tienes algo que compartir, aportar o preguntar, ¿a que sí? Déjanos un comentario, ¡es gratis y puede ser de gran ayuda para otros!